Deportes

Cristiano Ronaldo y Messi: caminos paralelos a la espera del gran clásico español

Si uno recorre media cancha con el balón pegado al pie y marca de fuerte disparo arriba, el otro sortea contrarios desde la línea media y anota de tiro raso ajustado al poste.

El 28 o el 29 de noviembre será el día en el que Real Madrid y Barcelona se enfrenten en el Camp Nou. Hasta ese momento, los dos astros se han retado ya a ver quién hace más goles y más jugadas extraordinarias en un comienzo de temporada que tiene ya a los dos equipos con cuatro triunfos en cuatro partidos como líderes de la Liga española.

El Barcelona ha anotado 14 goles en cuatro encuentros. El Real Madrid, 13. El Barcelona encajó tres. El Real Madrid, dos. Messi marcó cinco goles. Cristiano, otros cinco. El sueco Zlatan Ibrahimovic es el primer jugador del Barcelona que marca en sus cuatro primeros partidos como azulgrana. Cristiano Ronaldo es el mejor debutante en la historia del cuadro "merengue".

"Mi meta no es Messi, sino lograr lo máximo que pueda en cada partido con el Real Madrid", dijo Ronaldo tras marcar en el triunfo por 2-0 sobre el Villarreal un tanto tan espectacular como el que logró Messi 24 horas antes ante el Racing.

El portugués, eclipsado por el argentino en la final de la Liga de Campeones del 27 de mayo entre el Barcelona y el Manchester United, quiere darle la vuelta a la historia, aunque sabe que Messi es el gran candidato para ganar en diciembre el Balón de Oro.

Quizás para eso ya llegue tarde Ronaldo, pero no para demostrar por qué es el fichaje más caro de la historia del fútbol. Ante el dinero invertido por el Real Madrid, el jugador está respondiendo con goles. A los cinco de Liga, hay que sumarle dos más en la Liga de Campeones.

"Cristiano busca siempre el máximo tanto a nivel personal como a nivel profesional y sabe que lo más importante es el equipo", dijo hoy Pepe sobre su compañero de selección en Portugal.

Cristiano ya tiene en el bolsillo a sus compañero, a la afición y al gran capitán del equipo, el veterano Raúl, a quien le une una buena amistad. Con él se abrazó tras marcar el tanto en Villarreal.

Saberse ganar a un peso pesado del vestuario como Raúl es un movimiento inteligente del portugués. El capitán, con gran poder, no tuvo buena relación por ejemplo con el Ronaldo brasileño en la primera época de los "galácticos".

También se ha ganado a su técnico, el chileno Manuel Pellegrini, que rechazó que Messi levante el ánimo competidor de Cristiano: "Se estimula por su gran categoría, cuando está dentro de la cancha quiere ser útil para el equipo y quiere demostrar su calidad, lo que ha podido hacer y nos viene muy bien".

Mientras en Madrid, el grupo y el técnico aclaman a la estrella, en Barcelona es el "crack" el que loa al equipo y a su entrenador, Josep Guardiola.

"El año pasado, el míster ya me dio la libertad de elegir donde mejor me sentía, por el medio o por fuera. Me gusta tirarme al medio y juntarme con los del centro y tocar la pelota. Me siento muy bien así", reconoció Messi el miércoles.

La Liga ya es un mano a mano entre Barcelona y Real Madrid, entre Messi y Cristiano, aunque hasta que llegue el choque el 28 de noviembre, el duelo es a distancia, en paralelo.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|19:01
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|19:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes