Deportes

Después de 10 años de éxitos, llegó la crisis a Boca

Eliminado de la Copa Sudamericana en la primera rueda y lejos de la punta del Apertura y la clasificación a la Libertadores 2010, Boca Juniors atraviesa un momento de plena incertidumbre.

Los tiempos plagados de éxitos parecen haber concluido en la Ribera. Al primer semestre del año, vacío de títulos luego de la última estrella, el Apertura 2008 ganado a través de un triangular desempate con San Lorenzo y Tigre, le sigue un comienzo de temporada 2009/10 absolutamente impensado.

Cuando la llegada al club de Alfio Basile parecía traer consigo la repetición de los logros de su primer ciclo, con cinco títulos sobre cinco posibles, a dos meses de su reasunción el balance arroja la eliminación de la Copa Sudamericana en primera rueda a manos de Vélez y la ubicación a ocho unidades de la punta del Apertura con sólo cinco fechas disputadas.

Con seis Libertadores en el palmarés, de las cuales ganó cuatro en los últimos nueve años, el máximo certamen americano es siempre el principal objetivo de Boca.

Pero como la consagración en el Apertura 2009, que le daría el acceso directo al torneo continental, suena prácticamente imposible, hay que apelar a la clasificación a través de la tabla anual, en la que el panorama también es muy complicado.

Boca marcha 15to. entre 20 equipos y se ubica a 11 puntos del pasaje al repechaje de la Copa Libertadores 2010, con un equipo que ganó apenas un partido oficial en el segundo semestre y que, contrariando a la historia, no fue capaz de salir airoso de la mítica Bombonera.

Más allá de eventuales divisiones en el plantel, de cambios negativos en el manejo institucional, existe una explicación puramente futbolística, relacionada con la conformación del plantel y la táctica del equipo.

Además de los flojos rendimientos individuales, hay puestos de jugadores que son impropios del 4-3-1-2, marca registrada de Basile. Gary Medel es un futbolista de posición central , ya sea de zaguero o de mediocampista, mientras que la convivencia en cancha con Juan Román Riquelme sacrificó a Federico Insúa a un ida y vuelta por el carril para el que no está preparado.

Mientras se debate sobre la continuidad de Basile luego del 2-3 con Godoy Cruz, Boca afronta con pesar haber dejado atrás una década gloriosa, iniciada con Carlos Bianchi en la dirección técnica en julio de 1998.

Con el actual manager de la institución sentado en el banco, en su primer ciclo, Boca ganó el Apertura en 1998 y 2000; el Clausura en 1999; la Copa Libertadores en 2000 y 2001 y la Copa Europeo-Sudamericana en 2000.

Luego de la sequía en la era Tabárez en 2002, Bianchi volvió en enero de 2003 y conquistó otros tres títulos: la Copa Libertadores, la Europeo-Sudamericana y el Apertura en ese año.

La sorpresiva salida de Bianchi en julio de 2004, días después de haber perdido la final de la Copa Libertadores ante Once Caldas, antecedió a la frustrante llegada de Miguel Angel Brindisi, con renuncia en pleno vestuario visitante del Monumental en el Apertura 2004.

A Brindisi lo sucedió Jorge ‘Chino’ Benítez, con la obtención de la Copa Sudamericana 2004, mientras que el ‘Coco’ Basile aportó la Sudamericana, la Recopa y el Apertura en 2005 y el Clausura y la Recopa en 2006.

Después del frustrante paso de Ricardo La Volpe, Miguel Angel Russo obtuvo la Copa Libertadores 2007, y Carlos Ischia ganó la Recopa y el Apertura en 2008.

Salvo Oscar Tabárez, Brindisi y La Volpe, cada ciclo desde el segundo semestre de 1998 aportó un título. Basile inició su segunda etapa en la Ribera con el pie izquierdo, a tal punto que, mirando hacia atrás, puede afirmarse que la esforzada vuelta olímpica en el Apertura 2008 cerró la etapa más brillante en la historia de Boca.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|07:17
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|07:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016