Impulsan que la propina sea "obligatoria"

Si bien se trata de una "ley social" instalada hace más de 30 años, la idea del proyecto es que los consumidores deban dejar el 10 por ciento del importe total por el servicio de los mozos.

Los senadores justicialistas puntanos Adolfo Rodríguez Saá y Liliana Negre de  Alonso presentarán un proyecto de ley que pretende
hacer "obligatorio" el pago de propina a los mozos de bares y  restaurantes.  Si bien se trata de una "ley social" instalada hace más de 30
años, la idea del proyecto es que los consumidores deban dejar  el 10 por ciento del importe total por el servicio de los mozos.

 En un principio, sólo estarían incluidos los mozos que atienden en las mesas, exceptúa de la propina obligatoria a aquellas consumiciones inferiores a los 10 pesos y prohíbe que el monto obtenido por el trabajador sufra algún descuento.  La institución social del pago de propina nació en 1976, cuando se eliminó el laudo gastronómico que garantizaba a todos los trabajadores una comisión no inferior al 10% de la
facturación bruta del establecimiento.

El proyecto ya generó declaraciones encontradas, porque si bien de un lado aseguran que "es una buena manera de reforzar el alicaído salario de los mozos", existe el miedo de que los servidores dejen de cumplir su labor de buena manera.  Así lo expresó el presidente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (Ahrcc), Luis María Peña, quien consideró la medida como "un sinsentido y un disparate".

"Esto ya se intentó hace dos años y fracasó. La propina es una gratificación por un buen servicio. Obligar al cliente a pagar el 10% extra tanto si te atienden bien o como si lo hacen mal, es una invitación a que te atiendan mal", dijo en declaraciones a un matutino porteño. "El mozo trabaja para la propina, no va a ser tonto de ir en contra de su labor. Puede esmerarse para que le dejen un poco más. Para ellos la propina representa mucho; a veces les puede llegar a duplicar el salario básico", respondió por su parte un propietario de un restó de cocina italiana de Belgrano.

Además, Peña explicó que esta medida podría "desalentar la inversión y el consumo". Los mozos también tomaron opinión sobre el tema y se
entusiasmaron con la medida. "Me parece bien. Raras veces la gente deja el 10% de propina, en general no supera el 7 por ciento. Para un mozo la propina es vital, es una parte muy importante de su salario", expresó un empleado de un restaurante de Puerto Madero.

Y, como era de esperarse, los clientes tampoco abonaron la idea de establecer una suma fija como propina. Una ejecutiva que almuerza generalmente en Puerto Madero dijo: "No estoy de acuerdo. Yo sólo dejo propina cuando me brindan un buen servicio. El mozo argentino, en general, no es profesional y la atención muchas veces es deficiente".
Opiniones (2)
16 de agosto de 2017 | 10:38
3
ERROR
16 de agosto de 2017 | 10:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. LA PROPINA DEBE SER UN ESTIMULO PARA UNA MEJOR ATENCION, SE DEBE GANAR EXCLUSIVAMENTE CON UNA BUENA O MUY BUENA ATENCION AL CLIENTE, QUE HAGA QUE EL MISMO RECOMPENSE A QUIEN LO ATENDIÓ VINCULADO A COMO SE SINTIÓ ATENDIDO . LA OBLIGACION IMPLICARIA UN PREMIO A QUIEN TAL VEZ NO SE LO HA GANADO . EL ESFUERZO FORMA PARTE DE LA CULTURA DEL TRABAJO.
    2
  2. se está incendiando y estos pelotudos en vez de legislar en cosas útiles pierden el tiempo, habría que investigar que motivos mueven a estos personajes para elaborar leyes que no aportan anda.
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
EE.UU.: Violencia y caos en Charlottesville
14 de Agosto de 2017
EE.UU.: Violencia y caos en Charlottesville