Deportes

La interna de River se calentó y Ortega le dio duro a Fabbiani

La eliminación de River en la Copa Sudamericana profundizó las diferencias entre algunos jugadores e incluso con el entrenador Néstor Gorosito y el primero en salir a disparar fue el atacante Ariel Ortega, uno de los referentes del plantel.

El "Burrito" lamentó este presente futbolístico del equipo y sin nombrarlo le pegó duro al delantero Cristian Fabbiani, como lo hizo hace dos meses el enganche Marcelo Gallardo, otro de los jugadores con mayor experiencia en el elenco de Núñez.

"Cuando entrás a la cancha tenés que correr. De boquilla no se puede jugar al fútbol. Hay que ponerse las pilas, hay que correr y sentir la camiseta. Acá hablamos mucho y hacemos poco", fustigó el "Burrito".

De esta manera, quedó evidenciada las diferencias que varios integrantes del plantel tienen con el "Ogro", quien cobró gran repercusióin mediática en el ambiente farandulero tras su casamiento con la vedette Victoria Vanucci y su belicosa relación con la madre de su hija Uma, la modelo Amalia Granata.

Todas estas situaciones no cayeron para nada bien ni entre jugadores y cuerpo técnico ni en la dirigencia, aunque Fabián sigue como titular debido a la escasez de delanteros de jerarquía que hay en el plantel "millonario".

Gallardo ya había comentado hace unos meses que había que "jugar más y hablar menos", y ahora se sumó el "Burrito" a los cuestionamientos.

Por su parte, Gorosito hizo una autocrítica sobre el presente del equipo y tras la eliminación con Lanús sostuvo que "ya se transforma en un sufrimiento que no es bueno para nadie", en alusión a aquellos que especulan con su renuncia.

"Pipo" tiene contrato con la entidad hasta diciembre y según señalaron desde la dirigencia no tienen pensado echarlo, aunque aclararon que no lo detendrán si decide rescindir el vínculo, algo que por el momento no va a hacer.

"Este es un momento de transición en River y Gorosito lo sabe, por eso está él y nosotros no lo vamos a echar", indicó un dirigente de peso en declaraciones a Noticias Argentinas.

Sin embargo, al DT se le está complicando también el manejo con los futbolistas, los cuales en muchos casos se quejan por la falta de explicaciones que les da cuando tiene que sacarlos de la titularidad o por los constantes cambios que hace para armar el equipo, algo que genera incertidumbre e impide ganar confianza.

Además, el plantel está enojado por la decisión del técnico de poner como titular al arquero Nicolás Navarro en lugar de Daniel Vega, quien tenía el respaldo absoluto de todos los futbolistas.

Gorosito reconoció que su mensaje no está llegando como quiere a los jugadores, pero aclaró que no piensa renunciar.

"No se me cruza renunciar, pero ya se transforma en un sufrimiento que no es bueno para nadie. Sí me preocupa no poderle llegar al jugador, no se por qué, nos cuesta llegarles. Algo no está faltando, en algo estamos fallando", explicó en declaraciones formuladas a la prensa tras la práctica del viernes.

El entrenador "millonario" se contradijo a la hora de hablar sobre las responsabilidades por este flojo presente futbolístico.

Primero sostuvo que prefiere "cargar con toda la culpa" que le corresponde "y no pasarles toda la responsabilidad a los chicos". "Ni loco voy a hablar mal de los jugadores", añadió.

Sin embargo, después agregó otra frase que generó el desconcierto al remarcar que "las responsabilidades son compartidas".

Sobre la situación de Fabbiani, quien hace unos días dijo que lo perjudicaba jugar como centrodelantero y que no quería jugar más en esa posición, "Pipo" negó que el "Ogro" le haya comentado ese malestar.

"El Tanque jugó siempre en esa posición. A mí no me ha comunicado que no quiera jugar ahí y nosotros les decimos que tiene la obligación de llegar al área", precisó.

Asimismo, se quejó por la decisión del árbitro del partido del jueves con Lanús, Federico Beligoy, de no cobrar un penal sobre Ortega.

"El penal fue penal, Beligoy le dijo que chocó pero no lo hizo queriendo. Pero ya está y ahora la única fórmula para callar las críticas es jugar mejor y conseguir resultados".

Por último, se refirió a los carteles que mostraron durante el partido los hinchas de Lanús, quienes no guardan el mejor recuerdo del paso de Gorosito por la entidad ni por sus comentarios una vez que no dirigió más al equipo, cuando señaló que en el Sur del conurbano "el 70 por ciento de los hinchas son de Banfield", clásico rival del "Granate".

"Los carteles no me modifican en nada. Debo ser demasiado importante para que la gente de Lanús se ocupe de mí. Uno sabe cuando la crítica es de buena leche y cuando es de mala leche", concluyó.
En Imágenes