El 80% de los argentinos no controla su presión arterial

Es uno de los datos resultantes, y resumidos en las nuevas guías, del Consenso Latinoamericano elaborado por expertos en hipertensión, cardiología, epidemiología y diabetes. Además, de los 10 millones de hipertensos sólo el 18% controla adecuadamente su presión. La OSM asegura que las enfermedades cardiovasculares, provocadas por la hipertensión, serán la principal causa de muerte de 20 millones de personas en los próximos cinco años.

Según se indicó en las nuevas guías del Consenso Latinoamericano elaborados por expertos en hipertensión, cardiología, epidemiología y diabetes, sólo uno de cada cinco argentinos tiene bien controlada su presión arterial y estiman que alrededor del 18 por ciento de los pacientes con presión arterial elevada logra controlarla adecuadamente.

A nivel mundial, la mitad de la población masculina de los hombres y el 55 por ciento de las mujeres de entre 55 y 64 años de edad tiene su presión arterial elevada y se constituye en el principal factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares. Las que, según la Organización Mundial de la Salud, será la causa de muerte de, al menos, 20 millones de personas dentro de 5 años.

Los daños cerebrales (accidente cerebrovascular, hemiplejia y demencia vascular), al corazón (insuficiencia cardíaca y enfermedad coronaria) y al riñón  (insuficiencia renal progresiva), se encuentran entre las principales consecuencias de la hipertensión arterial. Además, puede provocar ceguera en diabéticos, a causa de daños a la retina, y eventos cardiovasculares, por el aumento del tamaño de las arterias.

"Hay 10 millones de hipertensos, pero sólo 1.800.000 están controlados", aseguró el especialista Gabriel Waisman, jefe del Servicio de Clínica Médica y jefe de la Sección de Hipertensión Arterial del Hospital Italiano, además admitió que la presión arterial debe comenzar a controlarse "desde la infancia" e indicó que "las mujeres consultan siempre antes que los hombres".

La hipertensión es una enfermedad de la pared arterial caracterizada por un aumento de su espesor con cambios en su estructura y una elevación anormal de la presión de la sangre dentro de las arterias. Una persona padece hipertensión arterial cuando después de controles reiterados de la presión, ésta es igual o mayor de 140/90 milímetros de mercurio (mm Hg) ó "14/9".

Al ser asintomática y no presentar complicaciones durante años, Waisman advierte que "la única manera de evitar el subdiagnóstico es la toma sistemática y periódica de la presión arterial. Desde la infancia debe medírsela, sobre todo ante la existencia de antecedentes en la familia".

Opiniones (0)
22 de septiembre de 2017 | 13:23
1
ERROR
22 de septiembre de 2017 | 13:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'