Deportes

Despidieron al DT del probable rival de la Selección

La federación costarricense de fútbol destituyó a Rodrigo Kenton del cargo de entrenador de la selección de ese país, que si hoy fueran las instancias decisivas de las eliminatorias enfrentaría a la Argentina en un repechaje.

Costa Rica vive lo que ya parece una tradición en cada eliminatoria mundialista: ruedan las cabezas de los entrenadores apenas los resultados se tornan adversos.

Y la historia se repite en el duro camino en la lucha por la búsqueda de un boleto para el Mundial de sudáfrica 2010.

El hasta hace poco casi "héroe" nacional Rodrigo Kenton, quien colocó a Costa Rica en el liderato del hexagonal final eliminatorio de la zona de la Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe de fútbol (Concacaf), fue despedido el lunes debido a los malos resultados de los últimos tres juegos eliminatorios.

A sólo dos partidos del final de la fase eliminatoria de la Concacaf, la Federación Costarricense de Fútbol corre en busca de un nuevo director técnico.

La novela "Kenton" es sólo un cambio de título de otras anteriores. El destituido timonel había reemplazado hace 13 meses al ex internacional Hernán Medford, quien sucumbió apenas iniciado el camino hacia Sudáfrica.

Kenton había ganado la admiración de todos, Federación, prensa e hinchada, al ganar 12 de 15 puntos posibles en la primera fase del hexagonal. Mejor imposible.

El seleccionado llegó al cierre del hexagonal casi con un boleto en el bolsillo. Pero goleado por Honduras 4-0, México 3-0 y derrotado el miércoles 1-0 el pasado 9 de septiembre por El Salvador, cayó al cuarto puesto, colocándose en la peligrosa línea del repechaje.

Cero puntos de nueve en disputa. Peor imposible.

En el pasado reciente la situación fue muy similar. En el camino quedaron entrenadores como los colombianos Francisco Maturana, Jorge Pinto y el estadounidense Steve Sampson.

La factura también la pagó el brasileño nacionalizado Alexandre Guimaraes, tras conducir al seleccionado al Mundial de Alemania, para dar paso a Medford y luego a Kenton. Ahora la designación del próximo técnico es esperada en el país.

"El mismo culebrón del fútbol tico", comentaba este martes un taxista en San José.

Costa Rica llega obligada, si quiere seguir aspirando a lograr un boleto para Sudáfrica, a vencer en casa a Trinidad y Tobago el 10 de octubre y también a Estados Unidos, de visita, en una cancha casi inexpugnable, cuatro días más tarde.

Y todo a menos de un mes para arrancar un nuevo proceso. Nada de esto es novedad, la misma ruta en eliminatorias anteriores, pese a lo cual los "ticos" ya cuentan con tres nada despreciables participaciones en mundiales: Italia 1990, Corea y Japón 2002 y Alemania 2006.

En esta ocasión el sueño parece lejano, mas nada está escrito. Sólo una tarea está pendiente: de nuevo a Costa Rica le urge un timonel para su seleccionado nacional de fútbol.

El repechaje parece más cerca que un boleto directo, con El Salvador que podría hacer un milagro y un rival en la repesca que como pinta el panorama podría ser la Argentina de Lionel Messi.
En Imágenes