Deportes

Yo lo sabía, Del Potro alzaba la Copa en New York

La noche previa a la final del US.Open soñé que Juan Martín Del Potro alzaba la copa de Campeón del Abierto de los EE.UU .

Hoy 14 se setiembre de 2009, día histórico si los hay, me levanté contento, había soñado con Del Potro Campeón, si yo mismo me sentía raro, me pregunté será premonitorio, Dios quiera, pero enfrente estaba el mejor de la historia, Roger Federer.

No compartí con nadie mi sueño, ni siquiera se lo dije a mi mujer, quise guardarme esa espera hasta el partido, tenía la esperanza que mi sueño se hiciera realidad.

El match comenzó a las cinco de la tarde, no pude llegar a esa hora por hacer algunos trámites, recién lo pude empezar a ver cuando terminaba el primer set, en este caso favorable a “Rogelio” Federer.

Inmediatamente me acomodé en el sillón y comence a vivir el partido punto a punto. Fueron tres horas y pico de partido, la tensión cada vez era mayor, la alegría empezó cuando la torre de Tandil ganó el segundo set, muy peleado por cierto.

El tercer set fue de Federer, pero Del Potro invitaba a hacer realidad los sueños. Cuando comenzaba el cuarto set llamé a mi padre, fanático del tenis y del tenista suizo, pero el no es muy optimista que digamos y me dice “ Lo veo cansado a Del Potro, ayer con Nadal estaba hecho una lechuga” ja,ja , claro le dije el encuentro de hoy era mucho mas parejo, los tenistas se daban palo y palo, los dos tienen un saque impresionante, con una potencia poco común.

Mi respuesta no se hizo esperar le dije al viejo “hace una cosa, cambía de canal, no veas el partido” queriéndole decir a el que era un poco yeta, se despidió con un “que tonto que sos” ja,ja.

El 7 a 6 en tie-breck fue infartante, Juan Martín dejó todo, porque si lo ganaba el suizo se terminaba todo. Había igualdad en sets, ahora quedaban 2 a 2 y había que definir el partido en el último set.

Le tuve fe a la mentalidad ganadora del tandilense y cuando se pusó tres games a 0 interiormente me invadía una sensación de alegría inmensa, el sueño estaba a punto de hacerse realidad.

En eso llegó mi madre la cual no entiende mucho de deportes pero cuando hay compite un argentino ella se prende al TV como nadie. Yo estaba a punto de contarle mi sueño pero quise esperar el final de la contienda.

Cuando se le fue a Federer la última bola y el argentino 5 del mundo se tiró al piso para emocionarse y festejar, ahí me descargué y lance un grito de “vamos Del Potro carajo”.

En realidad ya había le había gritado al televisor varias veces, alentando al tenista argentino como si el me pudiese escuchar, por momentos pensé que estaba loco pero me tranquilizó pensar que un montón de argentinos estaríann en la misma que yo, gritando como locos.

Recién ahí fue que le comenté el sueño a mi madre, ella me miraba como si la hazaña de ganar el US Open la hubiera realizado yo, ahí llamé inmediatamente a mi padre y le dije “ lo viste, no estaba cansado viejo, que vas a decir?” pero el es argentino y me contestó que sentía muy contento y que Del Potro se convirtió en un grande”, por supuesto también tuvo unas palabras para su admirado “Rogelio”, dijo “ que raro verlo a el de perdedor”.

Y sí, mi sueño se hizo realidad y ahora que está concluyendo el día y después de ver los festejos en Tandil y seguramente en todo el país, me lancé  a escribir porque quería compartir con ustedes las sensaciones de un día agitado que terminó con la alegría deportiva mas importante del año.


 
Opiniones (1)
8 de Diciembre de 2016|22:35
2
ERROR
8 de Diciembre de 2016|22:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Tan pichoncito! Me emocionó su juego, las entrañas al aire. Al principio respetó excesivamente a Federer. No es para menos, pero después se largó a jugar siguiendo su sueño. Una maravilla. Federer, gran perdedor, un duque, como siempre.
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic