Deportes

Una victoria gigante que conmueve al mundo del tenis

Del Potro, a nueve días de cumplir 21 años, completó hoy un salto de gigante, al vencer a Federer, que llevaba cinco títulos consecutivos en Nueva York y ante el que hasta ahora siempre había caído, seis veces.

A las 20:25 horas de Nueva York, dos "gigantes" se desplomaron al unísono en el estadio Arthur Ashe. Los 198 centímetros de Juan Martín Del Potro se dejaron caer sobre la cancha azul, boca arriba, llorando la gloria alcanzada. A unos metros de él, Roger Federer, quizá el mejor de la historia, sufría un gran golpe, el final de su reinado de cinco años en el US Open.

"Siempre fue mi sueño ganar este torneo, mi favorito", repitió como un mantra el argentino Del Potro durante estas dos últimas semanas. Hoy, 14 de septiembre convirtió su deseo en realidad con una victoria impactante, tras remontar dos veces y forzar un quinto set ante el hombre dueño de 15 títulos de Grand Slam y con una serie de 40 victorias consecutivas sobre el cemento de Flushing Meadows.

Del Potro, a nueve días de cumplir 21 años, completó hoy un salto de gigante, al vencer al suizo que llevaba cinco títulos consecutivos en Nueva York y ante el que hasta ahora siempre había caído, seis veces. Logró su victoria ante la mirada de Guillermo Vilas, el único argentino y el último sudamericano varón en ganar el Abierto de Estados Unidos, en 1977.

Del Potro comenzó a jugar a los siete años bajo la mirada de ese incansable generador de talentos de su ciudad natal de Tandil, Marcelo Gómez. Más adelante tendría como entrenador a Eduardo Infantino, pero su verdadero salto lo dio de la mano de Franco Davin, el coach que condujo a Gastón Gaudio al título de Roland Garros 2004.

"Todos los Grand Slams son muy difíciles, pero no creo que él esté por debajo de los que están jugando, él juega con chances de ganar con todos; después, en el partido, pueden pasar un montón de cosas, pero yo lo veo bien, éste puede ser el momento", había pronosticado con acierto Davin hace un par de días.

Davin se hizo cargo de Del Potro en marzo de 2008, cuando la "torre" estaba en el puesto 59 del ranking. Mañana habrá recuperado el número cinco del mundo, que ya había ostentado previamente este año durante algunas semanas. Hoy se llevó un cheque de 1.850.000 dólares y un auto de uno de los patrocinadores del torneo, además de la admiración del mundo entero.

En la gira norteamericanna del año pasado, Del Potro arrasó con cuatro torneos al hilo (Washington, Los Angeles, Kitzbühel y Stuttgart) y en el US Open alcanzó cuartos. Este año sumó otras dos coronas, en Auckland y en Washington de nuevo. Seis trofeos en sus vitrinas, pero ni siquiera un Masters Series antes de capturar su primer "grande", lógicamente en la superficie que más le gusta y en la que mejor juega, el cemento, pese a la predilección habitual de los argentinos por el polvo de ladrillo.

En la casa de la familia de Juan Martín se respiraba deporte, ya que su padre, de profesión veterinario, fue jugador de rugby. Su madre es maestra. Tiene una hermana menor de nombre Julieta, y otra que falleció y a la cual agradece después de cada victoria, cuando mira al cielo y se persigna.

Fanático de Boca Juniors, Del Potro asegura que de no haber sido tenista se hubiera dedicado a la arquitectura. También tiene lógica, desde su altura y en la ciudad de los rascacielos, "Delpo" construyó su victoria más notable y destruyó la ambición de Federer de gritar campeón por sexta vez consecutiva en un torneo en que se siente como en su casa.

"No entiendo nada todavía", afirmó con los ojos todavía brillosos por la novedad de ser el campeón 2009 del US Open, nuevo "rey" de Nueva York.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó10/10
Opiniones (2)
3 de Diciembre de 2016|03:54
3
ERROR
3 de Diciembre de 2016|03:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. eso es traspirar la camiseta, lo entregó todo por un imposible y se le dió!!!!felicitaciones por no bajar los brazos nunca!!!!!!!!!!!
    2
  2. Así de simple, un gran partido, empezando mal y terminando excelente. Un sueño hecho realidad, ganando un Gran Slam y a la vez venciendo a el más grande de todos los tiempos, su ídolo Roger Federer. De nuevo, felicitaciones.
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016