Deportes

Del Potro, la promesa que se convirtió en realidad

De aquel pequeño gigante que con 15 años imponía su potencia desde Tandil hacia los primeros futures en la Argentina y Latinoamerica no queda mucho, porque su juego, su mentalidad y sobre todo su fortaleza experimentó una curva ascendente en apenas cinco años que es difícil de explicar.

Juan Martín del Potro hizo realidad uno de sus máximos sueños, al coronarse campeón del Abierto de los Estados Unidos tras derrotar al número uno del mundo, el suizo Roger Feder, por 3-6, 7-6 (7/5), 4-6, 7-6 (7/4), 6-2 en más de cuatro horas de titánico partido disputado en el mítico estadio Arthur Ashe.

De aquel pequeño gigante que con 15 años imponía su potencia desde Tandil hacia los primeros futures en la Argentina y Latinoamerica no queda mucho.

Esas piernas flacas, el pelo revuelto y la altura que apenas creció en algunos centímetros son las partes distintivas, porque su juego, su mentalidad y sobre todo su fortaleza experimentó una curva ascendente en apenas cinco años que es difícil de explicar.

Sólo la creencia en sus condiciones y la correcta elección de sus equipos de trabajo para las distintas etapas del aprendizaje de un joven que pensaba en grande fueron la combinación ideal.

El "Negro" Marcelo Gómez fue el primero en tomarlo de la mano, el que le puso la raqueta como arma para defenderse de los más poderosos y confiar en sí mismo.

"Me siento una pequeña parte de todo esto que está viviendo Juan Martín, esperemos que esto sea solo el comienzo", dijo Gómez consumada la hazaña en cinco sets ante Roger Federer.

El Club Independiente fue el escenario donde las primeras frustaciones se gestaron y donde el sueño de toda su vida -que concretó hoy- empezó a pelear con la almohada por las noches.

Eduardo Infantino fue el coach con quien se consolidó en los torneos de ATP, después de su debut en 2006 en Viña del Mar, donde consiguió su primer triunfo ante Albert Portas.

Un año antes "Palito", "Enano" o su apodo más conocido "La Torres de Tandil" se había convertido en el jugador más joven en terminar dentro de los 200 primeros del ranking, y, un año después, en el más joven de los top 100.

Eso valió para que a este adolescente nacido el 23 de septiembre de 1988 e hijo de Daniel y Patricia sea catalogado como la máxima promesa del tenis nacional.

Sus piernas flacas seguían subiendo peldaños en la escalera de la gloria, a pesar de que un par de frustraciones y las lesiones complicaban su trayecto.

Su hermana Julieta fue la beneficiaria inicial de la dinastía "Delpo", cuando recibió el súper convertible que vino como premio tras su primer título ATP en Stuttgart, en julio de 2008.

Apenas unos meses antes había cambiado otra vez de rumbo. Con el "mágico" Franco Davin en el banco, las mejores de Del Potro comenzaron a verse en el segundo semestre del año pasado.

Luego de su vuelta al equipo de Copa Davis -había debutado en 2007-, el tandilense desplazó a David Nalbandian como número uno de Argentina y empezó a creer aún más en su juego.

La coronación de un 2008 de ensueño se esfumó con la derrota en Mar del Plata y la Ensaladera de Plata que se perdió en medio de rumores de peleas y encontronazos entre los jugadores.

Sin embargo, eso no no hizo mella en el ánimo de Juan Martín, que tomó una decisión en su momento polémica, pero que hoy ve sus frutos: no participar de la primera serie de la Davis esta temporada para prepararse en canchas rápidas.

Hoy, esa determinación dio sus frutos: Del Potro cumplió su sueño y el de toda una ciudad, que se convirtió en la capital del tenis mundial, para escribir una nueva página en la historia del deporte argentino.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|01:04
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|01:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016