Deportes

Brawn no interferirá en la pelea por el título entre Button y Barrichello

El jefe de la escudería de F1, Ross Brawn, cree que la lucha por el título entre el británico y el brasileño durará hasta el final y asegura: "cualquier intento de control acabará en fracaso. Ya dijimos que no daríamos preferencia hasta que para uno de ellos sea imposible ganar".

Ross Brawn, jefe de la escudería de Fórmula 1 que lleva su mismo nombre, cree que la lucha por el título de campeón del mundo entre sus dos pilotos, el británico Jenson Button y el brasileño Rubens Barrichello, durará hasta el final y asegura que será libre, sin interferencias del equipo.

"Cualquier intento de control acabará en fracaso. Ya dijimos que no daríamos preferencia hasta que para uno de ellos sea imposible ganar y creo que eso no sucederá hasta la última carrera", dijo Brawn después de que el domingo en el Gran Premio de Italia sus pupilos lograran un doblete con el que dejó en una lucha interna la batalla por el título.

"Todo está abierto, sobre la mesa. Llevan años cooperando y continúan haciéndolo. Comparten la información y los ingenieros son buenos amigos. Están tratando de ganarse con un espíritu sano y nosotros debemos asegurar que se mantenga", dijo Brawn, eludiendo cualquier conflicto interno a falta de las últimas cuatro carreras. Button es líder con 14 puntos de ventaja sobre Barrichello.

"Rubens no tiene nada que perder en realidad, así que se puede permitirse ser un poco más agresivo, y Jenson va a estar pensando más en sumar puntos. Es natural en esta situación", explicó Brawn. En las últimas carreras, Barrichello le ha recortado muchos puntos a Button, que en Italia regresó a un podio cuatro meses después.

En Monza quedó fuera de combate Red Bull. El australiano Mark Webber se retiró a principio de la carrera y el alemán Sebastian Vettel apenas fue octavo. "Ha sido como una patada en el trasero", graficó Vettel, tercero en el campeonato pero ya a 26 puntos de Button.

"Creo que la decisión del título estará entre nosotros", admitió Barrichello sobre la lucha entre los "Brawnies", que dieron un golpe también en la clasificación de constructores con el pleno de 18 puntos en Monza: suman 146 unidades por las 105,5 de Red Bull.

El jefe del equipo de la bebida energética, Christian Horner, espera aún un giro. "En este campeonato ha habido ya muchos cambios. No está decidido aún, no abandonamos, seguiremos luchando", señaló el británico, que admitió que la de Italia fue "la peor actuación" de su equipo en la temporada.

El director técnico de Red Bull, Helmut Marko, criticó a Renault, el proveedor de motores. "Para ganar el título todo tiene que funcionar: el coche, el piloto, el motor. Y el motor no nos está funcionando".

El propietario de la escudería, Dietrich Mateschitz, también habló de una "inferioridad de motores".

Mientras, Button festeja porque ahora su rival ya sólo es uno: "Es sencillo concentrarse en uno en lugar de entre oponentes. Aunque perdí dos puntos con Rubens, he sacado siete a Sebastian". Ni Vettel ni Webber están ya en la lista de candidatos del inglés.

Pero Barrichello, de 37 años, espera dar batalla aún a su compañero. El título de campeón es un duelo privado entre dos pilotos que buscan su primera corona.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|16:31
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|16:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic