Deportes

Del Potro entró en la historia grande al ganar el US Open

El argentino alcanzó la gloria en Nueva York. Derrotó al Nº1 del mundo, el suizo Roger Federer, con parciales de 3-6, 7-6, 4-6, 7-6 y 6-2 y se quedó con el último Grand Slam de la temporada. Guillermo Vilas había ganado el torneo en 1977.

El argentino Juan Martín Del Potro dio hoy un golpe histórico en el mundo del deporte al coronarse campeón del US Open de tenis tras vencer por 3-6, 7-6 (7-5), 4-6, 7-6 (7-4) y 6-4 al suizo Roger Federer, defensor del título y campeón cinco veces consecutivas en Nueva York.

En su primera final de Grand Slam, el sexto favorito Del Potro estuvo dos veces sets abajo y terminó llevándose la victoria en cuatro horas y seis minutos de juego, frustrando la ambición del número uno del mundo de alcanzar su sexta victoria al hilo sobre el cemento de Flushing Meadows y su decimosexta corona en un "grande".

Basado en la potencia fenomenal de su derecha y su fortaleza mental, con una autoridad notable, Del Potro se convirtió en el tercer argentino que se corona en Nueva York, tras los títulos de Guillermo Vilas en 1977 y de Gabriela Sabatina en 1990.

Federer, que llevaba 40 partidos invicto en el estadio Arthur Ashe y jugaba su final de Grand Slam número 21, salió a jugar como si estuviera en el living de su propia casa. Del Potro reconoció antes de salir a la cancha que estaba "un poquito nervioso".

Federer, por su lado, rebosaba confianza por la pantalla gigante del estadio. "Es bueno para mí, aunque podría ser peligroso", reconoció en relación a la inexperiencia de su oponente. Y el suizo lo aprovechó en seguida, quebrando para 2-0. En ese game, tuvo tantos break-points a favor, cinco, como el español Rafael Nadal había tenido en todo el match que perdió con Del Potro en semis.

En ese primer set, que se llevó en 40 minutos por 6-3, el suizo puso en práctica una táctica acertada: llevaba a su rival a la red, donde tiene quizá su principal falencia. Allí, Federer ganaba siempre. Y Del Potro además se equivocaba al no buscar lo suficiente el revés del suizo.

A Federer no le funcionaba el primer servicio -en esa primera manga tuvo un porcentaje de efectividad de sólo el 41 por ciento- pero igual se lo veía cómodo y seguro, mientras Del Potro parecía sumido en la impotencia, mucho más cuando el suizo quebró ya en el primer game del segundo set.

Del Potro se volvió a meter en el partido impensadamente. Empezó a soltar su derecha, se despojó de sus nervios, y Federer tal vez pecó de exceso de confianza, como cuando corrió a buscar un globo de su rival y le pegó de espaldas a la red -buscando similitud con su golpe mágico de la víspera ante el serbio Novak Djokovic-, sin darse vuelta para ajustar mejor el golpe y la pelota se fue larga.

Estando un set y un quiebre abajo, el argentino se metió de nuevo en el partido con dos passing shots -el primero lo ganó con el 'ojo de águila'- para emparejar 5-5. Y en el tie-break, ante un especialista, no le tembló la mano. Tras un miniquiebre y un winner, Del Potro quedó con triple set point a su favor y aprovechó el último de ellos con una derecha invertida para volver a empezar.

La cara de Federer lo decía todo. Como mínimo, ya no habría victoria cómoda. Del Potro olió que era su momento. Con la confianza de nuevo a tope y unos "palazos" increíblemente potentes desde la base, en el tercer set quebró para 4-3 y por primera vez pasó al frente en el marcador. Pero Federer resucitó enseguida, devolviendo el quiebre y manteniendo su saque, pese a haber estado 30-40 abajo.

Ante un nuevo "challenge" -repetición electrónica de una jugada dudosa- pedido por Del Potro, el suizo perdió su habitual calma y se enojó con el umpire por el tiempo que se tomaba el argentino para solicitarlo. "Está fuera de las reglas", se lo oyó decir. Y Federer cuando se enoja, suele crecer. En el décimo juego, una doble falta de Del Potro se tradujo en quiebre y set para el suizo, que recuperó los colores de su cara.

En el cuarto set, Federer dejó pasar algunas oportunidades de quiebre y Del Potro aprovechó las suyas para ponerse 3-2 arriba. Pero Federer niveló todo con otro quiebre, para 4-4. Poco después, el suizo se encontró a dos puntos de cerrar el partido, pero el argentino sacó de maravillas bajo presión e igualó el set en cinco.

Del Potro, a puro saque, logró forzar otro tie-break. Entonces demolió a un desconocido Federer. Y lo siguió haciendo, hasta derrumbarlo del todo con el quiebre en el segundo juego del quinto set, que le allanó el camino a la gloria, que terminó de conquistar con su tercer match-point, cuando la pelota del suizo se fue larga.

Con sólo 20 años de edad y ante quizás el mejor tenista de todos los tiempos, Del Potro hizo historia grande.

Mirá el último punto del partido

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (4)
4 de Diciembre de 2016|11:11
5
ERROR
4 de Diciembre de 2016|11:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Juan Martín calzate la 9 contra Perú y Uruguay . Grande campeón!
    4
  2. QUE GRANDE MARTIN TE FELICITO Y DE CORAZON TE DESEO QUE EN LO LARGO DE TU VIDA ESTE LLENO DE BENDICIONES Y EXITOS COMO ESTE Y POR LOS QUE VENDRAN. GRACIAS POR REPRESENTAR A LOS ARGENTINOS
    3
  3. los mismos huevos que pone del potro tendria que tener la seleccion de futbol,grande juan martin a vos dan ganas de verte....salud campeon
    2
  4. UN GRANDE, PARTIZADO, LO SEGUI EN VIVO X EL DIARIO, Y LUEGO FUI A LA TV A VER LOS ULTIMOS GAMES LA VERDAD Q ES UNA ALEGRIA MUY GRANDE, TRAS UNA SEMANA NO GRATA PARA NADA POR LA SELECCION SIMPLEMENTE, MUCHAS GRACAS DEL POTRO
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016