Profanaron más de 50 tumbas en un cementerio judío

Autoridades de la AMIA denunciaron que 58 tumbas del cementerio de La Tablada sufrieron actos vandálicos. Entre ellas, ocho pertenecen a víctimas del atentado que sufrió la mutual israelita. Calificaron el hecho de una "agresión antisemita".

El secretario general de AMIA, Julio Schlosser, denunció hoy que fueron profanadas 58 tumbas del cementerio judío de La Tablada, y se manifestó "consternado" por el hecho vandálico "a cinco días del inicio de Rosh HaShana", el año nuevo judío.

"Estamos consternados que a cinco días del inicio de Rosh HaShana se produzcan actos vandálicos en un cementerio tan sagrado como lo es el de La Tablada", afirmó Schlosser, en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias.

Según denunció, la profanación se realizó entre la tarde del viernes y el sábado en el cementerio de la ciudad del distrito del oeste del conurbano bonaerense, y detalló que a 58 tumbas le robaron placas.

Entre las tumbas profanadas, ocho pertenecen a víctimas del atentado a la AMIA, pero los autores del hecho "no dejaron inscripciones ni señales".

Como comunidad, "expresamos nuestra preocupación y esperamos que esto se investigue y que se esclarezca prontamente", sostuvo Schlosser.

"No olvidemos que ayer fue la noche en que todos los judíos rezamos para Slijot (plegarias previas al año nuevo judío) y en una fecha como esta nos resulta incomprensible que haya ocurrido un ataque a un lugar tan sagrado como el cementerio. Vamos a intentar colaborar para lograr el total esclarecimiento del atentado", afirmó.

Por su parte, el presidente de DAIA, Aldo Donzis, repudió "enérgicamente" el atentado vandálico y reclamó que "no vuelvan a ocurrir nunca más".

"No sólo exigimos el esclarecimiento del delito sino que además exigimos que nos podamos asegurar de que estos delitos no vuelvan a ocurrir nunca más, enfatizó.

Donzis afirmó que "los hechos delictivos de esta naturaleza, en lugares sagrados como el cementerio de La Tablada deben consternar no sólo a la comunidad judía sino a toda la sociedad".

El Gobierno nacional salió a repudiar el hecho al sostener que "es evidente que es una agresión antisemita" y no descartó que la profanación esconda "otra connotación".

En declaraciones a la AJN, la presidenta del Inadi, María José Lubertino, sostuvo que "es evidente que es una agresión antisemita, pero como también se robaron placas de las víctimas del atentado a la AMIA, el hecho podría tener otra connotación".

"No puede ser que esto suceda y que nadie advierta nada. El atentar contra los sepulcros es, obviamente, un acto antisemita", afirmó Lubertino.

La titular del Inadi destacó que se trata de "un delito y entra en carácter policial" en el que "tiene que intervenir la policía de la provincia, un juez y un fiscal", y señaló que "el hecho excede acto discriminatorio: es delito".

"Hay que encontrar a los responsables de este delito", reclamó Lubertino.
Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 13:45
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 13:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial