Las tres hijas violadas del primer matrimonio (Nota 1)

A los pocos días de haber sido detenido "El Chacal", nos enterábamos que una hija de su primer matrimonio también había sido abusada. Pero el expediente judicial revela que tres hijas, de su primera unión, fueron vejadas y de manera terrible, humillante y violenta.

Las atrocidades realizadas por “El Chacal” no dejan de sorprender. Leer el expediente judicial significa encontrar el horror en cada párrafo. Este hombre hizo lo que quiso con sus hijas, humillándolas, golpeándolas, violándolas. Todo lo que hemos leído sobre él, hasta ahora, parece poco al ingresar en el documento que tiene la Justicia, en el cual consta que se trata de una personalidad aberrante. Ese diagnóstico profesional será publicado más adelante.

Comenzando a hilvanar la historia de “El Chacal”, es necesario saber que se separó de su primera esposa en 1971; con ella tuvo ocho hijos, cinco son mujeres, quienes hoy tienen entre 33 y 45 años. Es decir, que dos de ellas y otros dos muchachos nacieron cuando el “monstruo” ya estaba en pareja con la oficial de Justicia; y según su primera mujer, estos últimos cuatro hijo fueron engendrados a la fuerza, porque de vez en cuando regresaba “teníamos relaciones de prepo, es decir me obligaba a tener relaciones sexuales, y de esas relaciones nacieron F., J. M., E. y L.”.

La madre de estos chicos dio cuenta que tres de sus hijas le contaron que su padre había abusado de ellas cuando eran pequeñas. Se trata de la mayor M., quien hoy tiene 44 años; E.M., de 45; y A., 41.

Cuando estas niñas eran pequeñas vivían en la calle Boulogne Sur Mer y Gorriti, de Godoy Cruz. Su padre trabajaba en el Plaza Hotel (hoy Hyatt), pero no aportaba dinero a la casa, y siempre andaba armado para amenazar a su familia. Su esposa era golpeada, al igual que sus hijos, a quienes hacía poner de rodillas en penitencia durante horas.

M. (44) testificó ante la Justicia que cuando tenía unos seis años la relación entre sus progenitores “era muy mala y violenta”. Contó que su padre golpeaba a su madre con sus puños y la maltrataba verbalmente.

Cuando las autoridades judiciales le preguntaron por la relación que tenía con “El Chacal”, los escribientes casi se desmayan. Ella contó que su padre entraba al baño, y poco después las llamaba a ella (M.) y a sus dos hermanas (E.M. y A.) con el pretexto que le mostraran los cuadernos de la escuela.

Las niñas en aquellos años tenían entre 6 y 8 años. Plenas de inocencia obedecían a su padre. Entraban al baño con las tareas de la escuela y lo encontraban sentado en el inodoro con los pantalones bajos y con un arma en la mano. En ese momento comenzaba a masturbarse y a tocarlas.

En su relato, M. dice que el padre les “tocaba los pechos, la cola y la vagina por encima de su ropa”, y  las amenazaba, mostrándoles el arma, que “si decían algo las mataría”.

Esta mujer declaró que por aquellos años su padre tenía una hermana de 12 años, quien era tía de ellas y jugaban juntas, debido a que casi tenían la misma edad.

En una de esas ocasiones, en las que visitó a sus sobrinas, las cuatro estaban jugando en el baño y se escuchó al “Chacal” llamar a su propia hermana a la habitación. La menor fue y se cerró la puerta, con llave.

Las tres hermanitas comenzaron a escuchar sus nombres a los gritos. Era su tía que pedía ayuda y lloraba mucho. Ya en la adolescencia comprendieron que ese día su padre había violado a su hermana de 12 años.

Un viaje siniestro: la pérdida de la virginidad
“El Chacal” cometió demasiados actos repudiables, pero hay uno con su hija M. que es difícil de describir.

Durante su declaración en la Justicia, M. dijo que cuando tenía unos 7 años, su padre -que trabajaba para el hotel como fletero- debía llevar mercadería hasta Puente del Inca. Como ocurre en cualquier situación familiar, el padre invitó a su hijita a acompañarlo.

Los dos partieron hacia la montaña y al llegar a un lugar, la mujer recordó que su padre le exhibió un arma de fuego, “se la colocó en la cabeza y dijo que si no hacía lo que él quería se mataría”. Ella respondió que le haría caso porque “quería a mi papá”.

Entonces “El Chacal” buscó un hotel e ingresó “por la parte de atrás. Entramos a una habitación y me ató a la cama con una soga y me violó”, relató su hija. Continuó diciendo que “me desnudó completamente y penetró, me baboseó, dio varios besos en todo su cuerpo mientras me tocaba las partes íntimas con sus manos”.

Es difícil imaginar a una niña de siete años en una situación así con su padre, y mucho más complejo entender cuál sería el placer que sentía este hombre; pero lo cierto es que gozaba de estos abusos.

Pero las humillaciones no finalizaban en la violación. Le propinaba “trompadas en mi cara y cuerpo para que no gritara y en un momento me tapó la boca con unos almohadones para que dejara de gritar y continuaba penetrándome”.

Recordó que así pasó toda la noche, siendo violada por su padre, quien se colocaba a cada rato el arma en la cabeza y le decía: “Si le decís algo a tu madre me mato y te mato a vos”.

Al otro día volvieron a su casa de Godoy Cruz. Tanto temor y dolor había sufrido M. que no dijo nada. Incluso contó que para que no se notaran los golpes se los cubrió con ropa.

M. también contó que su padre había violado a sus hermanas E. M. y A. cuando eran chicas. Las tres sabían de los manoseos de “El Chacal” porque los padecieron juntas en el baño y en otros lugares de la vivienda, pero cuando crecieron pudieron hablar del tema y se enteraron de todo lo que le había sucedido a las otras.

M. evidentemente guarda mucha bronca hacia su progenitor y violador. Dijo recordar que “se hacía  el señor, el machito, decía que mandaba en todo, lo expresaba tratando mal a mi madre y a todas las personas; y a nosotros nos ponía en penitencia de rodillas por horas”.

(Próxima nota, los testimonios de C, la hija que lo denunció)

Opiniones (4)
17 de octubre de 2017 | 13:43
5
ERROR
17 de octubre de 2017 | 13:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. LA CÓNYUGE, LA PAREAJA LOS QUE NO TOMARON LAS DENUNCIAS. lOS QUE MIRARON PARA OTRO LADO, AÚN DENTRO DEL NÚCLO FAMILIAR. SI HUBIERAN ACTUADO OPORTUNAMENTE ALGUNOS SE PODRÍAN HABER SALVADO DE TANTA PORQUERÍA.
    4
  2. DEBE PUDRIRSE EN LA CARCEL, PERO PUDRIRSE DEL SIDA DE LOS OTROS COMO EL..... LAMENTABLEMENTE, NO CREO QU HAYA UNA CALIFICACIÓN QUE LO IDENTIFIQQUE. CONDENA, PENAS, CARCEL. Y QUIEN LE SACA A ESOS INOCENTES EL PRESIDIO QUE VIVIERON DURANTE TANTOS AÑOS? QUE PRECIO TIENE LA DIGNIDAD? Y A LA CÓMPLICE -PAREJA- DE SU ULTIMA RELACIÓN, NO SABIA NADA?? O ES QUE LE ENCANTA EL MORBO Y EL MAZOQUISMO???? ES UNA AUXILIAR DE JUSTICIA, QUE QEUDA PARA LOS DEMÁS?? QUEDARÁ INDEMNE???? O TE GUSTABA ALGO MÁS DEL CHACAL? CÓMPLICE, PERVERTIDA.
    3
  3. No puedo entender...
    ... cómo pueden niños vivir estas situaciones?. No puedo imaginar un castigo para esta bestia. Ya destruyó a dos generaciones o mas...
    2
  4. Este monstruo no debe morir, yo le cortaría cada dá un pedacito de su miembro. que Dios me perdone por este sentimiento. siento rabia. Yo que sus mujeres, hubiera preferido que me matara, antes de callar.
    1
En Imágenes
La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
11 de Octubre de 2017
La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes