El Chacal: La historia oculta del horror, las violaciones y los abusos contra sus hijas
A una de sus hijas la secuestró y violó en un hotel durante toda una noche, mientras la mantuvo atada en la cama. La nena tenía siete años. A las hijas de su primer matrimonio las llevaba al baño, y les mostraba un arma para abusar de ellas. MDZ tuvo acceso a la sórdida trama que conmovió a los mendocinos.

La historia de “El Chacal” es conocida. Está preso, ya fue condenado socialmente aunque aún falta que sea sometido a juicio. Y sea cual sea la sentencia, malogró la vida de sus 22 hijos, siete de ellos “hijos-nietos”, producto de abusos y violaciones. Especialmente a una de sus hijas, a la que sometió durante largos años. MDZ tuvo acceso al expediente de este hombre, que está considerado entre los 20 personajes más abominables del mundo. Pero al bucear en el documento judicial se advierte que sabemos poco de “El Chacal”. En una serie de notas iremos revelando en detalle la vida de este “monstruo”, de sus esposas, sus hijas y de los siete hijos que tuvo con una de sus hijas, quien fue la que se animó a denunciarlo.

Esta mujer, quien será identificada con la letra C., seguramente fue las más afectadas de sus hijas. Abusó prácticamente de todas cuando eran pequeñas. Pero C. vivió en el infierno: la violó durante 20 años y con ella tuvo siete “hijos-nietos”. Las edades de estos chicos van desde los dos años y medio hasta los 19. Su madre tiene 35 años y una vida muy triste, plagada de humillación y miedo.

Esta hija de “El Chacal” desde que era niña sufrió golpes, abusos y amenazas. Iba protegiendo con su propia humillación los hijos que nacían de los abusos de su padre. Lágrimas, llantos, pedidos de auxilio desde la cama mientras su padre estaba encima; una madre que le decía que todo lo que le sucedía era por su culpa… tanto, que finalmente lo creyó.

Este hombre, cuando fue arrestado, dijo arrepentirse de todo lo que había causado, le pidió perdón a su familia y también quiso morir. Aunque de manera informal, ante los funcionarios judiciales dijo: “Siempre fue todo consentido”.

Cuando su hija C. lo denunció, en su primera visita a la Justicia, contó situaciones aberrantes, que días después fueron ampliadas. Declaró que los manoseos comenzaron cuando tenía 6 ó 7 años, que comenzó a violarla a los 13 y a los 15 tuvo su primer hijo. Que las violaciones continuaron durante 20 años cuando su madre, una oficial de justicia, se iba por las mañana a trabajar. Ésta le decía que era su culpa todo lo que le pasaba, mientras que su padre, el abusador, la acusaba de ser “una puta”.

Dos décadas esperó C. para animarse a denunciar a su padre. Pero este hombre, en su anterior matrimonio, también cometió atrocidades.

Su primera esposa (identificada como R.) se casó con “El Chacal” cuando ella tenía 14 años y él 23, a mediados de la década del '60. Para que la Justicia pudiera completar la historia de este hombre y vigorizar la investigación, citaron como testigo a esta mujer, quien manifestó que su ex esposo la golpeó siempre y que era muy agresivo, pero que ante otras personas demostraba ser muy educado. Incluso ella entiende que tiene doble personalidad.

Aunque estuvieran casados y él trabajara en el antiguo Plaza Hotel, no aportaba dinero en a la casa y salía con otras mujeres, con quienes también tuvo otros hijos. Pero R. no pudo recordar cuántos fueron y mucho menos pudo indicar quiénes eran “esas novias”.

Con ella tuvo primero tres hijos, dos mujeres y un varón. Pero después de separarse en 1971, porque “El Chacal” ya estaba en pareja con la oficial de justicia, regresaba casi diariamente a la vivienda y tenían relaciones sexuales “de prepo”, bajo amenazas y golpes, según la primera esposa. Fruto de esos forzados encuentros engendraron cuatro hijos más, dos niños y dos niñas.

La mayor de estas hijas, quien hoy tiene 44 años, le contó a su madre que también fue abusada por su progenitor cuando era muy chica. Pero también había hecho lo mismo con otra de sus hijas cuando ésta tenía 12 años, a quien llevó a un hotel y golpeó salvajemente durante la violación.

El Chacal siempre amenazó a sus familiares con matarlos si alguien contaba lo que sucedía, incluso exhibía un arma de fuego para amedrentar a sus hijas.

Según dos hijas de su primer matrimonio, cuando eran pequeñas fueron violadas por su padre. Pero los abusos se dieron desde siempre. Cuando las niñas tenía entre siete y ocho años, el Chacal se iba al baño y llamaba a sus hijas; comenzaba a tocarlas en sus partes íntimas mientras se masturbaba empuñando un revolver.

El arma era utilizada para amenazar a sus hijas, obligarlas a hacer silencio, pero también cuando había discusiones en la familia. Los hacía poner a todos de rodillas, en penitencia, incluso a su esposa.

Lo que sigue, es la historia judicial de un caso que conmovió a los mendocinos. Y que generó una ola de denuncias contra varios abusadores, todos en el seno familiar.

Nota 1: la violación de sus tres hijas.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó8/10
Opiniones (8)
30 de Octubre de 2014|10:10
9
ERROR
30 de Octubre de 2014|10:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
ro3014 de Septiembre de 2009|16:48
Espero que la justicia argentina haga lo que debe hacer!!! Porque ultimamente da verguenza las penas que dan a esta gente!!! Tambien espero que la madre de esta chica pague por su complicidad porque callar y encima culpar a su hija de todo??? donde esta su corazón de madre??!!!!
8
licurgo13 de Septiembre de 2009|23:49
EN REALIDAD NO TERMINE DE LEER LA NOTA POR Q ES ASQUEROSO, CREO Q HABRIA Q MODIFICAR LAS LEYES Y MIENTRAS SE RESUELVEN mantener a estos cerdos EN LA OACURIDAD PARA EN SU MODIFICACION DARLES CADENA PERPETUA
7
ana laura13 de Septiembre de 2009|22:15
lamento que estos hijos sean hijos de este reverendo hdp!!espero que reciba lo que se merece,aca o donde sea.matarlo seria darle un regalo,tiene que sufrir lo peor de este mundo
6
thejusticiero13 de Septiembre de 2009|14:17
La ciudadanía se va llevar una gran sorpresa, cuando vean el terrible vuelco que va dar la causa. Comprobaran las mentiras de la madre y su responsabilidad en el crímen. Habria sido una puesta en escena.
5
mariavirginia13 de Septiembre de 2009|14:11
A ESTE TIPO TENDRÍAN QUE LARGARSELO AL RESTO DE LOS PRESOS, PARA QUE LO HAGAN SUFRIR EN CARNE PROPIA LO QUE HIZO, Y QUE DESPUES DE UN TIEMPO LO MANTEN. LA JUSTICIA DEBERIA CASTRARLO, NO ES MÁS QUE UN MONTON DE BASURA
4
13 de Septiembre de 2009|13:46
No tengo más palabras que agregar.
3
geolosada13 de Septiembre de 2009|12:13
xq no se lo largan a los otros presos y q sufra "algo" de todo el horror q padecieron sus descendientes.....ahora NO ES EL UNICO !!!!! pero solo se "conocen" determinados sectores sociales.....
2
juster13 de Septiembre de 2009|05:46
No se puede creer este caso, un ser humano así (si se lo puede llamar ser humano) no merece otra cosa q pena de muerte, todavía hay q alimentarlo 30 años a este hdp, hay q hacer espacio en las carceles. este tendría q ser uno de los casos
1