Deportes

Kaká volvió a exhibirse y el Real sigue ganando

El conjunto de la capital española aprovechó de otra actuación de lujo del brasileño para derrotar al Espanyol por 3-0 y colocarse junto al Barcelona como líder de la Liga Española de fútbol.

El Real Madrid aprovechó de otra actuación de lujo de Kaká para derrotar hoy al Espanyol por 3-0 y colocarse junto al Barcelona como líder de la Liga Española de fútbol.

El centrocampista brasileño fue protagonista en dos tantos del equipo blanco y condujo al conjunto "merengue" hacia su segunda victoria consecutiva en el campeonato.

Además, el entrenador Manuel Pellegrini encontró las herramientas necesarias como para suplir las figuras de Raúl y Cristiano Ronaldo en la primera mitad, que arrancaron el partido desde el banquillo.

De tal manera, los autores de los goles fueron dos hombres de la casa. Esteban Granero anotó el primer gol, a los 40 minutos, mientras que Guti aumentó con una definición de zurda, a los 77' y Cristiano, que entró en la segunda mitad, sentenció a los 91'.

Posiblemente, al Real Madrid le faltó la contundencia del estreno en Liga contra el Deportivo. Con Lass Diarra en el banco de suplentes, se demoró demasiado en la recuperación y el Espanyol llegaba a los últimos 30 metros del campo sin ningún tipo de problemas.

No obstante, la figura de Kaká fue el dolor de cabeza más fuerte que padeció el entrenador argentino del Espanyol, Mauricio Pochettino. El brasileño recibió numerosas faltas durante los 80 minutos que estuvo en el terreno de juego y aún así se las rebuscó para crear las jugadas de los dos goles.

El tanto de Granero procedió de una gran pared entre el ex Getafe y Kaká, que luego finalizó con una contundente definición del volante español.

Así, el equipo visitante se aprovechó de la desesperación del equipo Perico y encontró los espacios para ampliar la diferencia. Kaká se volcó sobre la banda izquierda, dejó a dos rivales en el camino y habilitó a Guti con un pase preciso, para que el español definiera con un zurdazo violento.

En los últimos diez minutos, Cristiano Ronaldo expuso todo su potencial mediante el arma que mejor sabe utilizar: el contraataque. De tal modo, quebró la trampa del fuera de juego y definió en soledad, en tiempo de descuento.

El Real Madrid mantuvo su contundencia y, nuevamente gracias a sus estrellas, logró imponerse en el marcador.

Por su parte, el Barcelona debió apelar a las figuras de Lionel Messi y Andrés Iniesta para poder llevarse hoy el triunfo sobre el Getafe por 2-0.

El equipo dirigido por Josep Guardiola disputó un partido irregular, en el que debió iniciar con una formación integrada por varios habituales suplentes. Por eso, la verdadera idetidad de juego del defensor del título apareció recién en la segunda mitad, gracias al ingreso de Messi e Iniesta.

Así, Zlatan Ibrahimovic notó el primer gol de su equipo, a los 65 minutos y el propio Messi sentenció el duelo, a los 75'.

El desarrollo de los primeros 45 minutos expuso los problemas de recambio que padece el Barcelona en su plantilla. Con hombres como Dani Alves, Lionel Messi, Thierry Henry y Andrés Iniesta en el banquillo, el equipo catalán encontró demasiadas dificultades en la creación de juego.

Además, el partido de la Liga de Campeones frente al Inter del próximo miércoles obligó a cuidar la energía de varios jugadores esenciales del Barça.

Guardiola demoró apenas 12 minutos del segundo tiempo para ubicar a Messi y a Iniesta en el campo.

El argentino llegaba con cierto desgaste físico, por la doble jornada de Eliminatorias, mientras que el español volvía a la actividad, tras haber padecido cuatro meses de recuperación.

La "Pulga" expuso nuevamente su magia futbolística en el campo de juego y demostró el brillo que puede alcanzar cuando está acompañado de un equipo equilibrado en el aspecto táctico.

El Barcelona sumó su segunda victoria al hilo y reposa en la cima de la tabla de posiciones. Sin embargo, la preocupación del recambio volvió a sonar. Guardiola deberá encontrar una solución rápida.

Por su parte, el Atlético de Madrid extendió su racha sin triunfos en la Liga y empató con el Racing de Santander por 1-1, en el Estadio Vicente Calderón.

Bajo un clima tenso, teñido de la protesta de varios aficionados sobre la directiva del "Aleti", el equipo conducido por Abel Resino padeció otra tarde miserable en el aspecto futbolístico.

Con Diego Forlán en el banquillo y Sergio Agüero notoriamente cansado, el equipo rojiblanco cometió demasiadas fallas para llegar a la portería rival y así debió conformarse con el empate.

José Manuel Jurado abrió la cuenta para los dueños de casa, a los 43 minutos, mientras que Oscar Serrano decretó la igualdad definitiva, segundos antes de que se terminara el primer tiempo.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|14:59
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|14:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016