Deportes

Maradona y Messi, los grandes responsables

El técnico y el jugador del Barcelona defraudan en una selección con pocas luces. No son los únicos culpables, pero sí las mayores decepciones de un equipo que sufre para llegar al Mundial.

El 10 de siempre no le encuentra la vuelta desde el banco. El 10 de ahora no sabe que hacer adentro. Diego Maradona y Lionel Messi tienen algo en común, más allá de sus maravillosas zurdas, el Barcelona y la selección. Ellos son los grandes responsables de la pésima actualidad de Argentina en las Eliminatorias.

No son los únicos, es verdad. Pero sí los principales culpables.

Maradona está desorientado. Su idolatría baja con cada partido, y su nivel de aceptación al frente de la selección ya debe ser menor al de Cristina y Jaque. Porque en este país se puede aceptar todo, menos que toquen los ahorros de la clase media (remember 2001, con De la Rúa, el corralito y el helicóptero) y los fracasos en el fútbol.

Messi está perdido. Nunca fue ídolo en Argentina, y está cada vez más cerca de convertirse en un villano. Las genialidades que hace en el Barcelona no las puede trasladar a la selección. Y no reacciona, no muestra una señal de rebeldía que haría más soportable el desgano y desinterés que parece tener cada vez que se pone la albiceleste. La cabeza gacha y la mirada perdida son las postales más frecuentes del rosarino defendiendo la camiseta de todos.

¿Por qué Maradona es el principal responsable?

- Porque convocó en su gestión 62 jugadores, y no tiene un equipo.
- Porque no se sabe a qué juega la selección.
- Porque va y viene con sus decisiones (Heinze) y puso tres arqueros en las eliminatorias, en sólo seis partidos.
- Porque llama jugadores casi sin sentido (Federico Vilar, Cristian Giménez, la selección local), mantiene intocables a otros (Heinze, Zanetti, Maxi Rodríguez, Agüero y propio Messi) y se olvida de grandes jugadores (Higuaín, Cambiasso).
- Porque recurre, como en el último partido, a Palermo y Schiavi como salvadores.

¿Por qué Messi es otro gran culpable?

- Porque era la gran esperanza y ahora es la gran decepción.
- Porque no juega en equipo, quiere resolver todas las jugadas solo.
- Porque no es el líder futbolístico que la selección necesita.
- Porque en Barcelona es todo y en Argentina es nada, o muy poco.
- Porque es el mejor jugador del mundo, y en la selección no lo demuestra.

Argentina no está afuera del mundial, pero casi. Para seguir ilusionados nos aferramos a 22 escasos puntos y a recuerdos como las eliminatorias del '85, cuando clasificamos sobre la hora y después fuimos campeones, y a las del '93, cuando llegamos a través de un repechaje.

Pero hoy por hoy, este equipo no es más que Ecuador, Uruguay, Venezuela y Colombia, las otras selecciones que pelean por un lugar en Sudáfrica 2010. Ganando los dos partidos que quedan, se asegura un lugar en la repesca, y hasta podría llegar directamente el mundial. Sin embargo, nadie apostaría por un triunfo en el Centenario ante Uruguay, y algunos hasta ponen en duda una victoria como local ante Perú, el equipo más débil del grupo.

El margen de error se achicó, hasta casi desaparecer. El futuro de la selección está en manos, principalmente, de Maradona y Messi, que deberán cambiar muchas cosas para lograr algo que hasta no hace mucho parecía muy simple: clasificar al mundial.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|18:24
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|18:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016