Deportes

Con ese hielo en el pecho

"Pero qué les pasa, carajo… Cómo puede ser… ¿Te imaginás los cantitos en un mundial sin nosotros? ¿Los ves a los de la ‘Roja’, Brasil, Paraguay, cagándose de risa en Sudáfrica, mientras nosotros lo miramos por televisión? ¿Escuchás las cargadas? A mí ya me duele… Yo no lo puedo entender..."

Pero qué les pasa, carajo… Cómo puede ser… ¿Te imaginás los cantitos en un Mundial sin nosotros? ¿Los ves a los de la ‘Roja’, Brasil, Paraguay, cagándose de risa en Sudáfrica, mientras nosotros lo miramos por televisión? ¿Escuchás las cargadas? A mí ya me duele… Yo no lo puedo entender.

Si estos pibes ganan millones, son los más valiosos de las ligas europeas. Andan en autos de película, tienen las mejores minas del mundo… Hacen goles… Qué carajo les pasa que andan con la camiseta de la Selección apretando ese hielo en el pecho. Les tendría que dar vergüenza, si hasta dos perros viejos como Palermo y el flaco Schiavi casi lo empatan en una de las últimas, a puro huevo, a puro amor por la celeste y blanca, con el corazón del guerrero y las piernas del algarrobo. Pero los otros, ni eso. No contagian a nadie.

Gago, qué te pasa. Eras la joyita de Boca y el Real y ahora te pasan por al lado. Messi, sos un tronco, un egoísta, un morfón, pateaste una sola vez al arco y terminaste todas mal.

Bruja, mucho Pincha, mucha Copa Libertadores, pero todavía me acuerdo cuando nos estábamos quedando afuera de Corea-Japón y ponías menos que en el picado del barrio. Decime Brujita, cuánta experiencia tenés, cuántos minutos en la cancha llevás acumulados. Si hasta jugaste con el Diego, o ya te olvidaste. Y encima metés la pata, protestás y nos dejás con diez. Sos un irresponsable. Qué le vas a decir a la gente, Bruja, si nos quedamos afuera del Mundial.

¿Vos te imaginás un Mundial sin Argentina? Yo no puedo… Cuando fue lo de México 70 yo era muy chiquito, tenía cuatro años. Y después no me perdí ni uno. Lo vi atajar al loco Gatti con el buzo largo contra Rusia, en la nieve, los vi a Houseman, al ‘Pulpo’ Luque, al amargo del Beto Alonso… al ‘Pato’, al ‘Tolo’ que era tremendo… al Pitón Ardiles… Después lloré de impotencia en el ’82 cuando el ‘Pelado’ Díaz clavó desde 30 metros el 1-3 contra Brasil e igual nos quedábamos afuera. En el ’86 me volvía loco cuando el doctor lo ponía al burro de Garré de tres. Tenía menos salida que mi Nona. Y después se avivó y lo mandó al Vasco Olarticoechea. Le cambió la cara al equipo… y con el Diego a full dimos la vuelta.

Te acordás en el '90. Quebrados, loco, muertos llegamos a la final… Y si el mexicano ladrón de Codesal no nos metía la mano en el bolsillo los amargábamos de nuevo a los alemanes... Yo estaba, flaco… estuve ahí, en Turín. Y sufrí el baile que nos estaban pegando los brasucas. Era para morirse. Pegaba en el palo, en la espalda del Goyco, se iba afuera… hasta que entre el Diego y el Cani los mandamos a la casa… Qué cara les quedó… Esos sí que ponían huevo. Vos Diego… qué te pasa… jugabas en una pierna por la Selección y ahora tolerás que estos muertos se paseen por la cancha con cara de ojete, sin transpirarla un poco… Mirá el partido Diego… lo dejaron darse vuelta a Acuña todo el tiempo… nos hicieron un golazo… nos bailaron… y no nos ganaron tres a cero porque el palo y el travesaño son argentinos, que si no…

Cómo puede ser, Diego… Mirá los trapos… acordate de las que pasaste vos y las que nos hiciste pasar… Te tuvimos que ir a buscar porque nos comimos cinco en el Monumental… Y después llegamos jugando el repechaje con Australia, que parecían canguros los hijos de puta. Te acordás que lo fuimos a buscar al Colorado Mac Allister para que aguantara el lateral por si se venían… Cuanto huevo Diego, cuanto amor, cuanta gloria… Y estos muertos de miedo nos van a dejar afuera del Mundial, o vamos a tener que jugar un repechaje con Costa Rica. Yo sé que nadie se muere por ir al repechaje… Pero dejate de joder Diego, qué pasa con el honor, con la camiseta… Este es el país del fútbol, y estos pibes no pueden dar dos pases seguidos, ni tirar una pared, y marcan peor que el equipo de señoritas donde juega la hija de Cleto.

Pongan onda, loco… Bastante mal la estamos pasando acá. Yo sé que ustedes viven afuera, que se enteran por feisbuc o por los diarios de lo que pasa… pero la mano está muy pesada acá… No dan ganas ni de salir. Y encima ustedes se comen tres con Brasil, y un toque bárbaro con los paraguayos… Escuchame hermano… ¡Cuándo ganaron algo los paraguas… Y ahora lo vamos a tener que escuchar a Chilavert… El gordo nos va a volver locos…

Mirá bien Diego… ¿Cuándo un arquero de la Selección fue sub 23? Algo está mal… cómo puede ser que no tengas ‘tres…’, que Mascherano no sepa dónde está la cancha… que le tiren centros al ‘Kun’ como si midiera dos metros… que la Bruja se haga echar… Qué desorden, Diego… ¿lo vas a arreglar, o vamos a mirar el Mundial por televisión? Yo te pido por favor, no nos hagás pasar este mal trago… Ponele orden y disciplina, y método, aprendé de Bielsa, gordo... de Bianchi... de los que saben de verdad...

Pongan el alma, hermano, denle a la gente una alegría, que la estamos pasando para el carajo… No todo es negocio… O ya se olvidaron de lo que es gritar un gol con la camiseta de la Selección…

Es así gordo, pongan onda… No hay otra. Yo quiero ir al Mundial, estar en la fiesta, gritar los goles… Si nos tenemos que volver, mala suerte, no será la primera ni la última. Pero cómo no vamos a estar, Diego… Hacé lo que tengas que hacer, aunque tengas que convocar a Román de nuevo, si al final era el que movía la cancha. Pero así no, gordo… parecen fantasmas... nos da una tristeza bárbara.

Dale Diego, ponele… yo guardo los trapos hasta octubre y con Perú me pinto la cara otra vez, te hago el aguante, como siempre. Y después vamos al Centenario. Pero no nos jodás… Vos te imaginás el Mundial sin Argentina… Imposible, gordo…

Vos no sabés Diego la mala onda que hay. Yo sé que ustedes no tienen la culpa, que los cabrones son otros… Y que vos no estabas para la Selección, que es todo una mierda, pura política. Pero preguntale a los que saben… No sos amigo de Bilardo, no hablás con Valdano, levantá el teléfono y pedí consejos Diego.

Dale, mandale fruta, hacé la que tengas que hacer. Nosotros vamos a estar, aguantamos… Pero ponele… Vos sabés que cuando estamos con la Selección se nos ilumina el corazón, se nos enciende el alma… Así que dale, no nos dejés sin la fiesta… Lo único que te pedimos, es que los hagas jugar el fútbo. Y de eso sí que sabés gordo... contagialos... que para amarguras, ya tenemos bastante.

(*) Un hincha cualquiera de la Selección Argentina.

Opiniones (4)
10 de Diciembre de 2016|10:11
5
ERROR
10 de Diciembre de 2016|10:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. ¿Pero que carajo les pasa? Moriremos por Argentina, pero me cuesta pensar que lo haré de resignarme a pensar que fue por culpa de estos pescados. Una cámara los tomó haciendo chistes y riéndose en el pasillo nomás volviendo de la cancha. No vuelvan mas a la selección. Si les causa gracia la derrota, no vuelvan. No los queremos, porque no quieren eso para lo que fueron entrenados... se toman en joda su trabajo. Yo si me tomo en joda mi trabajo, me hechan... y porque a ustedes no? No tienen sangre, no saben lo que es ganar algo que cuesta hacerlo. En España he visto que todos los equipos le tienen miedo al Barcelona o al Real... en medio de tantos miedosos y resignados es fácil salir campeón. Es por eso que a Messi y compañia les ponen en frente a tipos que le juegan de igual a igual... y se desinfla... Messi terminá tu yogurcito y pedí nacionalizar argentino al Negro Etó, por ahí así funcionas!
    4
  2. HERMANO QUE BIEN EXPRESASTE LO QUE ESTOY PENSANDO Y SINTIENDO. OJALA DIEGO LO LEYERA. !!!!!!!!!!!MARADO MARADO MARADO MARADO MARADO!!!!!!!!!
    3
  3. JAJAJA, OPINO IGUAL, VAMOS ARGENTINA CARJO
    2
  4. Sin palabras. VAMOS ARGENTINA CARAJO
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic