Deportes

España se clasificó para el Mundial con otra exhibición

La selección española consiguió el pasaje para Sudáfrica 2010, tras vencer a Estonia 3-0 gracias a los goles de Fábregas, Cazorla y Mata en el Estadio Romano de Mérida.

España se clasificó para el Mundial de Sudáfrica tras ganar a Estonia por 3-0, y lo hizo como suele en los últimos tiempos: dando otra exhibición de fútbol ofensivo.

Las selección de Vicente del Bosque salió al campo conociendo el empate a un tanto cosechado por Bosnia-Herzegovina ante Turquía, lo que le garantizaba el pase matemático con un triunfo. Cumplió con el pronóstico y regaló un buen espectáculo a su entusiasta hinchada gracias a los goles de Cesc Fábregas y Santi Cazorla.

Del Bosque, de naturaleza prudente, dejó en el banquillo a varios de los jugadores que el sábado participaron en el triunfo por 5-0 ante Bélgica, con el fin de no cargar las piernas de sus futbolistas. Pero tiene tanto bueno para elegir que apenas se notaron los cambios.

Por ejemplo, entró Cesc Fábregas en la medular y el jugador del Arsenal lo bordó, mostrando la verticalidad de su fútbol. También acompañaron Xavi y David Silva, aunque ya no es noticia que estos dos centrocampistas jueguen muy bien.

Pero también es cierto que a España le costó entrar en el partido. De hecho, Estonia disfrutó de un par de ocasiones claras para marcar, ante el estupor de la afición local.

Pero España entendió los avisos y los últimos 25 minutos fueron un monólogo. Los centrocampistas se enchufaron y las ocasiones se sucedieron. Si Fernando Torres hubiera estado más inspirado, España se hubiera marchado al descanso con una goleada. Pero el punta del Liverpool se empeñó en errar todo lo que pasó por sus botas.

Quien no falló fue Cesc, autor del primer gol a los a los 33 minutos. El jugador catalán robó el cuero en la media punta, tiró una preciosa pared con Silva y marcó con mucha calidad delante del arquero. Una exquisitez de gol.

El descanso llegó entre nuevas ocasiones españolas ante una Estonia que bastante tuvo con resguardarse de la que le estaba cayendo. España se fue al descanso con cara de Mundial.

Visto que todo estaba finiquitado (triunfo y clasificación), España se tomó la segunda parte con más tranquilidad. Del Bosque retiró primero a Torres y luego a Villa, con lo que el equipo pasó a jugar con Güiza como único punta.

Es un esquema que le gusta mucho a Del Bosque y que suele ser muy productivo cuando el equipo va ganando. España llena la medular con hombres de toque y el rival suele correr detrás de la pelota.

Aunque para hacer varios goles esta vez le faltó verticalidad y, sobre todo, ambición. Dio la impresión de que España no quiso castigar demasiado a su rival ni arriesgarse a sumar lesiones.

Pero quedó tiempo para otros dos gol postreros Santi Cazorla hizo el segundo a ocho minutos del final, al completar una jugada llena de infinitos toques. Y parecido fue el gol de Mata en el descanso, culminado con un gran disparo de zurda. España irá al Mundial con el pecho hinchado, orgulloso de su fútbol.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|09:05
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|09:05
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic