Fiscal pidió perpetua para represor Olivera Róvere por 125 desapariciones

El ex general está acusado en la megacausa del Primer Cuerpo de Ejército, que investiga secuestros seguidos de muerte durante la última dictadura militar.

El fiscal general Félix Crous pidió hoy la pena de prisión perpetua para el ex general Jorge Olivera Róvere, imputado por 125 secuestros seguidos de desapariciones durante la última dictadura militar, cuando se desempeñaba como subjefe del Primer Cuerpo de Ejército.

El fiscal hizo el pedido al dar su alegato en el juicio, en el que también pidió cárcel para otros cuatro imputados, todos ellos ex jefes del "área de seguridad" en la zona metropolitana entre 1976 y 1978.

Se trata del ex general de brigada Teófilo Saá, el ex teniente coronel Felipe Alespeiti y los ex coroneles Humberto Lobaiza y Bernardo Menéndez.

El juicio en el que se investigan delitos comprendidos en la megacausa del Primer Cuerpo del Ejército, se inició en febrero pasado, a cargo del Tribunal Oral Federal Nº 5 (TOF5), y según se prevé, la sentencia se dará a conocer a fin de este mes.

En febrero comenzó a ser juzgado el ex subjefe del Primer Cuerpo del Ejército Olivera Róvere, y luego se sumaron los otros imputados.

El ex coronel Menéndez se desempeñaba durante el proceso militar como jefe del Grupo de Artillería de Defensa Aérea 101 y del área V entre 1977 y 1978, y cobró notoriedad puesto que ofició de vocero del dictador Leopoldo Galtieri durante el conflicto militar con el Reino Unido por las Islas Malvinas.

Alespeiti fue segundo jefe de "Patricios" y jefe del área militar II durante 1976, mientras que Lobaiza y Saá fueron jefes del Regimiento I de Infantería "Patricios".

En el expediente, se investiga la comisión de delitos de lesa humanidad en los centros clandestinos de detención que funcionaron en la provincia de Buenos Aires, Capital Federal y parte de La Pampa.

En cuanto a Olivera Róvere, está acusado de unos 125 casos de secuestro y homicidio, los cuales se habrían llevado a cabo en centros ilegales de detención en jurisdicción del I Cuerpo del Ejército, en la Capital Federal.

El ex general Olivera Róvere, de 82 años, fue el número dos del fallecido Guillermo Suárez Mason, y llegó a juicio oral beneficiado con prisión domiciliaria, debido a su edad. 
Opiniones (0)
14 de diciembre de 2017 | 18:41
1
ERROR
14 de diciembre de 2017 | 18:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho