El primer remate de una casa del IPV moviliza a los morosos

Luego de que se hiciera público el primer remate, en 62 años de existencia del organismo, por incumplimientos del adjudicatario, el último día de agosto el Instituto Provincial de la Vivienda recaudó más de 200 mil pesos. De todos modos, aseguran que la morosidad alcanza al 50% de los adjudicatarios. Se está desalojando y recuperando casas con un año de deuda.

Después de conocerse públicamente el primer remate de una casa ya adjudicada, el Instituto Provincial de la Vivienda vio duplicada su recaudación. La novedad se conoció el pasado 25 de agosto, cuando Carmelo Simó, titular del organismo, reveló la ejecución de la hipoteca de una casa adjudicada en un barrio de San Rafael.

Merced al hacer pública esta nueva política de recuperación de viviendas, los casi 100 mil pesos que, en promedio, recaudó durante el pasado mes el IPV, en concepto de cuotas, se duplicaron y el 31 de agosto las arcas del ente se vieron rebozadas con más de 200 mil pesos, cancelados en sus oficinas propias, según consta en los resúmenes del Departamento de Sistemas. Dejando claro que se trata de montos correspondientes a deudas y no a boletos emitidos recientemente, ya que en los puntos de cobranza externos se mantuvo el promedio de recaudación.

El hecho, único en 62 años de existencia del IPV, es el punto de partida de una fuerte política encaminada a recuperar casas que no se habitan, que son irregularmente ocupadas o bien acumulan una morosidad considerable.

Antes de fin de año se espera poder rematar la vivienda, adjudicada y escriturada en 1997 en un barrio sanrafaelino y cuyo adjudicatario nunca ocupó, abandonó y jamás pagó una cuota. En 2001, tras denunciarse estas irregularidades, comenzaron las gestiones administrativas para instar al adjudicatario a que por lo menos, cancelara algo de la deuda acumulada,  pero el titular de la vivienda se mantuvo en su intransigente postura.

A fines de 2005, y según el plan de pago pactado al momento de la adjudicación, el monto total de la vivienda debía ser cancelado, sin embargo la deuda seguía intacta.

Las autoridades del IPV comenzaron entonces con las tramitaciones judiciales. Luego de varias intimaciones, por esta vía, al titular de la propiedad a pagar su deuda, a ocupar la vivienda o, como mínimo, mantenerla y tras recibir siempre la misma indiferencia como respuesta del propietario es que el 20 de octubre de 2008 "se interpuso la demanda y la Justicia autorizó el lanzamiento de cualquier ocupante y la restitución del derecho de la propiedad al IPV", resumió la aserora letrada del Instituto, María Noelia Villegas.

De todos modos, el combate contra la morosidad, que admiten llega al 50% de los adjudicatarios,  se agudiza entre quienes deben pagar las cuotas más bajas (de 20 a 60 pesos), esta lucha se está profundizando desde hace unos meses y gracias a un fallo plenario de la Sala Administrativa de la Suprema Corte, de marzo de 2009, el IPV comenzó con la recuperación de viviendas no escrituradas y con menos de un año de adjudicadas, gracias a un arduo trabajo de la letrada Isabel Agnello.

Toda vivienda ocupada de manera irregular, ya sea por cesión, venta o alquiler, o que acumule una morosidad considerable en su primer año de adjudicación, y sin haber sido escriturada, habilita al IPV,  por intercesión judicial, a desalojar a los ocupantes y readjudicar la propiedad.

El trámite ya se ha hecho efectivo, siempre a cargo de la asesora Villegas, en casas adjudicadas en 2006, 2007 y 2008 en los departamentos de Capital, Luján de Cuyo, San Rafael y General Alvear.

Tras desalojar a los ocupantes, con el apoyo de la fuerza pública, el IPV toma posesión de la vivienda y, tras revisar sus listas de aspirantes, otorga la propiedad en carácter de comodato y custodia a grupos familiares que "prima facie" cumplan con los requisitos para ser adjudicatarios, por espacio de tres meses. Sin en ese lapso de tiempo, los nuevos ocupantes cumplen con todos los requisitos que exige el Instituto (pagar en tiempo y forma la cuota correspondiente, ocupar exclusivamente la vivienda para uso familiar, no cederla, venderla ni alquilarla, pagar los impuestos, servicios y tasas que correspondan) les será adjudicada la vivienda.
Opiniones (2)
17 de octubre de 2017 | 06:48
3
ERROR
17 de octubre de 2017 | 06:48
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. hay miles de personas dispuestas a pagar por una casa y el 50% de los q la tienen mediante el IPV no las pagan!! me parece perfecto q se las quiten y se las otorguen a quien si pagará. de todas formas 3 meses no es tiempo considerable para estudiar al nuevo inquilino
    2
  2. Que les empiecen a quitar las casas a los que no pagan o a los que usurpan porque hay mucha gente que tiene ganas y posibilidades de pagar y se los excluye por la cantidad de parasitos que hay viviendo a costillas de todos los que le pagamos al Estado. Una buena.
    1
En Imágenes
La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
11 de Octubre de 2017
La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes