Deportes

Las mejores anécdotas de los clásicos entre Argentina y Brasil

A lo largo de los años, argentinos y brasileños disputaron casi 100 clásicos. Aquí un repaso de las historias más curiosas en los partidos entre la albiceleste y el Scratch.

Argentina-Brasil es un clásico indiscutido del fútbol sudamericano y uno de los más importantes del mundo. Hoy disputarán otra edición de uno de los grandes partidos del fútbol mundial. Para palpitarlo, un repaso por aquellos que dejaron huella.

En 1937 se enfrentaron en Buenos Aires en un partido muy colorido. Los jugadores brasileños abandonaron el campo de juego antes que se cumplieran los 90 minutos, temiendo por su seguridad, en un partido al cual la prensa de Brasil titularía como "jogo da vergonha" o "el juego de la vergüenza".

En 1939, los dos se enfrentaron en Rio de Janeiro. Los jugadores argentinos explotaron de rabia por un dudoso penal que el árbitro del encuentro concedió para Brasil, y abandonaron inmediatamente el césped. El penal se ejecuto sin arquero.

En 1946 se enfrentaron por el Campeonato Sudamericano. José Salomón, jugador argentino, abandono el campo de juego con una pierna quebrada por una fuertísima entrada de un jugador brasileño. En ese momento se desato una batalla campal entre ambos lados, hasta que fueron desalojados del césped. Al regreso, la Selección albiceleste se impuso por 2-0. Pero Salomón no regresaría a las canchas jamás. El incidente dejo tales marcas, que las dos selecciones no volvieron a enfrentarse por el periodo de 10 años.

El 7 de julio de 1957 Pelé debutó con la Selección de Brasil, frente a Argentina, que ganó 2-1. O Rei anotó el gol carioca.

En el Mundial '82, Argentina perdió 3 a 1 frente a Brasil. El encuentro será recordado por siempre como el día en que Diego Maradona fue expulsado por pegarle a Batista luego de que el árbitro ignorara una falta contra Juan Barbas. A esa altura, Brasil goleaba cómodamente 3-0, con tantos de Zico, Sergio Serginho y Júnior. El equipo de Menotti descontó por intermedio de Ramón Díaz a pocos segundos del final.

En la rueda de los mejores 16 del Mundial de Italia 1990 se cruzaron nuevamente. El encuentro se conoce hoy como el juego del Agua Bendita. En un supuesto gesto de camaradería, Branco tomo de una botella de agua provista por un rival argentino. El jugador luego declaro que dicha agua contenía sustancias de origen dudoso y que su performance en el juego se vio directamente afectada. Argentina derroto a su archirrival, dejándolo fuera de la Copa, con un 1-0.



En 1995 el choque ocurrió en una Copa América. El jugador verdeamarelo Tulio Costa anoto un gol en una jugada en la cual claramente se valió de la ayuda de su mano. El juez no lo vio y el gol fue convalidado. Brasil ganaría ese partido por penales. Dicho encuentro hoy es recordado como "La mano del mal".

En el '98, faltaba apenas un mes y medio para el comienzo del Mundial cuando Argentina y Brasil midieron fuerzas en un Maracaná repleto y que llevaba 41 años sin ver a su selección caer ante los argentinos. Sin embargo, un gol de Claudio López luego de una gran definición silenció al mítico estadio y les dio a los de Passarella un impensado triunfo por 1-0.



En Copa América 2004, Argentina llegó a la final ostentando un fútbol eficaz y ofensivo, mientras que Brasil lo hizo de una forma mucho menos lucida, clasificando tras vencer a Uruguay en los penales. Señalados como los favoritos, los de Bielsa estuvieron a escasos minutos de alzar la Copa gracias a los goles de Cristian González y César Delgado (Luisao había marcado el empate). Pero un descuido final permitió el empate de Adriano y el equipo de Parreira llevó la definición a los penales, donde volvió a festejar.



Una de las curiosidades que brinda la historia del clásico es la disparidad de criterios para considerar partidos de categoría A, como los determina la FIFA, a viejos enfrentamientos. Hay diferencias entre los números que aparecen en la página de la FIFA, la de la Confederación Brasileña y la de la AFA.

La FIFA totaliza 92 partidos y una ventaja de un partido para Brasil: 35 a 34. Pero en el detalle figura un empate 1-1 en Los Angeles del 30 de agosto de 1988, correspondiente a los equipos olímpicos. Y no aparece un 2-1 de Brasil en la Copa Roca de 1922.

La página de AFA detalla también 92 clásicos, con 34 victorias argentinas y 36 derrotas.

En tanto, en la CBF aparecen 91 encuentros, con 36 victorias para Brasil y 33 caídas. El partido de la discordia es uno jugado el 5 de diciembre de 1956 en Río de Janeiro. La AFA envió un representativo por pedido del gobierno brasileño para jugar un partido a beneficio. Argentina envió un buen equipo, pero con sólo dos titulares con respecto al último partido oficial, jugado 21 días antes. En los documentos que figuran en AFA expresa claramente que iba a jugar un amistoso ante un combinado de la Federación Metropolitana, o sea la Liga Carioca. Argentina ganó 2-1, con goles de Sanfilippo y Garabal. Este choque no figura en el listado de FIFA.

Fuentes: Terra y Clarín

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó8/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|23:22
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|23:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016