Deportes

¿El Mundial sin Ronaldo? Portugal siente una "enorme presión"

El seleccionado luso tiene prohibida la derrota, pues una caída ante el líder de la zona 1, Dinamarca, en Copenhague, los dejaría incluso lejos del boleto por el repechaje.

Muchos portugueses está tensos los últimos días. En las conversaciones en cafés, bares y restaurantes parece haber un sólo tema: ¿se quedará el Mundial de fútbol de Sudáfrica 2010 sin el carisma del jugador del año 2008, Cristiano Ronaldo?

Gran parte de la respuesta se sabrá tal vez en los próximos días. En los difíciles choques por las eliminatorias europeas en Dinamarca, mañana, y en Hungría, el miércoles, los portugueses no pueden ceder ni un solo punto.

"Hay que ganar los dos partidos", advirtió el diario "Público". Ricardo Carvalho, defensor del Chelsea, admite sin rodeos: "La presión es enorme".

A cuatro fechas del final, los ahora "vinotintos" se ubican en el tercer lugar de la tabla del Grupo 1, a siete puntos de Dinamarca y a cuatro de Hungría. Suecia tiene nueve puntos, igual que Portugal, y está al acecho.

La lucha por el primer lugar, el único que clasifica directamente a Sudáfrica, ya se abandonó. Como uno de los mejores ocho segundos, Portugal iría por lo menos al repechaje.

Pero entre Lisboa y Oporto cunde el pesismismo, que a veces se convierte en desesperanza y hasta en pánico.

El diario deportivo "Record" criticó esta semana los constantes experimentos hechos por el seleccionador, Carlos Queiroz, tanto en materia de jugadores como de sistema de juego y opinó: "Así, todo partido es como un nuevo comienzo. Y la meta parece inalcanzable".

Por si fuera poco, los medios daneses calentaron el ambiente adicionalmente al citar a futbolistas que juegan en la liga portuguesa, como Jon Dahl Tomasson y Simon Kjaer, afirmando que le darían "algunos golpes" a Ronaldo para "irritarlo" y que Portugal precisa comprar delanteros en Brasil, en alusión a la convocación de Liedson.

Deco admite el nerviosismo que reina en el plantel: "Claro que nos hubiese gustado llegar a estos partidos en una situación más tranquila. Ahora tenemos que ganar o ganar".

La última vez que Portugal no estuvo en un Mundial fue en Francia 1998. José Bosingwa, también del Chelsea, dice que no se imagina un Mundial sin Portugal.

Pero Carvalho reconoce: "Tenemos que mejorar nuestro juego". Y Pepe, del Real Madrid, completa: "Tenemos que hacer lo que nos pide el entrenador y estar tan unidos dentro del campo como los somos fuera de él".

El próximo rival, Dinamarca, no es nada fácil. En el partido de ida, los daneses se impusieron como visitantes por 3-2, dando vuelta al resultado en los últimos siete minutos de juego.

Pero esta vez, Portugal tiene una gran ventaja. El entrenador de los locales, Morten Olsen, tendrá que prescindir en Copenhague de ocho jugadores, todos lesionados, como Thomas Kahlenberg, del campeón alemán Wolfsburgo, y Daniel Agger, del Liverpool.

En Portugal sólo faltará un jugador considerado titular, el delantero Hugo Almeida, del Werder Bremen alemán.

Pero para reemplazar a Almeida, Queiroz apuesta por un "arma secreta": el brasileño Liedson, nacionalizado portugués hace sólo unos pocos días.

Liedson tendrá la misión de acabar con la miseria goleadora de los portugueses, que sólo anotaron ocho goles en seis partidos de eliminatorias, teniendo en el grupo a rivales como Malta o Albania.

"Liedson contribuirá a mejorar nuestro juego", asegura Queiroz, quien, sin embargo, dejará al delantero del Sporting de Lisboa, de 31 años de edad, en el banco al comienzo del partido.

Contra Dinamarca "será el partido de nuestras vidas, tenemos que ganar", pidió Queiroz.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|10:25
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|10:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic