La "Cultura del agua" se instala en el Palais de Glace

Una muestra reúne allí diapositivas, imágenes digitales y fotografías tomadas por artistas visuales de todo el país que trabajaron a partir del concepto de este elemento como recurso primario para la supervivencia. Las 20 imágenes en exposición fueron seleccionadas de un total de 1.500 obras presentadas en un concurso.

Diapositivas, imágenes digitales y fotografías tomadas por artistas visuales de todo el país que trabajaron a partir del concepto del agua como recurso primario para la supervivencia pueden verse hasta el 20 de septiembre en el Palais de Glace.

Las 20 imágenes que se exponen en el primer piso de Posadas 1725 fueron seleccionadas de un total de 1.500 obras presentadas en la segunda edición del concurso nacional de fotografía "Cultura del agua", que promueve el cuidado del agua como fuente de vida y el desarrollo de la fotografía como herramienta de expresión social.

Dos hombres que esperan pique por la noche bajo el puente Zárate-Brazo Largo, a orillas del Paraná, son los protagonistas de una de las tres fotos premiadas por la Secretaría de Cultura de la Nación y la empresa Villavicencio, responsables del concurso que otorga 10 mil pesos a los tres primeros finalistas.

Se trata de "Río dorado", una diapositiva que Alejandro Chaskielberg tomó este último verano en ese lugar y que forma parte de un ensayo más amplio sobre el río Paraná que inició en 2007 a partir de una serie de interrogantes de tinte ambiental y cultural.

Esa diapositiva integra "La creciente", la primera parte del ensayo -"nocturno y con cámara de placa", explica a Télam- en el que usa la luz de la luna y exposiciones extensas para tomar las imágenes, y que ya le valió, entre otras, una distinción de la National Geographic.

"El Paraná es el segundo río más grande de Sudamérica y abastece a más de 100 millones de personas: San Pablo, Asunción, Montevideo y Buenos Aires se nutren de su agua", resalta al referirse a la cuenca este joven fotógrafo que debe parte de la estética de sus imágenes a su paso por el Instituto Nacional del Cine.

"Quiero mostrar esa cualidad; cómo es la vida y cómo fue la comunicación entre culturas a través de ese río", agrega y se despide apurado: los próximos 15 días le tocan en el Delta para terminar el ensayo.

El director del Palais de Glace, Oscar Smoje, destacó por su parte "la coparticipación entre el Estado y una empresa en la concientización del consumo y el cuidado del agua". En este sentido, remarcó que "el concurso obliga a los fotógrafos a practicar una mirada específica sobre la que el espectador, a su vez, va a reflexionar".

Una fotografía en tonos blancos y celestes que a simple vista parece hielo, podría ser un primerísimo plano de un suelo nevado, sorprende al prestarle un poco más de atención: lo que hay ahí es una cubetera y un muñequito plástico de un oso cubierto por el hielo en un congelador.

"Esta es una imagen que tenía en el portapapeles de mi memoria -asegura Eduardo Carrera Pereyra-. Surgió después de ver unas fotos tremendas de pueblos que fueron construidos sobre el hielo, pero con el derretimiento de los Polos quedaron sobre pantanos interminables, en unas ciénagas enormes y dantescas".

El oso plástico tuvo que estar 15 días en el freezer de Carrera Preyra para que pudiera tomar esta diapositiva. Se le ocurrió como una síntesis "fácil, eficaz y rápida" para la concientización de lo que define como un ’loop’ (repetición continua) de una mala y conocida situación ambiental: el efecto invernadero.

Este fenómeno es el principal responsable del calentamiento global, generado por gases como dióxido de carbono y metano, producidos por la actividad industrial -acá es donde entran las heladeras- que no permiten liberar rápidamente al espacio la energía solar que recibe constantemente la Tierra.

Una fotografía blanco y negro donde el agua cae sobre plantas, recortadas de tal manera que a lo lejos parecen trazos abstractos, es la tercera ganadora de este concurso, autoría de Liliana Noemí Antonow.

"Hace 15 años cambié los pinceles por la cámara", dice Antonow, quien usa la máquina digital como si fuera una analógica, con tomas directas, concentrándose en el encuadre y sin retocarlas cuando lleva las fotos al papel. Esa particular forma de usar la cámara responde a dos cuestiones: según Antonow, a su paso por la escuela de pintura Prilidiano Pueyrredón y a los tiempos que corren, "más de ’clip’, más rápidos".

"Yo veo en blanco y negro, transformo los colores en valores y si bien la velocidad actual me llevó a trabajar con cámara digital no intervengo la imagen: en este momento todo el mundo hace fotos pero al fotógrafo lo hace la mirada", afirma.

La muestra de estas obras se reeditará en distintos puntos del país ya que las fotografías premiadas pasaron a formar parte del patrimonio permanente de los muesos de Arte Moderno de Mendoza, Emilio Caraffa de Córdoba y Rosa Galisteo de Santa Fe.
Opiniones (0)
8 de Diciembre de 2016|21:27
1
ERROR
8 de Diciembre de 2016|21:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic