Una patota asesinó a un chico de 16 años tras una feroz paliza

Un adolescente de 16 años murió luego de haber sido ferozmente golpeado por una patota de cinco chicos, que lo atacó a patadas, trompadas y cabezazos luego de haberlo "emboscado" en la localidad bonaerense de Aldo Bonzi.
  
El chico salvajemente atacado logró llegar hasta su casa después de la golpiza, pero se desvaneció y fue llevado a un hospital por su familia, donde finalmente murió como consecuencia de la gravedad de las heridas internas y los diversos traumatismos que presentaba.
  
Por el caso, la Policía detuvo posteriormente a tres jóvenes, dos de ellos menores de edad, presuntamente involucrados en el hecho.
  
Según informaron fuentes policiales, citadas hoy por el matutino Diario Popular, el trágico hecho ocurrió el domingo pasado, aproximadamente a las 3:00 de la madrugada.
  
El adolescente, identificado como Marcelo Nicolás Sanz, se topó con una patota de ese barrio en la intersección de las calles Pirán y Blandengues.
  
"Todavía no está claro por qué lo emboscaron para pegarle. Aparentemente fue por una cuestión sentimental, pero falta determinarlo. Lo concreto es que le propinaron una salvaje golpiza, y lo dejaron abandonado en la vía pública. El chico murió un rato después", dijo un vocero policial.
  
La reconstrucción del caso está en plena etapa de investigación, pero a pesar de ello se pudo averiguar que el adolescente de 16 años es hijo de un matrimonio divorciado.
  
"Tenía residencia en el barrio porteño de Villa Lugano, donde vivía con su padre, y este fin de semana había concurrido a visitar a su madre en Aldo Bonzi", señaló la fuente.
  
Los hechos ocurrieron en el barrio Mendeville, de la mencionada localidad de La Matanza, donde el muchacho salió "a tomar algo" el sábado por la noche, y pasadas las 2 de la madrugada del domingo regresaba a la casa de su madre.
  
En ese momento, comentaron las fuentes, Marcelo fue emboscado por una patota del barrio, integrada por cinco personas, todas jóvenes, algunas de ellas menores de edad.
  
"Aparentemente lo tenían marcado. Creemos por cuestiones sentimentales, un problema por una chica", dijo un vocero consultado.
  
"Lo encerraron entre los cinco, y comenzaron a pegarle. Habrían participado los cinco integrantes del grupo. Le pegaron patadas, piñas y cabezazos. El pibe quedó tendido en la vía pública un rato, pero pudo incorporarse y llegó hasta la casa de su madre", explicó la fuente.
  
Según pudo averiguarse, el chico se dirigió a su habitación y se recostó en una cama. Luego, su madre fue a verlo, pero no pudo despertarlo.
  
Desesperada porque el joven no reaccionaba, la mujer lo trasladó por su cuenta hasta una sala de primeros auxilios de la zona, llamada Puerto Argentino.
  
Allí sometieron al muchacho a tareas de reanimación, pero como el cuadro era crítico, los médicos decidieron trasladarlo al Hospital Paroissien, ubicado en el kilómetro 21 de la Ruta Nacional 3.
  
"Al hospital llegó muerto, los médicos no pudieron hacer absolutamente nada. Presentaba politraumatismos y lesiones internas muy graves", dijo un vocero.
  
La investigación del caso quedó a cargo del fiscal Pablo Insúa, del Fuero de Responsabilidad Juvenil de La Matanza, y con apoyo del destacamento policial de Aldo Bonzi, se logró detener a tres presuntos integrantes de la patota, de 21, 17 y 15 años, quienes fueron imputados de "homicidio calificado".
Opiniones (0)
21 de noviembre de 2017 | 16:33
1
ERROR
21 de noviembre de 2017 | 16:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia