Internet: recomiendan a los padres diálogo y compromiso con sus hijos

Hay un estado de alerta responsable debido al crecimiento de las redes sociales. Muchos adolescentes no aún no comprenden los peligros que puede acarrear difundir su privacidad en la red. Es fundamental el rol de los progenitores para evitar estafas y hasta vinculaciones con redes de prostitución. Enterate en esta nota.

El crecimiento de las redes sociales y otras páginas web en internet generaron una pérdida de noción en los adolescentes para saber diferenciar el peligro, por lo que los especialistas recomiendan que los padres dialoguen y se comprometan en las actividades de sus hijos sin infundir miedo.

En ese aspecto, la decisión de enviar fotos provocativas a alguna persona o algún portal puede resultar peligrosa porque el adolescente se ve "estafado" a la hora de resguardar su privacidad, al tiempo que puede provocar otros riesgos como caer en manos de un abusador o de individuos que "reclutan" chicas para introducirlas a redes de prostitución.

Es por eso que ante el error cometido por el chico, los padres no deben recriminarle la actitud o castigarlo, sino que deben hablar de manera profunda para ver por qué lo hizo.

El joven en general comete un exceso de confianza cuando chatea o incluye gente a su grupo, ya que no toma real conciencia que ello puede causar problemas y cree que el que está del otro lado no persigue fines peligrosos.

La licenciada Andrea Gómez, especialista en sexualidad e integrante del Comité de Desarrollo del Centro Latinoamericano de Salud y Mujer (Celsam), remarcó a Noticias Argentinas que los progenitores "tienen que involucrarse para ver qué fue lo que ocurrió", algo que en su mayoría puede suceder con las adolescentes.

"Cuando a una chica le ocurre algo así, seguro que se va a angustiar, pero a quién le va a contar si los padres se van a enojar en lugar de entender qué pasó y por qué se dio este tipo de abuso", indicó la licenciada.

Incluso, Gómez involucró en la problemática a las autoridades educativas, ya que solicitó que ante un hecho similar que involucre a algún alumno no lo expulsen sino que encaren "una charla con los padres y los hijos para entender la problemática".

"Hay que tener una charla para educar y acompañar, pero no echarlo el colegio. Eso sería seguir echando la culpa a los adolescentes y sería un error. Hay que hablar con padres y chicos para entender la problemática", agregó.

En la actualidad, existe una práctica en internet denominada sexting, una modalidad que consiste en fotografiarse desnudo o semidesnudo y luego enviarlo mediante mensajes de texto del celular, que va en ascenso en el mundo y ya se instaló en Argentina, lo que genera una modalidad peligrosa para los adolescentes.

Los jóvenes toman este tipo de iniciativas para caer bien a un amigo, para conquistar a algún amor del colegio o como una manera de rebelarse, pero este tipo de "juegos" es perjudicial porque esa imagen generalmente es reenviada mediante cadenas y puede ir a parar a alguna persona que busca otros fines.

Los especialistas indicaron que una vez que las fotos van a parar a manos equivocadas termina dando vuelta en distintas páginas web y es ahí donde vienen los problemas porque la puede observar cualquier individuo, que a su vez puede perseguir fines macabros.

Lidia Grichner, presidenta de Missing Children de Argentina, remarcó que muchas desapariciones de chicos "están vinculadas a todo lo que tenga que ver con internet" y advirtió a los padres a que "dialoguen con sus hijos".

En ese aspecto, no descartó que la tecnología pueda ser utilizada para la trata de personas, ya que el delincuente tiene todos los datos necesarios como para reclutar a los adolescentes, sobre todo las jovencitas.

"Hay gente que no toma sus recaudos, porque dan sus datos como puede ser teléfonos, direcciones o mails y facilitan fotos. Este medio es un método muy utilizado para captar gente e introducirlas en redes de prostitución mediante el ofrecimiento de trabajo que no era lo que pensaban", señaló Grichner.

La titular de Missing Children pidió a los chicos y a sus padres el "uso responsable y que se sepan los límites" al tiempo que indicó que los adultos deberían "conocer a los amigos cibernéticos" para determinar "si no oculta otros fines".

El "sexting" puede resultar peligroso si la persona que lo efectuó se ve "defraudada" respecto a su círculo de confianza, ya que en ese caso será muy tarde para frenar una imagen que será subida a la web y circulará por millones de páginas, sobre todo si la misma contiene un alto contenido erótico.

Gómez indicó que muchas veces se producen quejas de adolescentes que se ven involucrados en fotos publicadas en la web sin su consentimiento o incluso se ven estafadas" en su confianza.

La especialista sostuvo que hasta el momento no recibieron consultas por este tipo de tendencias, pero instó a los padres a dialogar con sus hijos para convertirse en confidentes, "entiendan qué pasó" para poder tratar un caso así.

"Hay que hacerles entender a los chicos que se puede ser popular y gustar sin la necesidad de subir este tipo de imágenes. Los padres son los que siempre están y no pueden delegar este tipo de charlas a otros", remarcó.

Para Gómez, efectuar un acto como el de "sexting" u otros vinculados a subir imágenes provocativas a la web  no se debe a una cuestión de rebeldía sino que hay "una ambivalencia porque en ciertos casos los jóvenes parecen niños y resultan un poco ingenuos, ya que no toman conciencia del riesgo que ello puede tener".

"Los adolescentes pierden la noción y  no se dan cuenta que si usan tecnología todo lo que entra a la web deja de ser parte de la privacidad. Por eso tienen que pensar que eso lo va a ver mucha más gente de lo que creen", completó.

Además, indicó que los padres deben entender que "no se trata de un atentado contra la moralidad o las buenas costumbres, sino que hay que preguntar el motivo de la exhibición y el por qué alguien más la subió a la web".

Por último, apeló a la confianza que el chico pueda tener con sus padres para contarle lo que ocurrió, aunque en caso de no ser así deben "responsabilizarlo a discernir y a comprender la situación de riesgo en la que se puso y deben formar alianzas".

"Hay que entender lo que pasó, porque si sólo lo acusa va a reprimir al adolescente y éste no va a tener herramientas para aprender, ya que lo va a tomar como un simple error y listo. No hay que festejarlo, sino encontrar la respuesta para aprender, porque tu cuerpo no podés mostrárselo a todo el mundo, no todo en la vida es imagen", concluyó.
Opiniones (0)
18 de agosto de 2017 | 03:24
1
ERROR
18 de agosto de 2017 | 03:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial