Allanan la mina Veladero en busca de camionetas 4x4 robadas

Más de una veintena de investigadores, encabezados por el jefe de Policía de San Juan, empezaron ayer a inspeccionar una por una las camionetas y otros rodados dentro del emprendimiento minero en busca de vehículos robados. Anoche, trascendió que secuestraron una Toyota Hilux de una empresa subcontratista e investigaban a otra que estaba abandonada, dijeron fuentes del caso.

Siguiendo la pista de la llamada "mafia de las 4x4", la policía de la provincia de San Juan,  allanó con orden judicial el complejo de la mina Veladero en Iglesia, informa hoy Diario de Cuyo.

Más de una veintena de investigadores, encabezados por el jefe de Policía, Miguel González, empezaron ayer a inspeccionar una por una las camionetas y otros rodados dentro del emprendimiento minero en busca de vehículos robados. Anoche, trascendió que secuestraron una Toyota Hilux de una empresa subcontratista e investigaban a otra que estaba abandonada, dijeron fuentes del caso. También se conoció que un día antes del desembarco policial, un empresario hizo desaparecer otra camioneta del campamento, a la vez que presentó un pedido de eximición de prisión en el juzgado interviniente, dijeron en la policía.

Esto recién comienza, la comisión policial tiene una complicada tarea. Se estima que hay 600 camionetas dentro de Veladero, a cargo de la empresa Barrick. La orden de la juez María Inés Rosselot, titular del Quinto Juzgado de Instrucción, es que los peritos inspeccionen todos los vehículos doble tracción para verificar si están en regla, o presentan adulteraciones en sus patentes, números de chasis y motor. Ésto, para establecer si provienen de ilícitos. Calculan que los investigadores estarán casi una semana en la cordillera. De hecho armaron un campamento con dos casillas rodantes en la entrada del camino, cerca de Tudcum, para controlar los vehículos que bajan. Otro grupo subió a la mina y hasta llevaron equipos informáticos para registrar todo, indicó un jefe policial.

Así, lo que empezó el 11 de julio pasado con el robo de esa máquina retroexcavadora en Mendoza y que al otro día apareció en una bodega de Ullum, derivó en un caso con ribetes impensados. Descubrieron un desarmadero, camionetas robadas y autopartes, mientras que el principal sospechoso, Guillermo Criscuolo, desapareció y hasta la fecha está prófugo. Igual esa fue la punta del ovillo. Después vinieron decenas de allanamientos en domicilios particulares, talleres y empresas de servicios mineros. La causa denominada "Mafia de las 4x4" tiene en la actualidad a 17 personas implicadas (algunas estuvieron detenidas) y 27 vehículos secuestrados, en su mayoría Toyota Hilux. En teoría, los vehículos eran robados en otras provincias y los traían a San Juan para convertirlos en "mellizos" y venderlos, o bien desarmarlos para sacar repuestos.

En esa línea, surgieron indicios de que algunas de esas camionetas que traía Criscuolo podrían haber ido a parar a empresas dedicas al rubro minero. Así fue que ahora la policía aterrizó en el corazón neurálgico de Veladero, en plena cordillera, para inspeccionar los talleres y depósitos de vehículos.

La juez María Inés Rosselot envió un exhorto a su par, el juez Carlos Mateos de la Segunda Circunscripción Judicial de Jáchal y Rodeo -en cuya jurisdicción está la mina-, para librar el allanamiento en la mina.

Antes que ésto se concretara, una comisión policial viajó el jueves a Iglesia para controlar el camino de ingreso a Veladero. Fue ese día que una camioneta Toyota Hilux salió de la mina y supuestamente escapó por un camino alternativo para evadir el control, informó un jefe policial. Aún así la identificaron. El viernes, el dueño de esa camioneta presentó un pedido de eximición de prisión y adelantó que entregaría el vehículo, reveló una fuente judicial

El mismo viernes a la tarde, la policía entró a Veladero para instalarse. El allanamiento fue encabezado por el jefe de Policía, Miguel González, el comisario mayor Mario León y los subcomisarios Carlos Vallejo y Vicente Codorniú. En total son 20 policías y 3 veedores judiciales, además de otros efectivos que hacen apoyo desde Tudcum. Recién ayer pudieron comenzar con la inspección de las camionetas, pero ya surgieron los primeros indicios: secuestraron una Toyota Hilux de una subcontratista que tendría adulterado el número de chasis y se cree puede ser robada, reveló una fuente del caso. También apareció otra camioneta abandonada en el predio.

Hoy se proseguirá con las inspecciones. Como son tantas las camionetas, la policía dispuso poner un sticker con un color determinado, un número de identificación y una marcada de seguridad a cada camioneta revisada, de manera que quede "marcada". Así sabrán qué camioneta falta inspeccionar.
Opiniones (1)
22 de agosto de 2017 | 11:24
2
ERROR
22 de agosto de 2017 | 11:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. La verdad que allanando solo una lo unico que van a lograr es que en las demas desaparezcan las que podrian haber estado. Es como avisarles...escondan que vamos...
    1
En Imágenes