Deportes

Víctor Ramírez perdió el título del mundo de los cruceros

El alemán Marco Huck, campeón de Europa, se proclamó esta noche campeón mundial de los cruceros, versión Organización Mundial de Boxeo (OMB), al derrotar al argentino por puntos.

Los jueces puntuaron 116-111, 115-112 y 116-111 a favor del nuevo campeón.

La pelea fue un tremendo desgaste físico con la espada de Damocles del k.o. pendiente sin cesar sobre dos hombres de 90 kilos y de demoledora pegada.

Ramírez ya desde el primer gong se lanzó al ataque, peleando como un aspirante y buscando el golpe decisivo. A 20 segundos de finalizar el segundo asalto, Huck, de 24 años, conectó una fulminante serie izquierda-derecha y el campeón se fue a la lona.

El argentino se recuperó rápido y al próximo asalto siguió atacando, igual si encajaba golpes o no. Su táctica consistió en avanzar agachado, con doble guardia, para soltar luego sus fulminantes ganchos. Su error fue quizás la escasa variación de su estilo de boxeo, siempre lo mismo y casi siempre sólo la derecha.

Su manera de boxeo trajo a la memoria una frase del inolvidable Oscar Ringo Bonavena en una pelea en Berlín hace ya muchos años cuando dijo: "Yo no boxeo, yo pego".

Huck aprovechó hoy la segunda oportunidad de ser campeón del mundo. La primera la desperdició en diciembre de 2007 cuando perdió en Bielefeld por k.o.t. en el último asalto contra el estadounidense Steve Cunningham.

Su palmarés es ahora de 26 victorias (20 k.o.) y una derrota.

El "Tyson del Abasto", de 25 años, sufrió hoy la segunda derrota de su carrera con 15 victorias, 12 por k.
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|17:35
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|17:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic