Buscan reactivar la hipótesis de que lo mataron en un cabaret

Se reinició el juicio por el crimen y hasta el momento se investiga la hipótesis de que el homicidio se produjo a escasos metros del complejo La Jirafa. Pero la defensa de los imputados quiere hacer renacer la hipótesis de que el crimen se produjo en un cabaret cercano.
Lo que viene en el juicio y la expectativa por la inspección ocular.

Comenzó la séptima   jornada del juicio que se desarrolla en San Martín por el crimen acontecido hace siete años al joven José Luis Bolognezi. Durante los seis días previos en los que se desarrolló hasta ahora el juicio -en el que se han aportado informes para declaren unos 300 testigos- sólo se ha analizado la hipótesis de que el “homicidio en agresión” se produjo frente al complejo La Jirafa, en un descampado próximo a la esquina noroeste determinada por la intersección de las calles Advíncula Moyano y Albuera en San Martín.

Sin embargo, tal como había trascendido en el pasado, existe una segunda hipótesis que vincula el hecho con el cabaret "Brujas", que está a pocos metros del lugar donde se analiza si José Luis Bolognezi fue muerto por la participación de cuatro jóvenes, entre los que se incluye la participación de los acusados Abdo Girala y Carlos “Metralleta” Pérez.

Esta segunda versión, comenzó a cobrar nueva vida por las preguntas que fundamentalmente realizó a algunos testigos la defensa de los imputados en la causa Bolognezi.

Por ello a “Georgina”, un travesti llamado Guillermo Antonio Sosa, que esa noche trabajaba en su parada en el Parque Sarmiento en San Martín, se lo requirió para que dijera si existe una puerta que comunica por su parte del fondo al Cabaret con la calle Albuera, algo que confirmó.

De la misma manera, a Alberto Daniel Rigio, el empleado de la playa de combustibles de la estación de servicios La Jirafa que trabajó esa noche –entre las 22 y las seis de la mañana- se le preguntó sobre la calle Albuera por la que se puede acceder por los fondos al Cabaret y sobre la factibilidad de que alguien pudiera salir desde el negocio por su parte trasera.

Esta segunda hipótesis que ya había avanzado cuando intervenía en el esclarecimiento del crimen el fiscal Alberto Acevedo, fue de un día para otro desestimada durante la investigación realizada en el pasado y en cambio cobró más fuerza la del baldío frente a La Jirafa, donde fue encontrado por civiles y la misma policía el cuerpo de Bolgnezi, sin las zapatillas puestas, sin los pantalones y sin el reloj.

Entre los rumores que corren en San Martín por el hecho, además de la hipótesis que hasta ahora se investiga, corre la versión de que fue apartado de la causa Acevedo por obra del poder político de esos días. Porque ahora está apartado de la causa, no se descarta que en los próximos días de debate, Acevedo comparezca ante el tribunal para que ofrezca su versión de la investigación en la que estuvo directamente vinculado.

La hipótesis del Cabaret Brujas, sostiene que el joven Bolognezi, la noche del 14 de setiembre de 2002, habría entrado al negocio y habría solicitado los servicios de “la Polla”, una chica de nombre María Elena Gándara, quien también sería una de las testigos que participaría en los próximos días en el juicio.

De la misma manera, debería concurrir para ofrecer su testimonio sobre lo que sabe de los hechos acontecidos esa noche el propietario del cabaret, Rubén Báez, quien ya declaró anteriormente que en un robo le habían sustraído el libro en el que constaban los nombres de las alternadoras que trabajaron esa noche.

Báez declaró en el pasado frente a la jueza Myriam Moltó.

En tanto, será un poco más difícil que asista a declarar quien esa noche oficiaba como encargado del cabaret: Carlos Carvañate, de quien sostienen que se fue hace mucho de Mendoza y que estaría viviendo en el sur argentino.

Asimismo, en la causa algunos aún recuerdan una pericia que realizó Gendarmería Nacional, en el lugar donde fue encontrado el cuerpo de Bolognezi y que estuvo en poder el juez Ricardo Shultz y que había determinado que la tierra que tenían las zapatillas de la víctima no concordaba con la del baldío. Detalle que seguramente trascenderá en las próximas jornadas del debate.

Falsa denuncia

A esto se suma una falsa denuncia que realizaron los hermanos Grangeto y que fue recordada el jueves pasado cuando se indagó a Danilo Gabriel, quien luego de ser buscado por la policía en su domicilio un par de veces concurrió acompañado por su madre.

Según se pudo saber, la denuncia que realizaron en su momento los hermanos Grangeto ventiló la posibilidad de que el crimen lo hubiera concretado un tal “Bocón” Leal, quien vivía en el ahora desaparecido asentamiento La Horqueta.

Este dato ya había sido aportado por una denuncia formal realizada por el mismo Carlos “Metralleta” Pérez , ex Campeón Argentino y Sudamericano de box en las 160 libras a mediados de los ´90, quien informó a las autoridades que el autor del crimen de Bolognezi era “el Bocón Leal”, según confirmó en su reciente declaración ante el juez Pedro Bernardo Carrizo, un magistrado de quien todos defienden tanto su profesionalismo como objetividad.

El comisario Quiroga y la inspección ocular

Resta también esperar si será citado o no el Comisario Mayor Héctor Quiroga, quien estuvo a cargo de la Regional Esta de la Policía de Mendoza en un tramo de la investigación del pasado y que fue removido de su cargo por el sonado caso Chandía.

A este efectivo policial, algunos le achacan haber "sembrado" en la investigación el testimonio de Ana María Puebla, la señora de 70 años que fue considerada como la testigo de identidad reservada que ya declaró en el juicio actual y que reconoció que en el lugar que baraja la hipótesis uno –la del baldío frente a La Jirafa- estuvieron Abdo Girala y Carlos “Metralleta” Pérez.

No se sabe aún si Quiroga será requerido para que preste declaración testimonial. Lo que si está confirmado, es que muy cerca del próximo 14 de setiembre, cuando se cumpla el séptimo aniversario del crimen, se realizará un reconocimiento ocular del lugar donde tanto la querella como la fiscalía suponen que se produjo el hecho.

Se supone que ese reconocimiento se realizará un día viernes, con el fin de que se pueda constatar el movimiento nocturno que hay en la zona, tratando de emular las mismas condiciones que hubo cuando mataron a Bolognezi y a la misma hora. "Se hará a las cinco y media de la mañana”, anunció el jueves el mismo presidente del tribunal, Pedro Carrizo.

Opiniones (0)
24 de septiembre de 2017 | 01:20
1
ERROR
24 de septiembre de 2017 | 01:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'