Tiró a su hija recién nacida por una ventana: la beba se salvó de milagro

Una joven de 22 años, empleada doméstica en un edificio de la capital tucumana, arrojó por una ventana a su hija recién nacida poco después de haber dado a luz, y la bebita se salvó milagrosamente luego de que un toldo amortiguara la caída. La pequeña bebita cayó al vacío desde un primer piso y se desplomó sobre un plástico extendido entre dos sogas, en un patio interno de un edificio ubicado al lado de la vivienda donde estaba su madre.Los vecinos llamaron enseguida a la Policía y la beba -a la que le pusieron de nombre Milagros- fue llevada al hospital local, mientras que la joven madre quedó detenida, acusada de "tentativa de homicidio".

El episodio, de acuerdo con lo señalado por el diario La Gaceta de esta ciudad, ocurrió ayer, a las 9:00 de la mañana, en un edificio torre de la calle Marcos Paz al 600, en la zona de Barrio Norte de la capital tucumana. "Primero escuchamos el llanto agudo de un bebé y, de inmediato
salió la portera a golpearnos la puerta, desesperada, diciendo que había caído una criatura al patio del edificio de atrás -de la calle Muñecas 710- y que no sabía de qué piso era", dijo un vecino del edificio desde el cual fue arrojada la bebita.

El testigo señaló el diario tucumano: "Saqué la cabeza por la ventana y vi al bebé tirado en el piso, con el cordón umbilical todavía sangrando. Fue muy impresionante. Varias mujeres salieron corriendo, levantaron a la criatura y se la llevaron a la Maternidad".  Los vecinos avisaron a la Patrulla Urbana y luego la comisaría 1ra inició la investigación. Los rastros de sangre que se encontraron en una pequeña ventana
del baño del 1er piso de Marcos Paz 623 determinaron que se trataría de una "tentativa de homicidio", según explicó el comisario Oscar Pastor Vallejo.

En tanto, la fiscal Teresita Marnero tomó intervención en la investigación del caso. Un agente de la Patrulla Urbana, que acudió al llamado de los vecinos, relató: "cuando llegué al lugar, los vecinos tenían en brazos a la bebé, que estaba desnuda y con el cordón umbilical con
sangre. Tomamos un taxi y nos fuimos al hospital de Niños, donde  a atendieron y la derivaron a Neonatología de la Maternidad en
una ambulancia, junto a un matrimonio que no se despegó de ella", quien además le puso el nombre de Milagros.

El comisario a cargo del caso dijo: "Interrogamos a los vecinos en privado, comparamos las evidencias y los datos que fuimos encontrando nos llevaron a un departamento del primer piso".  A su vez, el oficial Francisco Lescano, quien trabajó en el lugar, señaló que al llegar hasta ese departamento "los dueños de  casa, un matrimonio con hijos adolescentes, no sabían nada. Ni siquiera se habían dado cuenta de que la empleada, que trabajaba allí hace rato, y es de Los Ralos, podía estar embarazada. Lo único que saben es que a la mañana ella se sintió mal y se metió al baño. Allí nació la criatura".

"La acusada no estaba nerviosa ni lloró cuando la detuvieron", recordó el policía.  Por su parte, la directora de la Maternidad, Rossana Chahla,
dijo que Milagros se encuentra bien de salud aunque todavía  respira con apoyo de oxígeno por el frío que tomó en las primeras horas de vida.

La bebita pesa 2,935 kilos y, para sorpresa de muchos, no presenta golpes de importancia a pesar de la caída.
Opiniones (1)
22 de agosto de 2017 | 20:43
2
ERROR
22 de agosto de 2017 | 20:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. A esa hdep la tienen que dejar encerrada por siglos en la carcel y que se pudra alli dentro, no tiene perdon de Dios!! No vaya a ser cosa que digan que está loca y la dejen libre.
    1
En Imágenes