Mientras cometían un robo, atendieron a un delivery y hasta le dieron propina

Los dos asaltantes, de acuerdo con lo señalado, hicieron gala de una particular audacia: no sólo redujeron a mano armada al hijo del dueño del local que asaltaban, sino que además, cuando el joven se encontraba encerrado en el baño, recibieron al delivery de un negocio de comidas y le pagaron con plata de la caja del lugar que estaban asaltando.

Dos delincuentes que habían entrado a robar a un negocio de venta de insumos odontológicos encerraron al hijo del dueño del local en un baño, y mientras permanecían allí atendieron a un delivery y hasta le dieron propina por la comida que había llevado.
  
El curioso episodio se produjo ayer, en un local ubicado en inmediaciones del Colegio Nacional de esta ciudad, que fue blanco de su decimoquinto robo desde que fue inaugurado, hace diez años.
  
Los dos asaltantes, de acuerdo con lo señalado, hicieron gala de una particular audacia: no sólo redujeron a mano armada al hijo del dueño del local, sino que además, cuando el joven se encontraba encerrado en el baño, recibieron al delivery de un negocio de comidas y le pagaron con plata de la caja del lugar que estaban asaltando.
  
El ataque tuvo como escenario un local ubicado en la esquina de las calles 3 y 49, cuando a las 13:30 salía de allí un cliente y uno de los dos ladrones aprovechó para ingresar, de acuerdo con lo señalado en la edición de la fecha del diario El Día de esta ciudad.
  
Segundos después, sacó un arma de fuego y así intimidó a Germán Batelli, de 22 años, quien estaba a cargo en ese momento del negocio, obligándolo a tirarse al piso detrás del mostrador y luego lo hizo introducirse en el baño, para apoderarse de unos 500 pesos que había en la caja y de un costoso teléfono celular.
  
Según lo relatado por Batelli, "los dos delincuentes tendrían entre 25 y 28 años. Primero entró al local uno de ellos, que me hizo quedar en el suelo y me pidió que le entregue toda la plata del negocio y celulares. Enseguida me dijo que también le diera el dinero que tuviera en los bolsillos y en eso se metió su cómplice, que cuando dije que no tenía plata encima me encerró en el baño".
  
El padre del joven asaltado, Roberto Batelli, propietario del comercio, contó a su vez: "Mientras mi hijo estaba encerrado en el baño, llegó al negocio un muchacho de un delivery de una casa de comidas al que Germán le había realizado un encargue telefónicamente. Pero lo terminó atendiendo uno de los `chorros`, quien cuando le preguntó qué necesitaba y obtuvo como respuesta que traía el pedido, le preguntó cuánto debía pagarle".
  
"Le contestaron que eran 18 pesos y sacó de la caja 20 pesos y antes de recibir el vuelto le expresó: `está bien, quedate con los dos pesos`. Hasta ese lujo se dio", señaló el comerciante.
  
Con respecto al botín que se llevaron, el joven asaltado contó que incluyó "unos 500 pesos, un celular que vale 1.500 pesos y la llave de entrada al local, por lo que tuvimos que llamar después a un cerrajero para cambiar la cerradura".
  
"Por suerte no nos robaron una notebook, tampoco un pendrive ni un disco rígido que estaba a la vista y que cuesta más caro todavía que el celular que me sacaron", dijo el joven.
Opiniones (0)
13 de diciembre de 2017 | 15:07
1
ERROR
13 de diciembre de 2017 | 15:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho
    Incendios en California
    6 de Diciembre de 2017
    Incendios en California