El "Loco" de Calamaro sigue delinquiendo

La frase de Andrés Calamaro y modificada de su versión original en un recital donde señaló "que linda noche para fumar un porrito" todavía podría ser una acción ilegal, por más despenalización del consumo de droga que la Corte haya dispuesto. Una observación sobre el fallo judicial. Pero antes, una especulación sobre la motivación de los jueces para llegar a esta sentencia.

Una observación: fumarse un porro solo o con amigos en estado melancólico o divertido es una de las modalidades más difundida de esta vida contemporánea. Es una actividad personal que se hace con frecuencia en las casas de la Argentina –incluso en las moradas particulares de los jueces- o en cualquier ámbito reservado –incluso puede suceder en un despacho judicial-.

Eso parece haber reconocido, en parte, el Máximo Tribunal de Justicia con su promocionado fallo de despenalización de la toma de estupefacientes.

El problema –según el fallo de la Corte- es si esta actividad de consumo es exhibida ante ocasionales y desprevenidos testigos.  

Por eso la situación descripta magistralmente por Andrés Calamaro en su canción “Loco” podría ser tildada de ilegal ya que el personaje calamarezco podría ser penado por consumo de estupefacientes en la vía pública.

“Voy a salir a caminar solito sentarme en un parque a fumar un porrito y mirar a las palomas comer el pan que la gente les tira”, dice el primer verso de la canción de Calamaro.

Una versión modificada de esa expresión en un recital hizo que alguien lo demandara y terminara enjuiciado por apología del delito y que finalmente fue absuelto en 2005 en un proceso que duró 10 años. "Que linda noche para fumar un porrito", cantó Andrés frente a su público esa noche.

Ahora bien cualquiera de las situaciones mencionadas en las dos versiones de la frase de la canción -haya sido fumarse un porrito "en un parque" o hacerlo en una "linda noche" ante mucha gente-, según la sentencia de la Corte Suprema sería un delito del personaje principal de la historia de Calamaro.

Esta podría ser la versión adecuada para convertir en “legal” al Loco de Calamaro.

“No voy a salir a caminar solito voy a sentarme en mi cuarto a fumar un porrito y mirar por la tele a las palomas comer las migas que la gente les tira”.

Mirá el video de Loco

Opiniones (4)
24 de septiembre de 2017 | 19:07
5
ERROR
24 de septiembre de 2017 | 19:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. el nivel de esta nota. MUY flojo.
    4
  2. CHICOS METANSEN ADENTRO DE UN FRASCO PARA FUMAR,POR QUE SI CON ALGUIEN QUE NO TE LLEVAS TE VE O POR CASUALIDAD TE DENUNCIA FUISTE,DEBERIAN TOMAR LAS MISMA ACTITUD CON LOS QUE TOMAN DE TODO O FUMAN TABCO,POR QUE TENGO QUE IR AL CENTRO Y CENTARME AL LADO DE UNOS QUE ESTAN PASADO DE ALCOHOL,O POR DONDE VAS VES FUMANDO O TOMANDO Y ESO TAMBIEN MOLESTA SEÑORES.LA GENTE EN CURDA ES MAS PELIGROSA.
    3
  3. Fumate uno, fumate dos... Mientras los padres intentamos salvar a nuestros hijos de la brutalidad salvaje del neuro progresisimo, la Corte Suprema de Justicia nos pone fuera de la ley. Un comentario airado sobre este nuevo mamarracho judicial. Por Juan Carlos Sánchez Dodorico Mientras los padres intentamos salvar a nuestros hijos de la brutalidad salvaje del neuro progresisimo, la Corte Suprema de Justicia nos pone fuera de la ley. Un comentario airado sobre este nuevo mamarracho judicial. Por Juan Carlos Sánchez Dodorico Brutal, muy argentino, propio de esta Argentina hecha pedazos por el posmodernismo y el progresisimo K. Escapa a la estupidez humana, no por elevación, no por salto moral positivo sino al sumergirse en la discapacidad de la razón. Como padres estamos atentos y alarmados por el auge de la droga en la Argentina, porque en las escuelas se vende de todo, en las calles, en los boliches bailables, en los recitales de rock, en wiskerías. Es un negocio bárbaro que crece al amparo de delincuentes convencionales y otros que no lo son y que emergen de la exclusión y la pobreza. Va aparejado este incremento del consumo al de la prostitución, la violencia, el robo, la participación de menores cada vez más chicos en el delito, al juego %u201Cpara salvarse%u201D. Nos están dejando un país de mierda, de timba, de putas y de drogas. Un país del %u201Csálvese quien pueda%u201D, insolidario, individualista, vaciado de valores. Un país de odios y venganzas, de enfrentamientos entre hermanos, de discapacitados por desnutrición, de tristes que deambulan tensos por las calles temiendo su propio futuro, sin esperanzas, hoscos. Un país de fútbol gratis y choripán de bofe y harina con gorgojos. ¿Hasta cuándo? ¿Cuál es el probable resultado del fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación despenalizando el consumo? Quienes conocen del tema advierten que crecerá el número de adictos, de vendedores minoristas, de accidentes y hechos violentos, de padres desesperados y concorde con ello se incrementará el patrimonio de traficantes y políticos vinculados a los narcos. Así de simple. La Corte es funcional a la riqueza de los delincuentes. Da asco. Todo esto es consecuencia del desprecio por la vida humana. Si la vida de un pibe que vive en el útero materno no vale un pito tampoco vale la vida de un adolescente o de un anciano. Por eso el fallo de la Corte es coherente con la decadencia antropológica y política de la Argentina. La Corte es un espacio o instrumento de contagio de la enfermedad de la drogadicción. Es más peligrosa que un gran narco, que un cantautor que promueve el consumo, que un padre indiferente ante el flagelo. La Corte se contradice a sí misma cuando aduce defender la libertad e integridad de la persona humana (y de la familia) al facilitar la esclavitud de los adictos y de toda la sociedad que se ve inerme en su pelea contra los delincuentes narcos. La Corte se contradice a sí misma cuando dice que defiende la ley y que sus fallos la contemplan irrestrictamente pues al facilitar el consumo ignora que este solamente puede realizarse si hay quien delinque vendiendo drogas. La Corte acaba de pegarle una cachetada feroz a la comunidad nacional. Es cierto que penalizar a un enfermo no es elogiable, entonces, ¿hay que estimular la enfermedad y a quienes lucran con ella? ¿O hay que fijar reglas de juego claras que obliguen a los enfermos a intentar su curación? ¿La solución al problema es el dejá vú? Así nos vamos al carajo como nación y nos destruirán como pueblo. Esta es la Corte de Kirchner, la que reemplazó a aquella llamada %u201Ccomplaciente%u201D con el poder político; la Corte que nos vendieron como modelo de institución de justicia. Es la Corte kirchnerista, no lo olvidemos. Es la Corte que, caso único en el mundo normal y legal, rompió con preceptos de la justicia como ser la irretroactividad de la ley penal, el derecho a ser juzgado por el juez propio, la que avaló la derogación de leyes ya aplicadas y que habían producido el efecto positivo de alentar la pacificación de la Argentina y promover la reconciliación nacional, como se las de Obediencia Debida y Punto Final o los indultos. Es la Corte en la cual algunos de sus miembros no trepidan al adherir a los colectivos anormales de los proabortistas o los gay y lésbicos. Es más, hasta se enorgullecen de ello. ¿Por qué no adherir a la drogadicción también como derecho humano? ¿Cómo se hace para salir de esto? Y cuando logremos salir si lo logramos, ¿no será demasiado tarde? ¿Para cuántos argentinos será demasiado tarde? ¿Cuánto dolor nos costará? Siento impotencia y frustración. Estoy atado por la ley que no me defiende ni defiende a mis hijos sino a los narcos. Estoy frustrado porque aún no sacamos a patadas de sus sillones a estos espermicidas de la razón y la ética que impiden que se engendren ideas novedosas y positivas. Soy impotente ante la mentira, es diabólica, suena grata a los oídos, no es como la verdad que conmueve, que a veces duele, que disgusta. Lo que no quiero ser es sumiso. ¿Y vos? E-mail del autor zschez@yahoo.com.ar 26 Ago 09
    2
  4. no fue por este tema , fue por un come tario en un recital, que dijo " que buena noche para fumarse un porro" no demos vuelta las cosas "señores pseudosperiodistas"
    1
En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'