En la cárcel, se recordó al cura Jorge Contreras

Hubo un acto al que asistieron Mario Adaro y Jorge Nanclares. Se descubrió una placa, que, en uno de sus fragmentos, dice: “El luchador está presente, vivo entre nosotros, nos convoca y nos hace responsable de su vida”. A las 20, con presencia de Monseñor Arancibia, habrá una misa en el barrio La Gloria.

Un sencillo acto recordó a Jorge Contreras, el cura que se parecía a Dios. Es que hoy se cumple justamente un año de la desaparición del querido sacerdote que dejó un recuerdo perenne en Mendoza, apoyado en su trabajo, largo y constante, por los más desfavorecidos.

Roberto Juárez, emocionado, habló de su amigo y maestro.

Así, organizado por el Ministerio de Gobierno, en la figura de su titular, Mario Adaro, se llevó a cabo una ceremonia en la Penitenciaría Provincial, con el descubrimiento de una placa en la capilla de la cárcel y sentidas palabras a cargo del párroco del penal, Roberto Juárez, amigo y discípulo de Contreras.

Asistieron, además de Adaro, el titular de la Suprema Corte, Jorge Nanclares, el Procurador de la Corte, Rodolfo González, el presidente del ConFe, Juan Carlos Jaliff, el subsecretario de Justicia y Derechos Humanos, Sebastián Godoy Lemos, José Poquet, de la UCIM, y diversas autoridades penitenciarias.

Jorge Nanclares destacó la impronta de Contreras.

Además estuvieron presentes amigos, admiradores y colegas de Jorge, como Pablo Flores, Anita de Triviño, Carlos Flecha García, Graciela Cousinet, Ana Montenegro, Marcelino Altamirano y Pablo Alonso, entre muchos.

Fue Roberto Juárez quien, además de los salmos y oraciones del caso, se dedicó, con la emoción contenida, a recordar al querido cura.

Posteriormente, dijeron lo suyo Nanclares, un interno del Penal y finalmente Adaro.

Adaro rescató la dimensión de la tarea social del sacerdote.

Hoy a las 20, habrá una misa en su nombre en la capilla Virgen Peregrina, del barrio La Gloria, precedida por Monseñor José María Arancibia. Posteriormente, vecinos del barrio harán un homenaje al inolvidable Jorge Contreras.

La placa que se descubrió en la capilla del penal dice:

 “Cuando un luchador derrama su sangre, no solamente hace eso, sino que por sobre todo derrama espíritu sobre el universo. Queda el espíritu que es vivo, y queda como flotando y busca corazones donde aterrizar, busca corazones a quienes ungir. Nuestros corazones se hacen pistas de aterrizaje de un espíritu y no pista por fuera, sino por dentro. Se dejan ungir y entonces nos convertimos en responsables de la bandera de esos luchadores; es presencia viva de ellos. El luchador está presente, vivo entre nosotros, nos convoca y nos hace responsable de su vida”.

El inolvidable Jorge Contreras.

Opiniones (0)
23 de septiembre de 2017 | 22:45
1
ERROR
23 de septiembre de 2017 | 22:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'