Deportes

Jamaica gana el 4x100 pero Bolt se queda sin trilogía de récords

Se impuso hoy en el 4x100 del Mundial de atletismo de Berlín con un tiempo de 37,31 segundos, con lo que Usain Bolt se quedó sin repetir su trilogía de récords mundiales de los Juegos Olímpicos de Pekín.

Trinidad y Tobago se colgó la plata con un tiempo de 37,62 segundos, mientras que el bronce fue para Gran Bretaña con 38,02.

Todo estaba preparado para que el "relámpago" completara su obra maestra repitiendo su asombrosa actuación de Pekín 2008, pero el cuarteto formado por Steve Mullings, Michael Frater, Bolt y Asafa Powell se quedó a 21 centésimas de segundo del récord que ellos mismos establecieron en los Juegos, 37,10.

Quizá por eso el mismo Powell miró con cierta decepción el crono situado junto a la meta después de recorrer los últimos cien metros de la pista azul del Estadio Olímpico de Berlín, tras recibir el relevo del portento de la velocidad.

Bolt corrió el tercer tramo, en la segunda curva, donde el jueves construyó con una salida fulgurante el segundo de sus récords en Berlín, el de 200 metros.

No fue suficiente. Bolt se quedó a 21 centésimas de lograr algo legendario, eso que persigue desde que empezó a batir récords, hace algo menos de un año y medio.

En Berlín apuntó a su lista otras dos plusmarcas. El jueves logró el récord mundial de los 200 metros al imponerse en la final con un tiempo de 19,19 segundos, once centésimas menos que su anterior plusmarca.

Sólo cuatro días antes, el jamaicano había destrozado por la misma diferencia su propio récord de los 100 metros con un tiempo de 9,58 segundos.

Al igual que en Pekín, Bolt se irá de Berlín con tres medallas de oro colgadas del cuello, pero nadie pudo evitar en la grada un cierto halo de decepción cuando vio que la obra maestra quedaba incompleta.

Bolt está convencido de que el récord del mundo de los 100 metros puede seguir reduciéndose. "Los 9,4 son posibles", aseguró. Lo que no se atrevió a decir es si será él quien lo logre. Pero, ¿quién si no?

Con 23 años recién cumplidos, el velocista tiene aún muchos años por delante para seguir realizando proezas. Después de destrozar las marcas del sprint, los 400 metros parecen estar esperándole. Y allí otro récord imposible: los 43,18 segundos del estadounidense Michael Johnson.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|09:41
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|09:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016