Deportes

Mirá otra exhibición de Bolt, que rompió el récord mundial en los 200 metros

El jamaiquino agigantó su leyenda al conseguir hoy su segundo oro en los Mundiales de atletismo de Berlín al ganar los 200 metros con nuevo récord del mundo, con un tiempo de 19.19.

El "extraterrestre" jamaiquino Usain Bolt volvió a lograr hoy un nuevo récord de otro mundo en los 200 metros al rebajar su propia marca a 19,19 segundos en la final del Mundial de atletismo de Berlín.

La medalla de plata fue para el panameño Alonso Edward, que paró el crono en 19,81, su mejor marca personal. El bronce se lo quedó el estadounidense Wallace Spearmon con 19,85.

Muy por delante, sin embargo, estaba Bolt, que ya a la salida de la curva aventajaba por metros a sus rivales. En la recta, sin nadie a la vista, apretó mirando únicamente el cronómetro junto a la meta, empujado por más de 60.000 almas en el Estadio Olímpico.

El jamaicano vio un 19,20 en el reloj y sonrió, sacó incluso la lengua mientras señalaba su nuevo récord. Ya ese crono era inconcebible, pero además la medición se corrigió segundos más tarde una centísima más abajo: 19,19.

Nada menos que once centésimas menos que su anterior récord, los 19,30 que había logrado en los Juegos de Pekín 2008. Bolt había repetido la misma jugada que el domingo en los 100 metros.

El jamaicano asombró al mundo hace cuatro días al dejar la plusmarca mundial del hectómetro en 9,58 segundos, justamente once centésimas menos que la anterior marca, los 9,69 que él mismo había establecido en Pekín.

En la capital china, Bolt presentó la "premiere" de su singular "show": ganar las medallas de oro en 100, 200 y 4x100 metros y hacerlo además con tres récords mundiales. En Berlín, el jamaicano lleva camino de ofrecer una segunda versión mejorada.

Tras su récord en los 100 metros, la ministra de Deporte de Jamaica, Olivia Grange, calificó a su compatriota de "extraterrestre". "Para Usain no existen límites", dijo la política.

Bolt, sin embargo, prefirió hoy compararse con la mascota del Mundial. En su estilo relajado y "cool", bromeando con sus rivales, el jamaicano se presentó en los tacos de salida con una camiseta en la que se leía "Ich bin ein Berlino" (Soy un Berlino).

Risas, muecas y el gesto de la ola, el jamaicano ofreció todo su repertorio al público de Berlín, que hoy sí llenó las gradas del Olímpico, justo antes de agacharse para recorrer los 200 metros más veloces de la historia.

Hubo un salida nula, pero no importó. La temperatura era perfecta, cercana a los 30 grados, uno de los días más calurosos del año en Berlín, y nada iba a desconcentrar al recordman mundial.

Ni siquiera necesitó de la presencia del estadounidense Tyson Gay, el hombre que debía estimularle para bajar de los 19,30 y que renunció por molestias en la ingle tras su plata en los 100 metros.

Bolt rompió en Pekín una marca que parecía eterna, los 19,32 que el estadounidense Michael Johnson había establecido en Atlanta en 1996. Pero hoy dejó en los libros un tiempo que hace preguntarse si será posible bajar de los 19 segundos.

Johnson creía que no sería fácil bajar de los 19,30. Veía cansado al jamaicano. "Pero cada vez que Usain Bolt está sobre la pista un récord es posible", advirtió.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|09:07
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|09:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016