Caso Bolognezi: los imputados incurrieron en varias contradicciones

En la segunda jornada del juicio que se desarrolla en San Martín declararon los acusados Pérez y Abdo Girala. Ambos se contradijeron respecto de anteriores declaraciones. Quedó confirmado que Girala tenía extraños vínculos con la Policía y Pérez dijo que al joven lo mató otra persona. Mirá un video.

En la segunda jornada del juicio por el crimen de José Luis Bolognezi en San Martín, los dos acusados incurrieron en contradicciones en sus declaraciones ante el tribunal. En el caso de Abdo Girala, la contradicción puede ser clave en el proceso judicial.

Girala es el procesado que cometió el desliz más grave esta mañana. Ese posible "error" en su declaración será importante en el desenlace del juicio, de acuerdo al criterio del abogado de la familia de la víctima, Alfredo Guevara.

Girala es hijo de un importante empresario del Este y es juzgado junto a Carlos “Metralleta” Pérez por la muerte violenta del joven, ocurrida el 14 de septiembre de 2002. 

El letrado resaltó que “el imputado Abdo Girala primero dijo ahora, en la audiencia de debate, que nunca se había hecho pasar por compañero de Funes -el policía que luego del hecho dirigió una investigación con recursos del mismo Girala- . Luego señaló lo que había declarado con anterioridad: que él se hacía pasar por compañero de trabajo del policía”, apuntó.

La contradicción aludida por Guevara, la tercera en la que cae Girala durante la audiencia que se realiza en una sala del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de San Martín, se produjo cerca de las 10:45 de hoy.

En ese momento Guevara solicitó que constara “en acta” la respuesta brindada por el imputado: dijo que nunca se había hecho pasar por compañero de trabajo de Funes e inmediatamente se procedió a dar lectura a una declaración anterior del acusado.

En dicha declaración, Girala había expresado que le había prestado un auto, Fiat Duna color blanco, por tres o cuatro semanas a Funes y eso sucedía cada dos o tres días, cuando lo solicitaba para avanzar en la investigación.

También consta en esa declaración anterior que sólo Funes cada tanto lo informaba que la declaración iba bien y que le había facilitado un número de teléfono por el cual debía hablar con una tal Juany y que para hablar con ella debía decir que era compañero del policía.

Fue allí que el tribunal le recordó a Girala lo que dijo al respecto: “Yo lo llamé y me dijo que la investigación iba bien”, consta en la declaración.

Acto seguido, al ser requerido por el presidente del tribunal, Pedro Bernardo Carrizo, para que explicara la contradicción, Girala sostuvo que no recordaba y que “puede ser que haya sido la única vez que me haya hecho pasar por el compañero de Funes”, apuntó.

Dicho esto, nuevamente Guevara insistió: “¿Ahora lo recuerda?”. A lo que Girala volvió a responder que “no muy bien”.

Las anteriores contradicciones no fueron tan importantes para el proceso y se refirieron al momento que inició una relación sentimental con una chica del este de apellido Paredes y a que la noche del 14 de setiembre de 2002 antes había dicho que le había abierto la puerta de su casa su madre y hoy que al llegar ese día a su hogar que no había nadie levantado.

Al inicio de su declaración, pasadas las 9:10, Girala, declaró que nunca tuvo relación alguna con José Luis Bolognezi, lo mismo que luego dijo Carlos “Metralleta” Pérez.

“Metralleta” Pérez y su versión del autor del crimen

Tal como lo hiciera en declaraciones anteriores, el segundo acusado en el caso Bolognezi, Carlos “Metralleta” Pérez, declaró hoy jueves que, según se había enterado cuando estuvo preso, el autor del hecho fue “el Bocón Leal”, un hombre que había vivido en asentamiento inestable conocido como la Horqueta. Una villa que recientemente fue levantada por el intendente Omar Gimenez.

Con voz afónica, por momentos muy ronca, y en todo momento tomando con su mano izquierda la diestra que le quedó casi inmovilizada y tullida luego del incidente que tuvo hace unos meses con un abogado en San Martín de quien recibió un disparo en la cabeza, Pérez sostuvo ante el tribunal que tomó conocimiento que se lo involucraba con el crimen “a los seis o siete meses” de ocurrido el hecho.

Luego apuntó que “cuando estaba preso comencé a investigar, a través de gente que estaba presa y que en esa época estaba en la calle”. Fue entonces que recordó que un tal Bocón Leal le había pegado a José Luis Bolognezi, culpándolo del homicidio que se investiga.

Al momento de describir un contacto que tuvo con Leal, luego de salir en libertad, Pérez incurrió en una contradicción respecto a una declaración anterior, detalle sobre el que hizo hincapié Guevara.

El episodio sucedió cerca de las 11:30, cuando primero Pérez contó que estuvo con Leal cuando estaba entrenando nuevamente para volver al boxeo y que el visitarlo lo increpó achacándole que lo “había mandado en cana”, dijo. Y agregó que cuando lo denunció a Leal como autor del crimen “tuve que estar custodiado por la Policía como 15 o 20 días, porque temía por mis hijos”, apuntó.

En ese momento Guevara marcó la contradicción y, luego de que constara en acta la declaración, se procedió a leer la declaración anterior en la que Pérez había dicho que en una oportunidad “a los dos o tres meses –antes de ser detenido- fue al boliche mío”. Que en esa oportunidad Leal le pidió unos fernet y que le había ventilado que –a Bolognezi- la habían pegado “un par de cachetazos” y que se había muerto solo.

Antes Pérez había declarado que la noche anterior a la madrugada cuando se produjo el homicidio, él con su familia había asistido a un festival de box, invitado especialmente por el entonces director de deportes de la Municipalidad de San Martín, Cristian Etem, confirmó.

Que cerca de las “dos o dos y media” se había ido a acostar y que recién al otro día vio, “cerca de las ocho y media, cuando pasé por la calle Moyano, mucha gente”, a la altura donde fue encontrado el cuerpo sin vida de Bolognezi.

“Como estaban parando el tránsito, bajé la ventanilla y alguien me dijo que parecía que habían encontrado el cuerpo de alguien muerto”, detalló.

Luego explicó que pasó a buscar a un conocido para realizar trabajos en el boliche al que hizo alusión en la declaración primigenia a la que aludió cuando contó sobre su encuentro con Leal, de quien no aportó mayores detalles.

La declaración del hermano de José Luis

El final de la segunda jornada de debate estuvo signada por la declaración de Dante Bolognezi, el hermano de José Luis, quien contó su versión de los hechos y de algunos aprietes que habría sufrido por tratar de investigar por iniciativa propia sobre la muerte de su familiar.

El juicio proseguirá el lunes a partir de las 9 en la sala de audiencias que se ha improvisado en la ciudad de San Martín, frente a la Cámara del Crimen donde se tramitan todos los expedientes del caso.

Opiniones (2)
13 de diciembre de 2017 | 19:53
3
ERROR
13 de diciembre de 2017 | 19:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. PUEDE Q ENCUENTREN LOS CULPABLES PERO CON ESA CARATULA NO VA A HAVER JUSTICIA...COMO UN ASESINATO SE PUEDE PAGAR CON APENAS 2 A 6 AÑOS DE PRISION
    2
  2. Ha sido y es un caso confuso ,pero que podria aclararse si no hubiera tantos testigos que mienten Ojala que pueda llegarse a la verdad. El pueblo de San Martin puede encontrar la verdad
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho