Deportes

En Sudáfrica se molestan y afirman que Semenya "es una mujer"

Maphuthi Sekgala, abuela de la deportista que compite en el Mundial de Atletismo, sintetizó con sencillez el debate planteado por los éxitos deportivos de la que es una tímida muchacha de un pequeño pueblo sudafricano.

"Dicen que es un hombre, pero no lo es".

Maphuthi Sekgala, abuela de Caster Semenya, sintetizó con sencillez el debate planteado por los éxitos deportivos de la que es una tímida muchacha de un pequeño pueblo sudafricano.

Semenya está enorgulleciendo a Sudáfrica, que se despertó molesta hoy por la polémica en torno a cuál es su verdadero sexo.

Ganadora en la noche del miércoles del oro en los 800 metros de los Mundiales de atletismo de Berlín, la sudafricana de 18 años está protagonizando un ascenso tan meteórico como controvertido.

La Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) confirmó el miércoles que está realizando pruebas para verificar el sexo de Semenya, que impresiona por su físico y su voz, de tintes masculinos.

"Me llamó (tras las pruebas clasificatorias) y me dijo que ellos piensan que es un hombre. ¿Qué puedo hacer cuando dicen que es un hombre si yo sé que no lo es? Dios hizo que tenga la apariencia que tiene", insistió la abuela de Semenya al diario sudafricano "The Times".

"Sé que es una mujer. Yo misma la crié".

Sekgala dijo que Semenya, originaria del pequeño poblado rural de Ga-Masehlong, estuvo marcada desde joven por su apariencia masculina y jugó como única mujer en el equipo de fútbol de su pueblo.

"Si las burlas la herían se lo guardaba, no mostraba lo que sentía", relató la abuela de la atleta.

Dorcus Semenya, madre de la campeona mundial, aseguró no estar preocupada por el asunto.

"La gente puede decir lo que quiera, pero la verdad triunfará: mi hija es una mujer. No estoy preocupada por estas cosas", dijo al diario "The Star".

"Si vas a mi pueblo natal y le preguntas a mis vecinos the dirán que Mokgadi (Caster Semenya) es una niña. Ellos lo saben porque ayudaron a criarla".

Dorcus Semenya aseguró que en torno al caso hay celos por el apoyo que su hija recibió en la escuela secundaria y en la universidad, así como por parte del gobierno y del Congreso Nacional Africano (CNA), el partido mayoritario del gobierno.

"Llamamos a todos los sudafricanos a encolumnarse tras nuestra chica de oro y a dejar de lado cualquier negativa o pregunta sin sustento acerca de su género", dijo el CNA en un comunicado.

La madre de Semenya, de 50 años, estaba en la localidad de Seshego, en el interior del país, preparándose para una prueba como cuidadora de ancianos. Para ver correr a su hija debió encontrar un hotel que ofreciera televisión satelital.

"Le gustaba medirse con los chicos, y les ganaba en la mayoría de los entrenamientos. Eso la motivaba mucho, porque le permitía partir de un nivel superior a la hora de enfrentar a mujeres", explicó Michael Feme, entrenador de Semenya en la Universidad de Pretoria, a "The Times".

Semenya emergió casi de de la nada hace tres semanas con una marca de 1:56,72 minutos. En la final del miércoles marcó 1:55,45 para aventajar por una inédita diferencia a la keniana Janeth Jepkosgei (1:57,90), defensora del título, y a la británica Jennifer Meadows (1:57,93).

La federación sudafricana de atletismo no ve razones para dudar de Semenya, que en 2008 mejoró su marca personal en casi nueve segundos.

"¿Por qué ahora?", dijo Leonard Chuene, presidente de la federación, recordando que Semenya había tenido buenos resultados antes del Mundial.

"¿Puede tener que ver con que no se esperaba una actuación tan buena en su primera cita internacional de importancia?", añadió, mientras Semenya callaba: prefirió alejarse del ruido de los medios para disfrutar el oro que cuelga de su cuello.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (1)
4 de Diciembre de 2016|23:57
2
ERROR
4 de Diciembre de 2016|23:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. DEJEN AL PIBE ESTE CORRER EN PAZ!
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016