Lectura sobre los escritores y el poder a través de Leopoldo Lugones

El libro "Leopoldo Lugones", de la periodista Cristina Mucci, propone una lectura doble en la que la biografía del célebre hombre que anunció "la hora de la espada" se entrevera con un análisis paralelo sobre los escritores y el poder. La autora delinea con precisión el esquivo perfil de Lugones, quien llegó a Buenos Aires desde Córdoba con once pesos en el bolsillo y que terminó siendo un político y escritor superior en el país.

"Según la ensayista María Pía López, con el suicidio de Lugones (1874-1938) se agotó un modo de ser del escritor argentino, aquel que desde los próceres de Mayo aunaba de modo indisoluble la literatura y la política", apunta Mucci en el prólogo del libro, recién publicado por Ediciones B.

"Efectivamente, los escritores tienen un rol distintivo en los comienzos de la Argentina, con su actuación tuvieron mucho de fundacional", desde Moreno, Castelli o Belgrano hasta integrantes de la generación del 37, que fueron autores de las primeras obras clásicas de la literatura como "El matadero" de Echeverría o "Facundo", de Sarmiento.

La idea de poner en foco a los escritores y su relación con la política apareció ya comenzado el libro: "Me atraía su figura contradictoria y la forma en que muere Lugones, yo había escrito una biografía de Marta Lynch y el itinerario, salvando las distancias, es parecido", remarca Mucci y recuerda el idéntico final de Horacio Quiroga y Alfonsina Storni.

La autora delinea con precisión el esquivo perfil de Lugones, quien llegó a Buenos Aires desde Córdoba con once pesos en el bolsillo.

Desde la primaria había dado muestra de sus dotes extraordinarias y en la gran ciudad no tardó en unirse al grupo socialista integrado por José Ingenieros y Roberto Payró, entre otros.

Sin embargo no tardó en romper con el positivismo y el racionalismo iluminista y "se convirtió en un ferviente lector de textos de esoterismo, astrología, magia, alquimia y religiones orientales", advierte Mucci.

Esa combinación entre saber delirante y mensaje imperativo "es una de las características básicas de Lugones, es el fundamento de sus concepciones ideológicas", resume Ricardo Piglia, citado por la autora.

Luego vendrá su deslumbramiento con el general Julio A. Roca, su nombramiento en la Inspección General de Enseñanza Media, cargo que le permitió recorrer todo el país y su adhesión a la candidatura de Manuel Quintana, lo que le valió las críticas de los socialistas y del Partido Radical.

Con la vista puesta en el Centenario, Lugones escribió cuatro textos ("Prometeo", "Didáctica", "Odas seculares" y "Piedras Liminares") en un intento "por fundar una tradición nacional", subraya Mucci.

"Fue el ideólogo de la revolución del 30 y fracasa. Imagina un nuevo sujeto político que es el ejército, con todas las consecuencias que tuvo. Escribe el manifiesto revolucionario del 6 de septiembre y cuando asume Uriburu no lo llaman más. Ahí empieza su decadencia", dice la autora de "Voces de la cultura argentina", "La señora Lynch", "Divina Beatrice", "La gran burguesa" y "Pensar la Argentina".

A partir de Lugones, Mucci describe "al intelectual que siempre quiere acercarse a la política, sobrevuela por todos los sectores del poder y acompaña el pensamiento fluctuante de la época. Después se mata. No todos los escritores tuvieron ese sino, pero muchos se fascinaron con el poder de turno".

"Me di cuenta que me servía de disparador para pensar este tema, por eso decidí trascender su figura, aunque su vida en sí misma es apasionante, en sus contradicciones, en sus cambios", perfila la periodista.

Mucci menciona al escritor Mempo Giardinelli quien sostiene que durante el frondizismo "se incubó una idea desdichada que luego la dictadura trabajó a conciencia: de los intelectuales hay que desconfiar, son peligrosos, por algo será, los intelectuales son de café, de izquierda o de mierda".

Para la autora, "hay culpas compartidas. Los intelectuales también se han equivocado, hay momentos fantásticos y otros horrorosos, pero hay que incorporar la cultura y la educación como políticas de Estado".

El día de su nacimiento -un 13 de junio- se celebra el día del escritor.

"Es un emblema, aunque muchos quieren modificar esta conmemoración, pero por ahora Lugones es el prototipo del escritor. Sería un tema a discutir", desliza la periodista.
¿Qué sentís?
50%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza50%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|22:07
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|22:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016