Deportes

Eduardo Yanzón: "El hockey es una escuela de vida"

El director técnico de Obras Mendoza abrió las puertas de su casa para hablar de su equipo. Sin titubeos, el entrenador del campeón del Apertura se refirió a los hombres de su equipo como "seres impecables".

Eduardo Yanzón inició su actividad en el hockey sobre césped en 1971. Con una trayectoria excelente y una adecuada experiencia, su plantel se convirtió en el campeón del Torneo Apertura de Caballeros.

En una charla exclusiva con MDZ, el adiestrador de los “Diablitos Rojos” contó sobre su trayectoria y habló del “orgullo que siente luego de la vuelta olímpica de sus jugadores”.

Con un carácter de “padre de sus chicos” y una humildad sorprendente, éstas fueron las palabras del feliz entrenador:

Las malas lenguas

“El año pasado escuche dos o tres comentarios medios ácidos sobre mí. Desde el año 71 estoy con el hockey. Hace 38 años que estamos trabajando en esto y el deporte siempre ha existido, no soy novato en esto, no me dejo llevar por los comentarios”.

Un Obras Mendoza a pulmón

“Dentro de uno siempre esta el alimentar su propio ego y puedo decir que disfruté ver a mis jugadores dando la vuelta olímpica porque son un grupo espectacular que con mucho sacrificio y muy pocas cosas (una cancha de ladrillo que no está en las mejores condiciones, con solo cuatro luminarias). No le hecho la culpa al club pero somos concientes que este es el resultado de una situación general de mediocridad y no podemos pedir demasiado”.

Siguió comentando al respecto: “Hay veces que tenemos problemas con la lluvia y terminamos entrenando en una canchita de básquet que nos prestan. Mis jugadores tienen diferentes horarios y entre que uno espera al otro, empezamos a entrenar a las 22.30 o a las 23 hs, en invierno esto es muy duro”.

Para finalizar respecto a este tema, comentó: “Todo esto es la cuota de sacrificio atravesada que hoy nos regala un gran premio que merecemos por haberlo hecho todo a pulmón y con mucho sacrificio”.

El inicio de la era Yanzón en el club de Benegas
 
“Me vinieron a buscar el año pasado para que les de una mano. Básicamente no les pude decir que no. Primero porque jugaba mi hijo y segundo, porque a todos los niños que participan ahora del plantel superior los he visto crecer, no me podía negar. Estaba en la encrucijada, mi señora me apoyó mucho para tomar la desición”.

Continuó diciendo sobre este tema: “Veía muy grande la brecha de edades, 55 años míos, con los “indios” en la cancha peleando. De todas formas me encanta lo que hago, yo estoy hecho para tratar con jóvenes. No tengo problemas de adaptación, en seguida puedo trabajar donde me indiquen”.

Y luego agregó: “El año pasado, Obras estaba en un período de adaptación. En el actual, subieron muchos chicos de quinta división y el plantel se fue definiendo. El trabajo que tengo en el equipo es amalgamar la diferencia de edad que existe y sujetar a los más jóvenes".

"Por suerte se armó un grupo muy lindo. En la familia se sembró hockey y el sueño es que todos puedan jugar, desde el sobrino hasta la novia y el yerno”.

Julio Alonso, un arquero especial

“Julio Alonso es un orgullo muy grande. Es un hombre tan especial, es distinto a todo el mundo. Yo digo que para ser arquero hay que “ser loco”, pero no se lo digo fuerte porque yo en mis inicios del hockey jugué en ese puesto".

"El es muy sensible, es muy adaptable, cuando hubieron problemas yo me encargué de que jugara y siguiera con el deporte que tanto ama. Se apoyó mucho en mí, porque le dije que volvería a ser parte del grupo”.

Y remató sobre el arquero: “Este “tipo” es un “extraterrestre”. Es como el algodón., se me pegotea, anda conmigo, es un hombre espectacular y yo lo aprecio mucho”.

Y su hijo Rodrigo Yanzón…

“Él provoca mucho entusiasmo. Esta mal que yo lo diga, pero lo siento así. El único partido que Rodrigo no jugó fue contra Andino, Obras perdió. No está presente y se pierde el corazón, falta algo y se nota mucho”.

Para reafirmar la definición sobre su hijo acotó: “Ese es un tema que voy preparando también porque en un momento determinado el emprenderá su camino, tengo que separar el tema porque estos chicos son fanáticos, no está Rodrigo y falta la mitad del equipo. No creo que en el hockey haya alguien que no lo quiera, cosa que muy a la larga me pasa a mí”.

Para terminar de agregar sobre este instante comentó: “Ayer me puso muy contento porque hubo mucha gente que se arrimó a saludar, a algunas hacía tiempo no las veía, sin embargo, estuvieron ahí, todo esto me sorprendió. Encontramos el tinte que debe tener el jockey”.

¿Padre o entrenador?

“Asumo las dos funciones. La edad que poseen algunos de los jugadores es conflictiva, siempre tienen algún problema. En esta sociedad de separaciones y conflictos en las familias hay que estar ahí al lado, me gusta, los meto bajo el ala y que no me los toquen porque se pudre todo”.

El secreto del campeón

“Lo mejor son los jugadores que cumplen una función primordial dentro de la cancha. Al hablar de eso, me refiero a un Nico Eguren, Nico Aostri, Guille Barbeito, José Aguilera y en un escaloncito menor está Juani López que es fundamental y tiene un muy buen manejo de la bocha”.

Y prosiguió comentando sobre sus muchachos: “Otro que marca la diferencia es Andrés Pol, cuando él ordena y se para en el medio, se ve su labor, cuenta con una capacidad técnica envidiable y sobre todas las cosas es muy inteligente”.

“En el fondo, Rodrigo Yanzón y Alejandro Marchetti aportan experiencia, sumado a la tranquilidad que depositan en sus compañeros, son los que todo el tiempo están alentando”.

“Por último,  Julio Alonso y su inspiración resultaron ser el pilar más importante con el que contamos a lo largo del campeonato”.

Las cosas que se vieron mal y hay que corregir

“Principalmente, es el equilibrio en el temperamento de los 17 años. Hay que compatibilizar el abismo generacional de los jugadores.  He logrado cero agresiones, no insultos pero hay que seguir trabajando, sobre todo en la conducta y en el juego con los árbitros. Estos chicos son sangre y a correr, es muy difícil poder definirles una personalidad y establecer límites”.

El papel de la Asociación mendocina de Hockey

“La asociación nos ha ayudado, somos un equipo donde todos trabajan y estudian y se hace muy duro a veces. También hemos recibido ayuda en el tema de las cuotas del derecho de jugador y nos han dado más tiempo para pagar”.

La prensa

“El papel de los periodistas es  muy importante, porque un chico que esta todo el día en la calle o sentado en la computadora, en lugar de ver rugby o escuchar todo fútbol, se fija en los equipos que salen en el diario”.

Y siguió opinando al respecto: “ El tema de que Obras salga todos los días en los medios de comunicación es clave, porque los jóvenes terminan interesándose por la institución que está en el mayor momento de furor”..

El mensaje del campeón

“Sigamos así, creo que estamos en la senda correcta. Algún día perderemos, otro ganaremos, será parte del accidente del juego”.

Para rematar diciendo: “Hay que seguir con la misma filosofía. Nosotros cuando empezamos llamamos al hockey como una escuela de vida y todo tiene que pasar por ahí. El compañerismo, la amistad, el brindarse son los valores, para este grupo que se lo inculco día a día y para todos los demás clubes”.

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|00:26
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|00:26
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic