Deportes

Según un sondeo, demasiado fútbol distrae y reduce la productividad

Llevar la camiseta de un equipo de fútbol en el lugar de trabajo o abarrotar la oficina con fotos de un club favorito puede llegar a "dañar" las perspectivas laborales de un empleado, según los datos divulgados por una agencia británica.

Una encuesta realizada entre 900 gerentes de empresa hace pensar que los trabajadores podrían llegar a tener problemas si apoyaran de forma manifiesta a su equipo de fútbol en su entorno laboral, y sobre todo, si éste difiriera del de su jefe.

La agencia de empleo TheLadders.co.uk, que opera por internet, advierte de que mostrar de forma pública un interés particular por un equipo de fútbol podría ocasionar "distracción" y "reducir la productividad" entre los empleados.

Por contra, apoyar el mismo club que un superior se podría traducir eventualmente en una promoción laboral.

El gerente de la mencionada firma, Derek Pilcher, indica que demostrar "un interés saludable por el fútbol puede contribuir a crear buen ambiente con sus colegas de trabajo y los superiores. Es una buena forma de fomentar las relaciones personales".

"Si el jefe apoya el mismo equipo, está bien que se origine un poquito de discusión aunque es bueno andarse con cuidado y no llevarlo a los extremos", señala Pilcher.

Según este responsable, "demasiadas charlas sobre fútbol pueden ocasionar distracciones y reducir la productividad".

Este gerente observa además que "más de cinco minutos de conversación sobre un partido de fútbol podría llevar a tus superiores a pensar que no eres serio con tu trabajo".
Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|01:30
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|01:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic