Operarse la nariz ya no requiere cirugía

Es posible gracias a un procedimiento cosmético que ha comenzado a extenderse en Reino Unido, aunque se originó en Brasil. Consiste en la introducción de una masilla especial. Los resultados son visibles en 10 minutos. Es una práctica más económica y rápida que la cirugía. Pueden darse efectos adversos en el 18% de los casos.

Para retocarse la nariz ya no es necesario pasar por el quirófano. Eso sí, sólo en caso de que el 'problema' esté en la forma y no en el tamaño. Un nuevo procedimiento cosmético permite, mediante la introducción de una especie de masilla, corregir la forma de la nariz sin necesidad de bisturí y con resultados visibles en tan sólo 10 minutos.

La intervención, que sólo se lleva a cabo en clínicas especializadas, consiste en la inyección de una masilla cosmética, junto a un gel anestésico, en áreas clave alrededor de la nariz. De esta forma, se va 'moldeando' la nueva forma. Por ello se trata de un procedimiento apto para corregir la forma pero en ningún caso el tamaño.

En tan sólo un minuto queda inyectada la masilla requerida, aunque la anestesia ha de aplicarse entre 15 a 20 minutos antes de la intervención. No se produce apenas moratón, en la mayoría de los casos, y el efecto de la anestesia se pasa al cabo de una hora, aproximadamente.

Esta novedosa práctica, como informan dede la web de Daily Mail, ha empezado a extenderse en algunas clínicas de Reino Unido, donde se estima que cerca de unas 1.000 personas se han sometido ya a la nueva intervención.

Supone una alternativa, además, para todos aquellos que no deseen recurrir a la rinoplastia, considerada por algunos expertos una de las intervenciones de estética más delicadas. Siendo también una opción mucho más económica.

El precio de esta práctica ronda las 300 libras (unos 350 euros), mientras que la cirugía supone un coste cercano a las 3.500 libras (unos 4.000 euros). El hecho de que los resultados sean visibles en 10 minutos es también un aliciente, considerando, además, los seis meses de recuperación necesarios en la rinoplastia.

La masilla utilizada es de un tipo especial, dermatológicamente testada y ya utilizada en otras zonas del rostro. Es el caso del Restylane o del Juvederm, consistentes en una combinación de ácido hialurónico y agua.

El método, de momento, sólo ha llegado al Reino Unido, donde era utilizado en un principio para corregir la forma de la nariz de muchos deportistas, que sufren lesiones en esa zona con frecuencia.

Efectos adversos

Aparte de las ventajas y facilidades con respecto a la cirugía, es importante considerar, antes de decidirse por esta práctica, cuáles son los posibles efectos adversos.

Esta intervención, que se originó en Brasil hace 7 años, puede provocar hemorragias, 'aflojamiento' del cartílago o cicatrices, en un 18% de los casos.

Los médicos recomiendan optar por esta práctica sólo cuando se trate de someterse a sutiles retoques en la forma, pero nunca si se trata de alguna intervención más drástica, para lo que se recomienda, en todo caso, la cirugía.
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 16:17
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 16:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes