Deportes

Se cumplen cinco años del mejor doble del básquet argentino

El 15 de agosto de 2004, Argentina perdía con Serbia y Montenegro por un tanto en el debut de los Juegos Olímpicos de Atenas. Pero Ginóbili entró en la historia grande con una jugada fantástica. Mirá los videos.

Atenas, 15 de agosto de 2004. Argentina perdía en su debut en el básquet olímpico por un tanto ante Serbia y Montenegro, cuando faltaban pocos segundo para el final del encuentro. Pero Emanuel Ginóbili tomó la pelota, y realizó el milagro con una jugada que pasó a la historia como la mejor del básquet nacional.

"Argentina lo perdía 82 a 81 y buscaba un milagro, una jugada que en el 80% de los casos no sale porque hay que tirar bajo presión y desde lugares muy difíciles. Los europeos salieron a tapar la salida de los sudamericanos para obligarlos al error en el pase largo", recuerda el sitio mundobasquet.

"Sin embargo Argentina pudo salir con Montecchia que ya había ubicado a Ginobili dentro de los 6, 25 metros, lanzó un pase preciso que Manu no quería desaprovechar. Por eso en un movimiento rápido y poco normal dio un salto yendo hacia atrás con su cuerpo, logrando así evitar la tapa que le quería imponer su marcador, luego lanzó en dirección al aro cuando el reloj marcaba que donde el balón caía el encuentro terminaba", agregó.

"La precisión de aquel tiro fue increíble, porque entró dándoles la victoria a los sudamericanos y generando la alegría de todo el equipo que enseguida formó una montaña humana sobre Ginobili para festejar el partido y el gran punto que acababa de convertir", concluye el artículo.

Reviví los últimos minutos del histórico partido, con la gran definición de Ginóbili.

El relato de jugada en inglés.

Así lo vivieron los relatores de la TV española.



El propio protagonista de la jugada contó sus sensaciones al diario deportivo Olé.

- ¿La mejor jugada de tu carrera?

- Lejos. Por lo que significaba. Por no dar revancha. A veces metés un doble y le dejás tres segundos al rival, ya te cambia la sensación. El hecho de que el partido se haya terminado con la pelota en el aire fue espectacular. En un Juegos Olímpico y contra Serbia... Con todo lo que había pasado dos años antes. Eso fue un tremendo plus. No habrá ninguno igual. No habrá ninguno.

- ¿Qué se siente que se siga hablando de ese doble?

- Ahora lo veo seguido en la publicidad. Y todavía me pone los pelos de punta. Si perdíamos los partidos siguientes, pasaba inadvertido y quedaba como una anécdota. Es el símbolo del oro olímpico. Un momento único.

Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|03:27
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|03:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic