La médica que estaba prófuga por la venta de bebés se presentó ante la Justicia

Silvia Lorenzo, la médica que dirigía la clínica donde se hacían abortos y se vendían bebés, llegó esta noche junto a su abogado, Oscar Dimas Agüero, a la Fiscalía de Delitos Complejos. Fue imputada y quedó detenida en contraventores.

Silvia Irene Lorenzo, la médica que dirigía la clínica clandestina en Guaymallén donde se realizaban abortos y se comercializaban recien nacidos, se presentó voluntariamente ante la Justicia en últimas horas de la tarde de este viernes e inmediatamente quedó detenida por orden del fiscal Daniel Carniello.

Lorenzo se encontraba prófuga desde el allanamiento ocurrido la semana pasada y que desmembró la organización. La mujer se abstuvo de declarar, pero quedó imputada por Carniello por asociación ilícita y supresión y suposición del estado civil y de la identidad. El fiscal especial ordenó que quedará alojada en Contraventores.  

Al momento de ingresar a la Fiscalía, lo hizo acompañada de su abogado, Oscar Dimas Agüero.

En los últimos días, tras las detenciones de personas vinculadas a esta organización delicitiva, se especulaba con que podría entregarse. Sin embargo, esta posibilidad se atrasaba ya que la médica especulaba con no quedar detenida en los calabozos donde se encuentra en estos momentos.

Según se supo, Lorenzo -de 55 años- trabajaba como auditora en el Hospital Militar, aunque las autoridades del nosocomio ubicado en el Parque San Martín se desligaron del asunto y aclararon que desde 2008 estaba de licencia por "enfermedad de tratamiento prolongado". 

La organización que aparentemente encabezaba fue desarticulada el sábado pasado. Se trataba de una red que no sólo se dedicaba a efectuar abortos, sino que también realizaban tráfico de recién nacidos en una clínica clandestina en calle Sarmiento de Guaymallén y que vendían en otros provincias.

En el allanamiento, tres mujeres resultaron detenidas y hasta se recuperaron bebés que pronto serían comercializados. Lorenzo vivía al lado de la clínica, pero alcanzó a escapar a tiempo.

En la semana, un policía que sería pareja de la mujer se entregó por su propia voluntad ante las autoridades. Otra de las detenciones que se produjo fue en San Rafael, cuando un médico "trucho" fue interceptado por la policía en el marco de la investigación. Se hacía llamar "Dr. Moya".   

Según pudo saber MDZ, cada recién nacido habría sido vendido a 20 mil pesos, de acuerdo con los datos que recabaron los investigadores.  

Opiniones (0)
24 de septiembre de 2017 | 15:32
1
ERROR
24 de septiembre de 2017 | 15:32
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'