Deportes

EEUU enfrenta el Mundial en Berlín inspirado en Jesse Owens

El equipo de atletismo de Estados Unidos está listo para redimirse de los Juegos Olímpicos de Pekín y espera seguir los pasos de la leyenda afroamericana Jesse Owens en campeonatos mundiales. "Quiero seguir sus pasos.

Allyson Felix, campeona mundial de los 200 metros, estuvo de acuerdo: "Esto es un honor y definitivamente un privilegio. Jesse Owens preparó el terreno para nosotros. Él es un modelo a imitar".

El poderoso equipo estadounidense competirá en el mismo estadio Olímpico en el que Owens ganó cuatro medallas de oro en 1936, en unos Juegos políticamente cargados. Las camisetas de los atletas tienen impresas las iniciales de Owens.

El Mundial de atletismo de Berlín, que comienza mañana, se realiza un año después de que Estados Unidos tuviera que conformarse con un resultado mediocre para su estándar, con siete medallas de oro, nueve de plata y siete de bronce. Sólo el jamaicano Usain Bolt ganó cinco sprints y seis medallas de oro.

Ahora los entrenadores Harvey Glance y Chandra Cheeseborough quieren acercar otra vez al equipo hacia el resultado del Mundial de 2007 en Osaka, que dejó 14 preseas de oro, cuatro de plata y ocho de bronce.

"Queremos conservar el título como nación número uno en el campo y en la pista cuando dejemos Berlín. Tenemos el talento para que se haga realidad", insistió Glance, un velocista de los años 1970.

Tyson Gay confía en que podrá darle lucha a Bolt, incluso si se requiere un récord mundial para conseguir el oro.

"Un tiempo de 9,6 es muy alcanzable. Ese es mi objetivo. Quiero ganar y al mismo tiempo correr rápido. Él ha mostrado lo que puede hacer. Yo no he mostrado todo mi talento aún", afirmó Gay.

   Gay, defensor del título, llega a Berlín como líder en los rankings mundiales con 9,77 segundos en la recta y 19,58 en el doble hectómetro. Sin embargo, Bolt está muy cerca (9,79 y 19,59) y sus marcas las logró además en condiciones de frío y lluvia, quizá las que se encuentre en la capital alemana.

Merritt y el triple campeón Jeremy Wariner reeditarán su batalla en los 400 metros, la campeona olímpica Stephanie Brown Trafton espera derrotar a la estrella local Franka Dietzsch en disco, y Bernhard Lagat espera que su pobre actuación en Pekín sea sólo un recuerdo y ganar el título en 1.500 y 5.000 metros.

Y está el ex campeón mundial en salto largo Dwight Phillips, que en caso de ganar recibirá la medalla de la nieta de Owen Merlene Dortch y de Kai Long, el hijo de Luz Long, el rival alemán de Owen en 1936.

Después del fracaso en Pekín, la Federación Estadounidense de Atletismo (USTAF) reorganizó sus estructuras y mejoró la comunicación en varios niveles.

Esto también afectó a los equipos de relevo, que siempre mantuvieron muy alto el orgullo estadounidense. La caída del testigo durante la competencia, tanto masculina como femenina, fue el punto culminante del desastre en Pekín.

Mientras nadie discute que Estados Unidos tiene cuatro y más corredores que pueden participar por una medalla de oro, el aspecto mental sí requirió algún trabajo suplementario.

"Trabajamos sobre todo el aspecto mental" como cuestión más importante "para trabajar y curarse", dijo Glance.
Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|05:08
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|05:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic