Tres escritoras argentinas opinan sobre la narrativa actual

Se trata de Mariana Enríquez, Samanta Schweblin y Sonia Budassi. Las tres escritoras además de tener sus propios libros publicados, participaron en los últimos años en diferentes antologías de jóvenes narradores dedicadas a diversas temáticas, como los 90, el sexo, los barrios o el más reciente sobre peronismo, presentadas en casi todos los casos como "la nueva narrativa argentina".

Las antologías, la denominada nueva narrativa argentina, las temáticas más abordadas por los nuevos creadores y la cuestión del género fueron algunos de los temas que debatieron anoche las escritoras Mariana Enríquez, Samanta Schweblin y Sonia Budassi, en una charla realizada en la porteña librería Eterna Cadencia.

Las tres escritoras además de tener sus propios libros publicados, participaron en los últimos años en diferentes antologías de jóvenes narradores dedicadas a diversas temáticas, como los 90, el sexo, los barrios o el más reciente sobre peronismo, presentadas en casi todos los casos como "la nueva narrativa argentina".

"Siempre hubo nuevas generaciones, la novedad no pasa por ahí. Existe una costumbre de elogiar un proyecto por sus características más superficiales, pero habría que hacer una lectura mas fina", opinó Budassi, autora del libro de relatos "Los domingos son para dormir" y otro de crónicas "Mujeres de Dios".

"Hay mucho prejuicio, gente que cree que los mejores narradores de esta generación están en esas antologías y los que opinan todo lo contrario.. y algunas de las antologías plantean una postura concreta frente al campo cultural", agregó la también editora de Tamarisco.
 
¿Cómo afecta la visión del otro, tanto en críticas como en elogios? preguntó Patricio Zunini, moderador del encuentro: "En el momento de escribir no existe, pero en serio. Es un momento muy íntimo y muy genuino el de la escritura", señaló Schweblin, quien obtuvo el Premio Casa de las Américas por su último libro de cuentos, "Pájaros en la boca".

"No se puede pensar en el lector y soy de leer poco lo que dicen pero ese afuera puede ser muy prejuicioso. Cuando te tratan de `nena boba`... Dicen que una usa mucho la subjetividad pero si lo hace un hombre `es sensible`", disparó Enríquez, entre risas del público.

En esta denominada charla de "literatura femenina" fue inevitable el tema de los prejuicios con respecto al género, para lo que Schweblin contó: "Más de una vez, como `elogio`, me han dicho que mis cuentos no parecen escritos por una mujer".

"Creo que nos pasa lo mismo que le pasa a una neurocirujana, que los pacientes no se quieren operar, o a una piloto de avión, que los pasajeros se quieren bajar, no es algo que nos pase solo a nosotras escritoras", apuntó Enríquez, autora de "Bajar es lo peor" y "Cómo desaparecer completamente".

Sobre las temáticas más abordadas por los escritores hoy, Schweblin opinó que "eso es súper personal. Quizás los escritores de hoy coincidimos en la `a`, somos `apolíticos` y `atemáticos`, `a` todo, dijo la autora de "El núcleo del disturbio", Premio Fondo Nacional de las Artes y Premio Nacional Haroldo Conti. 

"No sé si es tan así -terció Budassi- un escritor debe tener una sensibilidad frente a ciertas problemáticas y pareciera que no está bien eso; yo me siento distanciada de esa postura -como se dice- `posmoderna`. Creo que no existe la neutralidad. Es una falsa dicotomía entre la novela que trabaja con el lenguaje y las que la hacen con la realidad".

"Hay como una moda -coincidió Enríquez- de que el realismo social no está críticamente bien recibido. Experimentar con el lenguaje está bien pero es una postura que no me resulta sincera. Hay un desprestigio de la novela política y social", sostuvo.
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic