Escritora chilena  cree que redes en internet generan comunicación irreal

Carla Guelfenbein cree que la saturación de artilugios electrónicos y redes sociales en internet no hacen sino crear una ilusión de comunicación que no es real. La autora, en "El resto es silencio", analiza el complejo universo de la palabra y el silencio. Tras estudiar en Gran Bretaña biología y diseño y trabajar durante años en esto, decidió centrarse en exclusiva en la escritura.

La escritora chilena Carla Guelfenbein, de visita en Argentina para presentar una nueva novela, cree que la saturación de artilugios electrónicos y redes sociales en internet no hacen sino crear una ilusión de comunicación que no es real.

Guelfenbein (Santiago de Chile, 1976) explora en su tercera novela, "El resto es silencio", el complejo universo de la palabra y el silencio, que tienen "esa doble función de acercar y alejar (a las personas), de erigir muros cuando uno se oculta tras ellos, pero a la vez de acercar cuando son verdaderos", aseguró hoy en una entrevista con Efe.

La imposibilidad de comunicarse es para Guelfenbein "algo atávico del hombre, forma parte de las limitaciones intrínsecas del lenguaje".

"Pero ahora se ve potenciado por estar rodeados de artilugios y miles de amigos en las redes sociales que hace que tengamos la ilusión de estar comunicados, e impide buscar el verdadero contacto, el físico, de mirarse a los ojos, de escucharse la voz, de estar juntos en definitiva", sostuvo.

En la historia se entrelazan tres miradas diferentes, la de una mujer, un hombre y un niño, pero es ésta última la que se impone sobre todas las demás y la que le ha abierto a la autora "infinitas posibilidades literarias" y le ha permitido "explorar mundos a los que un adulto jamás habría llegado".

"Es increíble la vastedad del mundo que se puede experimentar a través de la voz de un niño", como es el caso de Tommy, un chico de 12 años que sufre una cardiopatía "que le ha hecho desarrollar una sensibilidad muy especial de introspección y una observación del mundo muy profunda que lo lleva a tener una lucidez más grande que los adultos", apuntó Guelfenbein.

Tras el éxito cosechado con "El revés del alma", novela con la que se introdujo en el universo femenino, y con "La mujer de mi vida", protagonizada por una voz masculina, Guelfenbein concluyó con su tercer libro que "todos tienen una parte de hombre, de mujer y de niño".

"En este libro busco llegar con agudeza a las preguntas, con profundidad, al fondo de ese magma interno, donde se están quemando las brasas, ese lugar confuso donde nos movemos casi a ciegas, que es donde nos encontramos todos", afirmó.

Tras estudiar en Gran Bretaña biología y diseño, actividad a la que se dedicó durante años, Guelfenbein decidió centrarse en exclusiva en la escritura, ya que para ella la literatura es "un gran bolsón donde entra toda la vida", y en el que puede desarrollar todos sus intereses.

En la actualidad se encuentra en plena gira de presentación de la novela, que tras su paso por España la ha llevado a Uruguay, para luego aterrizar en Buenos Aires, Argentina.

Posteriormente, viajará a Colombia y México, donde cerrará la gira que espera continuar el próximo año cuando la obra se haya traducido al francés, inglés, alemán y, probablemente, portugués y holandés.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|09:43
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|09:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016