El precio del petróleo en llamas

Una semana atrás los analistas pronosticaban que el barril de crudo alcanzaría los 100 dólares en 2008, pero las alzas de los últimos días permiten pensar que el récord podría batirse ya la semana próxima.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de "light sweet crude" para entrega en diciembre ganó el viernes 4,40 dólares a 95,93 dólares, un nuevo récord de cierre. En sesión alcanzó 96,05 dólares, acercándose a su récord absoluto de 96,24 dólares registrado el 31 de octubre.

En Londres el barril de Brent alcanzó un récord histórico en 92,21 dólares en sesión y subió 2,36 dólares en relación al jueves a 92,08 dólares, su nuevo récord de cierre.

Desde el 11 de octubre, los precios del petróleo subieron unos 12 dólares, tanto en Nueva York como en Londres.

"La barra de los 100 dólares no resistirá por largo tiempo", estimó John Kilduff, analista de MF Global, agregando que "la única interrogante ahora es hasta dónde llegará esta disparada".

Por otra parte, el precio de la canasta de 12 crudos mundiales que sirve de referencia a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) alcanzó el jueves el nivel récord de 87,61 dólares el barril.

El precio de la canasta OPEP sirve de referencia al cartel para establecer su política de producción, y había superado por primera vez la barrera de los 80 dólares el barril el 17 de octubre.

Los precios del petróleo se duplicaron desde enero de 2006. Esta tendencia es alimentada por una combinación de factores no coyunturales: una demanda mundial muy alta, refinerías que no pueden seguir el ritmo de la demanda y un entorno geopolítico inestable en las regiones productoras.

"No veo por qué los precios iban a bajar, si asistimos a un crecimiento de la demanda, esencialmente fuera de los grandes países consumidores, y a una reducción de las reservas", dijo el presidente de la compañía estatal brasileña Petrobras, José Sergio Gabrielli, a la AFP días atrás. Además "hay muchos factores geopolíticos que afectan al comportamiento del mercado", agregó.

Por ejemplo, las nuevas sanciones impuestas por Estados Unidos a Irán, cuarto productor mundial, la amenaza turca de entrar en territorio iraquí para combatir a los rebeldes kurdos y los ataques contra instalaciones petroleras en Nigeria.

A todo ello hay que añadir otras inquietudes a corto plazo, como la caída de las reservas petroleras estadounidenses al aproximarse el invierno boreal, época de alto consumo de combustible, principalmente para calefacción.

La "situación general sugiere que el dólar seguirá vulnerable", estimó por su parte Gavin Friend, economista de Commerzbank.

A los europeos un euro fuerte -que el viernes alcanzó 1,4528 dólares- les permite contener la factura petrolera pero también afecta las exportaciones, con lo que eso supone para el crecimiento económico.

Para Estados Unidos, que consume una cuarta parte de la producción mundial de crudo, los precios del petróleo son una pesada carga para una economía ya debilitada por la crisis de los préstamos inmobiliarios a riesgo.

China, cuyos índices de crecimiento de dos cifras impulsan a la economía mundial, empieza a sufrir la carestía del petróleo. Así, el gobierno chino, que subvenciona el carburante, tuvo que aumentar sus precios 8% el jueves.

Al final, lo que podría detener esa tendencia al alza es una reacción en cadena: los altos precios del petróleo presentan un riesgo inflacionario que debería disuadir a las autoridades económicas estadounidenses de bajar nuevamente las tasas de interés, contribuyendo así a un fortalecimiento del dólar.

A corto plazo, los operadores ven aproximarse el umbral de los 100 dólares. "Los protagonistas del sector consideran que eso es un hecho y
que ocurrirá tarde o temprano", dijo Harry Tchilinguirian, analista de BNP Paribas el jueves.

"Un nuevo acontecimiento en Oriente Medio o la interrupción de la producción en otro sitio" propulsarían el precio del crudo por encima de esa barrera simbólica, agregó.

El escalón de los 100 dólares "estimamos será franqueado en dos semanas como máximo", concordó Mike Fitzpatrick, analista de MF Global.

El récord absoluto del crudo, alcanzado en abril de 1980, un año después del triunfo de la Revolución islámica en Irán, se situaría en 101,70 dólares si se ajusta con la inflación, según Ben Tscocanos, analista de Standard and Poors.
Opiniones (0)
25 de noviembre de 2017 | 02:50
1
ERROR
25 de noviembre de 2017 | 02:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia