Deportes

San Lorenzo y Huracán empataron 1 a 1 en el duelo del barrio

El equipo de Ramón Díaz perdió la última chance de pelear el campeonato justo contra su rival de siempre, en un clásico que no se jugaba desde hace cinco años. Se disputó en el Nuevo Gasómetro.

San Lorenzo y Huracán igualaron 1-1, en un mal partido de fútbol, jugado este domingo en el Nuevo Gasómetro. Jonathan Bottinelli puso en ventaja al local, pero igualó Paolo Goltz. Los dos goles fueron convertidos en la primera etapa y ambos de cabeza. Sobre el final del encuentro fue expulsado Diego Rivero.

Desde el vestuario comenzó a ganar San Lorenzo, porque cuando los equipos no habían llegado a acomodarse llegó un córner para el equipo de Boedo, desde el sector izquierdo de su ataque, que ejecutó Aureliano Torres y entrenando por el punto del penal apareció la cabeza de Jonathan Bottinelli para marcar el primer gol del partido.

Está claro que esto cayó como un balde de agua fría para todo Huracán, jugadores, cuerpo técnico e hinchas, porque desde el arranque los de Boedo le tiraban sobre la cabeza todo el historial, porque San Lorenzo le lleva 30 partidos de ventaja a su rival de toda la vida.

De todos modos, Huracán ensayó un intento de reacción, pero careció de profundidad, por lo cual, sus embates hacia el arco defendido por Agustín Orión en la primera mitad del partido no provocaron lo que ellos deseaban.

Cuando no llegaba a jugarse media hora de partido, el conjunto local se dedicó a dejar correr el reloj, pero resignando prácticamente las chances de atacar, a pesar de que la sensación de todos en el Nuevo Gasómetro era que podría liquidar el clásico en el momento que se lo propusiera.

San Lorenzo se quedó tanto, que cuando nadie lo esperaba, porque el partido era decididamente mal jugado apareció la cabeza de Paolo Goltz, quien convirtió su primer gol en la máxima categoría del fútbol argentino para establecer el 1-1 parcial, aprovechando que inexplicablemente Daniel Bilos lo dejó sin marcar dentro del área.

En el arranque de la segunda etapa todo pareció cambiar, porque a los tres minutos tuvo el gol Bilos, luego de una maniobra individual, pero su remate no pudo vulnerar a un seguro Marcelo Barovero.

Pero enseguida contestó Huracán, con un remate preciso de Cristian Sánchez Prette, que con mucho esfuerzo Orión envió al córner con un manotazo salvador.

Ese comienzo electrizante se fue convirtiendo, con el correr de los minutos, en un espejismo, porque luego de semejante arranque ilusorio todo se transformó en aburrimiento, mal juego y sin llegadas claras de gol.

Por esta situación Ramón Díaz decidió “meter toda la carne en el asador” mandando a la cancha a Gastón Fernández y Bernardo Romeo, buscando una victoria que lo deje con vida al menos una fecha más en el torneo.

San Lorenzo buscó, pero no tuvo ideas y por eso sufrió este empate como una derrota y por eso Huracán lo terminó festejando como un triunfo, pese a que la igualdad final fue lo más justo para un mal partido de fúitbol.
Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|05:08
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|05:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic