Los silencios que fogonean el tráfico de niños

No se puede estar pariendo y vendiendo niños sin que haya una cadena de complicidades. Tampoco se puede ser cómplice si, filosóficamente, no se está de acuerdo con este tipo de "negocios macabros". El caso de Guaymallén podría transformarse, si la sociedad y el Estado así lo deciden, en una bisagra.

No existe el derecho a ser padres, sino la posibilidad de serlo, o no.

Los hijos, en cambio, sí tienen todo el derecho a conocer a sus padres biológicos y a ser criados por ellos. Ese derecho es inalienable y el Estado tiene la obligación de protegerlo: convenciones internacionales y la legislación argentina así lo establecen taxativamente al hablar del “interés superior del niño”, entre otras cosas.

El dolor de no poder ser padres no encuentra, muchas veces, el consuelo necesario en las leyes. Es que un niño no es una mercancía que se puede obtener de acuerdo a los indicadores de la oferta y la demanda.

Los vericuetos legales para adoptar son meandrosos. Un poco porque es necesario que así sea (no se le puede “entregar” un niño en condiciones de adaptabilidad a cualquiera) y otro poco por ineficacia del Estado, que no logra ordenar el registro de adoptantes o, por lo menos, darles contención a padres desesperados.

Nada, sin embargo, es argumento de suficiente peso como para justificar que un niño sea vendido o comprado.

Compra y venta de bebés, a la vuelta de tu casa

La dimensión de la noticia difundida esta semana en Mendoza es inconmensurable: en una esquina por la que miles de personas pasan por día, en el corazón de Guaymallén, vendían niños.

Se trata de esas cosas que todos saben que pasan, pero que pocas veces se logra diferenciar el mito de la realidad. Es un asunto tan escabroso que parece imposible que sea verdad.

La historia argentina acredita una dura experiencia en apropiación de niños. ¿La dictadura inventó una forma de “conseguir hijos” o instituyó, como parte del terrorismo de Estado, una práctica corriente?

Hay silencios en los que la propia sociedad se sumerge, otorgándole espacio a prácticas perversas como las que ocurren ante nuestros ojos.

En el caso que nos conmueve por estos días entran a tallar otros elementos:

No se trata sólo de apropiación, sino de que hay gente que es capaz de poner en venta a su propio hijo y de familiares que le rodean que consienten la transacción.

Compro/vendo. Hay intermediarios con la capacidad suficiente para surfear sobre la ley, la dignidad y la ética. El detonante encontrado en Guaymallén puede ser la punta de un ovillo de un verdadero “mercado”, de cuya existencia siempre se sospechó, pero que resultó difícil comprobar.

Los álguienes enredados. Para que un niño sea vendido y comprado alguien debió parirlo, alguien atender ese parto. Alguien más lo ofreció y muchos “álguienes” se pasaron la bola. Alguien aceptó hacerlo. Para ello, alguien le extendió un certificado de nacido vivo que permitió que algún funcionario del Estado lo inscribiera en el registro civil. No es uno sólo quien debe caer, si se pretende desarticular el “negocio”.

Buenudos y cómplices. Amplios sectores de la sociedad, entre quienes, obviamente, habría que incluir a médicos, vecinas, madres, padres, hijas e hijos, pero también jueces, policías y funcionarios, legisladores y, por qué no, periodistas, sostienen: “Va a estar mejor con esta familia que con la propia”. Así no más, “buenudos”, dejan que el “negocio” funcione. No sólo “clasean” a la sociedad, señalando a los pobres como “malos” y a los más pudientes, en tanto, como “mejores”. Sino que privan a niños de su derecho más básico, como es el de crecer junto a sus padres y hermanos.

Lo tengo; no lo quiero. Surge nuevamente un debate silenciado: el de los embarazos no deseados, en donde la hipocresía social y gubernamental, sumado al peso de los dogmas, impiden discutir con seriedad el tema del aborto. Queda al descubierto la necesidad de hablar de estos temas en voz alta: para sacar dudas a gente que desconoce del tema, para alertar a posibles testigos, pero fundamentalmente para educar a padres, madres e hijos en temas en los que, evidentemente, ha faltado instrucción.

Lo quiero; no lo tengo. Es importante que el Estado y las obras sociales en general tome cartas en el asunto cuando los padres no pueden tener hijos y faciliten los tratamientos que lo faciliten. Pero también para preparar a esas parejas ante tamaña situación y evitar que caigan en el descontrol de la búsqueda a cómo dé lugar de un hijo.

Los hay; nadie los quiere. También empieza a flotar una verdad dolorosa: decenas de chicos que están en condiciones de ser adoptados no encuentran hogar. Son demasiado grandes, muy morochos, algunos tienen defectos congénitos, otros tienen problemas adquiridos, traumas mentales o físicos. No hay quiénes les den un hogar. Aunque lo esperan igual que el resto. Y quedan condenados a ser “criados” por sucesivos desconocidos que trabajan en instituciones públicas o privadas, a ser separados de hermanos y condenados a no saber quiénes son, en realidad.

Tenemos que hablar

Duele, conmueve, revuelve las entrañas. Es un tema jodido del que nuestras abuelas ya decían que no había que hablar. Pero nuestros silencios empujan a lo macabro. Así ha pasado y sigue pasando. Pasará hasta que nuestra vocación justificadora y cómplice pase.

(*) Gabriel Conte es editor de MDZ.

Opiniones (2)
19 de agosto de 2017 | 10:42
3
ERROR
19 de agosto de 2017 | 10:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. MENDOZA FUE DESPERTADA POR UN CACHETAZO!!
    EL TRAFICO DE NIÑOS EN MENDOZA ERA VOX POPULI VOX DEI, TODO SE HACIA POR AMOR, SEGURAMENTE DESDE EL ESTADO ALGUNOS FUNCIONARIOS QUE YA NO ESTÁN EN LA TIERRA EMPEZARON CON ESTA PRACTICA,COMO EL BB NACIDO VA A CRECER EN UN HOGAR HUMILDE, EL ABORTO LOS HACIAN LOS QUE TENIAN PLATA, PERO LOS 90 LLEGARON LA HISTORIA CAMBIO, LOS PRIMEROS QUE SE CAMBIARON LAS PRACTICAS FUERON LOS QUE HACIAN ABORTOS, LAS CHICAS ANTES PAGABAN Y AHORA LE PAGAN PARA CUIDAR EL BB Y DESPUES COLOCARLO, PERO ESO NO PASABA EN MENDOZA QUE ES RICA, LIMPIA Y DE UNA TRADICION FAMILIAR QUE EL RESTO DE PAIS ENVIDABA. DE LA ADOPCION NO SE HABLA, NO SE AGENDA COMO POLITICA DE ESTADO, SILENCIO DE RADIO. PERO CUANDO UNO EMPIEZA EL CAMINO SE ABREN PUERTAS Y SE VE LA MENDOZA REAL, TODAS LAS FAMILIAS SABIAN Y ERA UN TEMA COMUN, PERO TE TRATABAN DE LOCO SI QUERIAS HABLAR QUE EL NIÑO ERA SUJETO DE DERECHO Y EL DAÑO QUE LE PRODUCIA PSICOLOGIAMENTE. DESPUES VINO LA DICTADURA Y LOS NIÑOS TAMBIEN FUERON OBJETOS DE LOS MILITARES, Y TODOS TE DECIAN COMO EL NIÑO VA A CRECER EN UNA FAMILIA DE GUERRILLEROS, Y ASI LA HISTORIA CONTINUA...AHORA ESTAMOS EN EL SIGLO XXl y RELACIONAMOS ADOPCION CON POBREZA Y NO ES ASI. PERO COMO SE HA GRABADO A FUEGO, TODAVÍA NO ESTA EN LA AGENDA DE NADIE. SOLO TENEMOS A LOS PERIODISTAS QUE NOS AYUDAN A DIFUNDIR. MUCHOS NO TENEMOS LA CAPACIDAD DE INVESTIGA, PERO SI DE HACER PREVENCIÓN A LAS PAREJAS QUE QUIEREN ADOPTAR. YA EL NORTE NOS CHACO,SANTIAGO DEL ESTERO, MISIONES.ESTA EN LAS HERA, GUAYMALLEN, LAVALLE Y EN MENDOZA. GRACIAS AMIGOS PERIODISTAS QUE SE JUEGAN EN DARNOS UN ESPACIO. SIEMPRE RECUERDO A LA MADRE DE PLAZA DE MAYO PIDIENDOLE POR SUS HIOS A LOS PERIODISTAS, NOSOTROS ESTAMOS EN LA MISAMA SITUACIÓN. PENSEMOS EN LOS NIÑOS, ELLOS SON PRESENTES Y FUTURO, PERO SI LE ROBAN LA IDENTIDAD , NUNCA VAN CERRA EL PASADO. DESDE BLOG FAMILIA,ADOPCION Y DERECHOS DEL NIÑO AGRADECEMOS A TODOS.YA SABEMOS QUE NO ESTAMOS SOLOS EN ESTA PREDICA. NO APROPIEMOS-ADOPTEMOS. CERREMOS FIÑAS CONTRA ESTE FLAGELO.
    2
  2. Estoy de acuerdo con casi todo lo que dice. Pero no entiendo lo de los DOGMAS. Qué tienen que ver los dogmas con el aborto??????? El aborto el HOMICIDIO AGRAVADO POR ALEVOSÍA, por mas que la ley penal diga otra cosa. Esto es por la politica criminal que un estado adopta. Una posible solución para aquellos irresponsables que pretenden evadir sus responsabilidades matando a un inocente, es que el estado los asista en su embarazo y luego, inmediatamente los entreguen en adopción a los mas de 1000 aspirantes que hay en lista de espera por casi 5 años en el Registro Unico de Adopciones. ¿Porqué quieren prohibir la muerte de un perro y permitir la muerte de un ser humano? Y este señor que escribe habla de dogmas? Qué esconde detras de esta campaña? Sería bueno que hable sobre esto, ya que tanto quiere hablar...
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial