Publican tres libros galardonados con el premio de poesía "Olga Orozco"

Son de Eugenio Mandrini, primer premio, Gigliola Zecchin y María Malusardi. El primero fue publicado por la editorial Colihue, mientras que las obras finalistas fueron editadas por Paradiso (la de Zecchin) y por Alción (la de Malusardi). El jurado, de lujo, estuvo en integrado por los poetas Antonio Gamoneda de España, el chileno Gonzalo Rojas y los argentinos Juan Gelman y Jorge Boccanera. Declaraciones de los ganadores.

Tres libros galardonados  con el Premio de poesía "Olga Orozco", acaban de ser publicados en  Buenos Aires: "Conejos en la nieve" de Eugenio Mandrini, que ocupó  el primer lugar y dos obras que resultaron finalistas: "In  movimiento" de Gigliola Zecchin y "Trilogía de la tristeza" de  María Malusardi.

El primer premio fue publicado por la editorial Colihue,  mientras que las obras finalistas fueron editadas por Paradiso (la  de Zecchin) y por Alción (la de Malusardi) 

El concurso convocado por la Universidad Nacional de San  Martín a través de su revista Nómada y la Cátedra Abierta de  Poesía Latinoamericana lleva el nombre de Olga Orozco en homenaje  a la poeta argentina. 

El jurado del certamen, fallado en 2008, estuvo en integrado por los poetas Antonio Gamoneda de España, el chileno Gonzalo Rojas y los argentinos Juan Gelman y Jorge Boccanera.

El premio, abierto a libros inéditos de poetas de habla castellana, reunió a casi 800 participantes que enviaron su trabajo desde prácticamente de 18 países de América, y de Israel, Gran Bretaña, Suecia, España, Alemania y Suiza.

De Mandrini -poeta, guionista de historietas, autor de los libros "Campo de apariciones" y "Criaturas de los bosques de papel"- dice el poeta chileno Gonzalo Rojas en el prólogo: "Me gusta este libro, que le dijo adiós a la fanfarria verbal y a las viejas trampas vanguarderas y al humorismo facilón".

Agrega Rojas, que ofició de jurado: "Reconozco en Mandrini a un veedor de Mundo, de esos que ya no hay o ya no quedan: frescor expresivo singularísimo, rigor y gracia en cada uno de los textos. A cada instante me fascina ese manejo único de un idioma español que casi no es de este mundo, libérrimo, limpio, noble".

Sobre una herramienta recurrente en su poesía, el martilleo de las preguntas, asegura el autor de "Conejos en la nieve": "De niño he sido martillado por mi padre, de grande martille a mi hijo. El amor hizo lo mismo conmigo, y yo con él. Ni hablar de los martilleos dados y recibidos cada vez que me detuve a sobrevivir".

En su libro se cruzan diferentes lenguajes: del pasaje lírico a la narrativa, de la imagen restallante al pasaje reflexivo. Asegura Mandrini que ello obedece a su "voracidad ecléctica de lectura y al hecho irracional de negarme a publicar durante décadas. Curiosa mixtura, que me permitió escribir novela, cuento, guión de historieta, poema y (hoy) micro ficción".

Se percibe en "Conejos en la nieve" una búsqueda del interlocutor, una urgencia por comunicar, una demanda de diálogo "Creo ser un buen y variado dialogante pero en la poesía mi interlocutor es tan brumoso que he terminado por ser yo él mismo,  con otras voces y mascaras".

Por su parte Gigliola Zecchin, autora de "In movimento" y de otros títulos como "Paese", "Arte povera" y "La piedra de la paciencia", sitúa su hacer en: "La necesidad de no soltar las raíces, esa pequeña ciudad amurallada donde vi la luz del 'mattino' en un diciembre cubierto de nieve. Los recuerdos de la infancia atraviesan mis sueños todavía y en ellos busco las caricias que no recibí" 

En un texto de contratapa Boccanera, también jurado del "Olga Orozco" sostiene que: "El orden secreto de lo cotidiano y el eros de la nostalgia, son las marcas de esta poesía que elude lo enfático y se afirma en una economía de lenguaje".

Al respecto señala Zecchin: "Me basta con pensar en la velocidad con la que fluye mi sangre, ese recorrido demente que nos sostiene con vida. En el misterio del aire que se convierte en palabras que nos atan a otros destinos y que nos libran de la soledad, para que la poesía encuentre su cauce".

Entre los pliegues de "In movimento" asoman versos en italiano, la lengua madre de Zecchin, ¿se reconoce la poeta entre los paisajes de la memoria de Cuasimodo y la textura de sombras de Ungaretti?: "Por alguna razón se me impone, siempre, el paisaje, pero un paisaje metafísico, despojado que me obliga a economizar palabras. En cuanto a Ungaretti allí está, en esa misma brevedad oscura y lacónica". 

Sobre el papel de la mirada, lo visual, lo entrevisto, en su poesía, Zecchin sostiene: "Mi educación sentimental está marcada por el rigor el miedo y la alegría; extraña combinación. Me gustan las rendijas (de la vida) por las que se puede mirar sin ser vistos".

De su parte "Trilogía de la tristeza", de María Malusardi, alude a claustrofobia, a destino alambrado: "Diría que se habla 'desde' el encierro. El encierro, que es anterior, es el origen del poema, es la imposibilidad una vez más. Y sólo la poesía puede romper el alambrado, no los hombres .O más bien, los hombres a través de la poesía, de la creación". 

La atmósfera de libro, ¿es un "Auschwitz" que va más allá de una guerra y un tiempo específico, para representar las pérdidas, la sobrevivencia, "los muertos que vendrán"?: "Es así. Agregaría  que el hijo que está presente desde su ausencia, desde su inexistencia, en el yo poético, en el espacio íntimo del poema, confluye con la imposibilidad de sobrevivir en el campo de concentración"

Y agrega: "Auschwitz va más allá de Auschwitz. Y el dolor es, de tan extremo, imposible".

El lenguaje escueto de Malusardi parece aludir a un tiempo sin palabras: "Creo que cualquier poema, debe llegar a ese instante. Paradójicamente, la poesía es revelación, es el paroxismo del lenguaje sostenido en la fugacidad. Esta inversión de sentidos habla de la belleza que cabe en la revelación de lo imposible. Desde esta perspectiva intento hacer poesía", finaliza Malusardi.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|16:41
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|16:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016