El traslado de los restos de Ceferino Namuncurá genera polémica entre devotos

Los pobladores bonaerenses de las localidades de Pedro Luro y Fortín Mercedes se oponen al traslado de los restos del beato, tal como lo dispusiera el Papa Benedicto XVI. La idea es que Ceferino Namuncurá repose en el mismo lugar donde reside su familia mapuche en Neuquén.

Las comunidades de Pedro Luro y Fortín Mercedes, en el sur de la provincia de Buenos Aires, decidieron movilizarse para impedir este miércoles el traslado de los restos del beato Ceferino Namuncurá a la localidad neuquina de San Ignacio, donde está asentada su familia mapuche, como dispuso el Papa Benedicto XVI.
  
Vecinos de ambos pueblos, ubicados a unos 120 kilómetros al sur de Bahía Blanca, se oponen a la medida resuelta por el Vaticano y la consideran un "despojo", después de que las cenizas de Namuncurá descansaran en el santuario de María Auxiliadora de Fortín Mercedes durante 85 años.
  
Los restos del beato, fallecido en Roma el 11 de mayo de 1905 acausa de tuberculosis a los 18 años, fueron repatriados en 1924 desde Italia y llevados al extremo sur del territorio bonaerense, donde quedaron a cargo de sacerdotes salesianos, pero ahora son reclamados por su familia.
  
"La causa de Ceferino surgió de Fortín Mercedes y para todos nosotros es un ejemplo de vida (...) Vamos a tratar de evitar por todos los medios que se lleven los restos el (próximo) miércoles", dijo a Noticias Argentinas José Luis Onorato, historiados aficionado de la localidad de Pedro Luro.
   
Se trata de un pueblo de unos 15 mil habitantes ubicado a tres kilómetros del santuario dedicado a María Auxiliadora, la patrona del Agro, donde se encuentra la urna con las cenizas de Ceferino, el "santito indio" a quien le rezan los enfermos de cáncer en busca de curación.
  
"Lo reclama la familia, que tiene sus derechos también. Pero ahora que es beato se lo quiere llevar, ahora que es famoso. Acá se lo cuidó, se lo veneró (...) Los familiares ni se acercaron a ver a Ceferino por más de 20 años", remarcó Onorato, que maneja una panadería en el pueblo.
  
La comunidad Namuncurá de la que era originario el joven laico salesiano de orígenes mapuches y criollos está asentada en San Ignacio, a 60 kilómetros de la localidad neuquina de Junín de los Andes, y solicitó a la Iglesia que los restos de Ceferino sean trasladados hasta allí.
  
El Papa Benedicto XVI otorgó luz verde al pedido de la familia del muchacho, nacido en 1886 en Chimpay, Río Negro (donde fue beatificado en noviembre de 2007), por lo que la urna con sus cenizas debería ser depositada en La Ruca, que quiere decir "casa capilla", en su idioma.
  
Está previsto que este miércoles a la mañana una comisiónespecial llegue a Fortín Mercedes -un sitio considerado como la frontera con la Patagonia a comienzos del siglo pasado- para encargarse del traslado, aunque los vecinos anunciaron que se movilizarán para impedirlo.
  
Además, los intendentes Raúl Mujica, de Villarino, y Ricardo Curetti, del vecino partido de Patagones, iniciaron gestiones con el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, en busca de colaboración y de frenar la mudanza.
  
"Todo lo que vamos a hacer es pacífico -aclaró Onorato-, pero queremos que Ceferino se quede un poco más para preparar (su partida) como corresponde. Esto estuvo muy mal manejado y hay mucha bronca en la gente, porque se resolvió entre gallos y medianoches", remarcó el vecino.
  
"El jueves pasado a lo noche nos avisaron del traslado y no nos dio tiempo a organizar nada. Lo bueno hubiera sido de otra manera, no en forma tan apresurada, para despedir a Ceferino con una misa, con una fiesta. Algo así es un golpe muy bajo para nosotros", agregó.
  
Onorato destacó que la comunidad de Pedro Luro se encuentra íntimamente relacionada con el complejo educativo salesiano de Fortín Mercedes y con la causa de Ceferino. "Existe una devoción, un cariño, un sentimiento, algo espiritual que hay que respetar", manifestó en diálogo telefónico con NA.
  
El historiador aficionado también indicó que los vecinos de ambas localidades no descartaban la posibilidad de presentar un recurso de amparo a fin de conservar la urna.
  
"Existen muchas versiones, se dicen muchas cosas, como que se lo llevan por dinero, porque la provincia de Neuquén quiere armar algo turístico en San Ignacio", completó Onorato.
Opiniones (1)
22 de agosto de 2017 | 02:56
2
ERROR
22 de agosto de 2017 | 02:56
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Es una verguenza que nos saquen la custodia de Ceferino, aqui lo veneramos durante 85 años, mientras muchos ni sabian que existia, que conveniente que ahora que lo beatificaron, se lo lleven para promocionar un lugar no? tan bajo hemos caido los seres humanos que ante cosas tan sagradas solo pensemos en el dinero ? por que hacer todo a escondidas privandonos de la despedida que nos hubiese gustado darle a Ceferino, pero no es un adios sino un hasta siempre el sabe donde esta la gente que siempre lo acompaño,lo venero y le agradecio las gracias concedidas. Luciana Alvarez, Pedro Luro , Pcia. Bs As
    1
En Imágenes